25 mayo 2016

EL SER DE ATACAMA

J.J.D.R.
Llevaba un tiempo rastreando la zona en busca de algún objeto que tuviera valor para su posterior venta y cerca de la iglesia abandonada de la Noria, algo pequeño, una figura extraña y semienterrada que aparecía envuelta en una prenda blanca y rodeada por una cinta color violeta hizo que aquel hombre, tras recogerlo y sostenerlo en la palma de su mano, se diese cuenta de inmediato que estaba ante un descubrimiento único que tendría un gran impacto social.

ATA el Ser de Atacama  Foto www.elpais.com.uy
Sobre la palma extendida de su mano reposaba un pequeño cuerpo de unos 15 centímetros de estatura cuyo esqueleto, el cual se definía perfectamente transparente a través de la piel renegrida que se pegaba a los huesos, exhibía lo que a priori podría identificarse como un diminuto ser antropomórfico en perfecto estado de conservación. Destacaba su cráneo, en el que dos grandes ojos rasgados, oscuros y vacíos, sobresalían de una cabeza ovalada, cónica, quizá demasiado grande para un cuerpo tan pequeño y en la que se podía apreciar una deformidad en su estructura, como una protuberancia o malformación en la parte más alta de su base craneal. Tenía extremidades superiores e inferiores perfectamente formadas, dedos en sus manos y pies así como unos diminutos dientes duros y afilados y un número de costillas distinto a lo esperado, ya que si los humanos tenemos doce pares, en el cuerpo del pequeño ser solo aparecían nueve. En apariencia, aquel ser que reposaba en su mano, tenía el aspecto de una diminuta momia cubierta de sarro cuyo aspecto inevitablemente evocaba la imagen icónica de un humanoide de ínfima estatura.

Foto www.euro-sone.com
El fenomenal hallazgo ocurrió el 19 de octubre del año 2003 en el desierto de Atacama (Chile), en la localidad de la Noria, pequeño pueblo abandonado a unos 56 kilómetros de Iquique capital de la región de Tanapacá, cerca de una oficina salitrera abandonada y arrasada por el sol que derrite el horizonte bajo el yugo impuesto por el desierto de Atacama. En la fecha señalada, Oscar Muñoz, un huáquero que rastreaba la zona tras la búsqueda de objetos tales como fichas antiguas, botellas, o cualquier cosa de valor que vender a sus contactos, se topó con el enigmático ser envuelto en su tela. Sorprendido por su hallazgo, y sin tener una idea firme de qué era aquello que reposaba en su mano, enseguida pidió opinión a otros hombres que también buscaban en las cercanías de la salitrera.

Lugar próximo al Hallazgo
En el grupo, que rápidamente se agolpó observando el extraño ser, estaba Alejandro Dávalo, fotógrafo que realizaba un trabajo en la zona y plasmó la primera instantánea que se tiene del ser. Hay que decir que, al parecer sin ánimo alguno de lucro, envió la fotografía a la revista ufológica Aión. Poco después surgió el interés por el ser de Atacama el cual ya había sido bautizado como Ata, (también se le conoce como Cochayuyo o Alien Norteño), pero se enteraron de que su descubridor Oscar Muñoz se lo había entregado a un comerciante al cual solía vender sus hallazgos por unos 30.000 pesos, apenas unos 60 dólares. Se calcula que tras la fama que rápidamente adquirió el hallazgo, Oscar Muñoz podría haber sacado hasta 80 millones de pesos (160.000 dólares), teniendo en cuenta que el comprador comenzó a cobrar hasta 500 pesos por una fotografía del ser y 750 por dos instantáneas, lo que aseguraba que la propiedad de la extraña momia era toda una garantía de negocio lucrativo.

Oscar Muñoz y Alejandro Dávalos
La popularidad de Ata se extiende como la pólvora tras emitirse en exclusiva un programa especial en el canal Chilevisión en el cual diversos científicos comienzan a especular con diversas teorías en base al origen del ser, y se dan razonamientos sin ningún tipo de estudio previo en los que se sugiere la idea de que pueda ser un mamífero momificado cuando aún era un feto posiblemente tras producirse un aborto. Hasta la fecha han sido varias las universidades que han estudiado al ser de Atacama, entre las que se encuentra la Complutense de Madrid, Universidad de Salzburgo, Universidad de Granda, o la Universidad de Stanford. Entre los expertos que han tomado de alguna manera partido en dar luz sobre el origen de Ata se encuentra el prestigioso Dr. Juan Carlos Álvarez, conocido mundialmente por el estudio del ADN de Cristóbal Colón, quien meridianamente determinó que se trataba de una momia momificada de raza amerindia y sexo femenino. Otra eminencia en antropología forense el Dr. Francisco Echevarría, en el año 2007, realizó sus apreciaciones sobre Ata. Hay que recordar que el Dr. Echevarría, fue quien llevó a cabo el examen forense del cuerpo del presidente Salvador Allende o más recientemente el caso Bretón, en el cual fue determinante su aporte científico para determinar la presencia de restos óseos humanos, y que sirvieron para esclarecer uno de los hechos criminales más espantosos de nuestra historia reciente y de infausto recuerdo para nuestra sociedad.

Foto www.dogmacero.org
El Dr. Echevarria, sobre el ser de Atacama, sentenció que se trataba de un feto de aproximadamente quince semanas de gestación completamente normal, al cual además, identificó una porción del cordón umbilical aún pegada al abdomen.
Tras haber leído diferentes fuentes que hacen referencia a los estudios relacionados con el ser de Atacama, he de referir que aún son muchas las interrogantes que se pueden plantear respecto al origen del pequeño ser.

Foto www.spiegel.de
Sobre la momia se han practicado radiografías, tomografías computarizadas y estudios recientes de ADN que, por raro que parezca, siguen sin aclarar al ciento por ciento su origen. Sobre la última investigación que se ha realizado, estudio que se llevó a cabo en 2013 en la Universidad de Stanford y que durante seis meses dirigió el doctor en biología médica Gary Nolan, hay que destacar los resultados con los que concluye el estudio, en el que se afirma que el ser de Atacama es el resultado de una mutación de gran interés, tratándose de un varón el cual sobrevivió a su nacimiento y que comía, respiraba y metabolizaba, viviendo por un tiempo indeterminado que pudo oscilar entre los 6 u 8 años de vida y cuyo material genético humano resultante en el estudio fue del 96%.



Antes de seguir, pues creo que será de ayuda para el planteamiento de las preguntas que pueden resultar sobre estas afirmaciones, ha de saberse que éste último estudio realizado formaba parte de un documental que se estrenó el 21 de abril de 2013 y que solo se vendía a través de Internet  por el equipo Disclosure Proyect dirigido por Steven Greer, grupo que se dedica a realizar investigaciones, algunas de ellas más que discutibles, en las que tratan de arrojar luz sobre el fenómeno OVNI o destapar escabrosos encubrimientos llevados a cabo por los gobiernos del mundo, sobre todo el de Estados Unidos. Creo que esta anotación o aporte es necesario, en pos de referir a los autores del documental, sin entrar a valorar que su dedicación sobre temas como la ufología -de la cual por otra parte me siento un apasionado- merme o tenga que ser óbice que desacredite los informes detallados de expertos médicos que, por otra parte, no entendería fuesen capaces de emitir resultados erróneos siendo conscientes de ello.

Foto www.20minutos.com
Dicho esto, una batería de preguntas se agolpa en mi cabeza. ¿A quién pertenece el tanto por ciento no identificable? ¿Acaso no se ha podido completar el genoma completo? Concluye la investigación aseverando que se trataba de un varón que comía y metabolizaba, e incluso vivió por un periodo de entre 5 y 8 años. Pero, ¿Es posible que un ser humano con una malformación tan severa pudiese llegar a vivir? Mi opinión personal es que no. Al no ser, claro está, que se tratase de un ser que nada tuviese que ver con la especie humana, como defienden diversos grupos de investigadores que han podido estudiar a fondo el extraño ser de Atacama. En este sentido, reclaman a los científicos y forenses que realizaron algún estudio sobre ATA qué públicamente siempre han referido que se trataba de una momificación fetal humana, pero en conversaciones privadas, manifestaban su asombro y dudas respecto a su origen.

Foto www.fayerwayer.com
Sin lugar a duda, la manera más eficaz para poder corroborar que ATA es una especie diferente a la humana sería poder hallar otro espécimen idéntico. Pero lógicamente que esta situación pueda volver a ocurrir es prácticamente imposible, por lo que solo nos queda esperar nuevos estudios o plegarnos ante las investigaciones realizadas hasta la fecha muy a pesar de las dudas que aún generan. También nos queda, como siempre ocurre en estos casos, dejarnos llevar por el embrujo del misterio, conjugado siempre en dosis equitativas, la acción probable de lo imposible con la lógica que nos une a nuestra realidad humana, que en ocasiones nos muestra ignotas señales difíciles de comprender cual jeroglíficos tatuados a una nueva piedra Rosetta esperando ser desvelados por un Champolion del futuro, capaz de revelarnos las claves necesarias para desentrañar muchos de los misterios que nos rodean y que llevan con nosotros desde que comenzamos a caminar como especie por este mundo azul llamado Tierra.

Aportes y Datos:
La Patria
http://www.lapatria.com/internacional/se-resuelve-el-misterio-del-humanoide-de-atacama-chile-32441
20 Minutos
http://www.20minutos.es/noticia/1797831/0/alienigena-atacama/adn-humano/vivio-ocho-anos/
Wikipedia
https://es.wikipedia.org/wiki/Ata_(humano)
ABC
http://www.abc.es/ciencia/20130426/abci-alienigena-atacama-humano-mutante-201304260010.html
Aztecanoticias
http://www.aztecanoticias.com.mx/notas/internacional/152518/sirius-revela-misterios-del-humanoide-de-atacama
Dogma cero
http://www.dogmacero.org/2013/06/22/el-ser-de-atacama-no-es-un-fraude-entrevista-a-ramon-navia-osorio-villar-2/