19 junio 2016

UN SALTO INESPERADO

J.J.D.R.
El joven Keith se aferró con fuerza al armazón de hierro que cruzaba sus piernas justo cuando el avión comenzó a rodar por la pista. A medida que la panza del DC8 se tragaba el viento deslizándose a toda velocidad por el asfalto, una densa nube de polvo áspero y denso golpeó sus sentidos a la vez que pequeñas partículas de goma salían disparadas contra su cara pegándose en sus cabellos. El olor a quemado se filtró hasta sus pulmones ahogando sus fuerzas y haciendo que sus manos temblasen mientras se aferraba con pánico al fierro resbaladizo que le servía de baliza, al cual se apretaba como si estuviera dentro de un oscuro marsupio en cuyo interior se hubiera extraviado su cordón umbilical. En apenas unos segundos la blanca panza de ballena del diabólico cacharro temblaba agitándose con violencia varias decenas de metros sobre el suelo. Una extraña sonrisa se dibujó en su rostro, y sus labios, entre vacilantes de orgullo y contraídos por el miedo, comenzaron a resecarse con urgencia mientras un sudor frío le recorrió todo el cuerpo al mirar hacia abajo y contemplar la lejanía de una tierra que se había vuelto extrañamente desconocida y terriblemente mortal. El aparato comenzó a estabilizarse y con renovadas energías desbrozaba nubes como una ruidosa segadora. De repente el joven Keith despabiló del aturdimiento que el incipiente frío ejercía sobre su cuerpo, sintiendo y escuchando como la estructura que lo mantenía sujeto comenzaba a moverse y desplazarse sobre sí misma enroscándose como un pangolín atemorizado. Nunca aquello estuvo en sus planes. Supongo que ni siquiera se imaginó qué ocurriría, o quizá sí, quién sabe…Ansiaba escapar, viajar, conocer mundo…, y tras aquel último ruido metálico, cuando el tren de aterrizaje del avión al que aferrado confió su vida plegó hacia las bodegas, su cuerpo salió despedido y con él cualquier atisbo de sueño y futuro.

Fotografía de John Gilpin Foto www.cryonie.com
Hay escenas trágicas y circunstanciales que revelan momentos inabarcables incluso para el ojo humano. La tecnología, en este caso de la mano de la fotografía, es capaz de captar y rescatar momentos e instantáneas del vacío del tiempo. Algo así ocurrió con la instantánea que tomó John Gilpin en el aeropuerto de Kirgsford Smith en Sídney (Australia), mientras realizaba una sesión de Spotting (registro fotográfico de salida y llegadas de aviones, barcos, trenes). La foto casual, muestra el instante en el que un joven sale despedido de una aeronave que acaba de despegar. Aquel muchacho se llamaba Keith Sapsford y tenía 14 años cuando el día 23 de febrero de 1970 decidió escaparse del reformatorio donde vivía a las afueras de la ciudad con la intención de alcanzar sus sueños de libertad. Todo su mundo quedó congelado en un instante terrible. Su esperanza e ilusión cayó derribada del tren de aterrizaje de un DC8 de la compañía Japan Air Liner, fusionándose en el acto con la madeja de luz que tras filtrarse por el diafragma, escapó a la guillotina del obturador para morir fundido entre nitratos de plata de una cámara fotográfica.

Aportes y Datos:
http://www.jotdown.es/2013/08/cuando-el-fotografo-pasaba-por-alli/
http://www.news24.com/Travel/Flights/Stowaway-found-in-wheel-well-after-7-flights-20130613


10 junio 2016

EL GIGANTE DE CERNE ABBAS

J.J.D.R.
La silueta del conocido como “gigante rudo” es visible a gran distancia, sobre todo desde la opuesta ladera del valle del río Cerne, muy próximo a la localidad de Cerne Abbas, a escasos diez kilómetros al norte de la localidad de Dorchester (Dorset, Inglaterra). El gigante de Cerne Abbas mide cincuenta y cinco metros de altura por cincuenta y un metros de ancho y representa un enorme ser que porta en su mano derecha un bastón de caza de treinta y siete metros de longitud. El enorme gigante fue tallado sobre el firme terreno de tiza, habiéndose surcado la tierra en todo el contorno de la silueta hasta un máximo de treinta centímetros de profundidad lo que sirvió para que la fisonomía del gigante pudiese ser vista con facilidad desde cualquier punto del valle.

GIGANTE DE CERNE ABBAS Foto www.serturista.com
Un aspecto de esta figura que llama poderosamente la atención son sus atributos sexuales, representados por dos testículos y un enorme falo en erección que posiblemente pudiese tener algún vínculo derivado de ritos de fertilidad. También destaca el pequeño tamaño de la cabeza en comparación con su cuerpo.  En su origen y en quién o quienes pudieron crearlo se encuentra la actual controversia sobre esta figura terrena. La primera mención sobre el gigante se encuentra en una crónica del año 1649, lo que imposibilitaría tomar en serio aquellas otras teorías que tratan de enmarcar su creación en periodos mucho más antiguos, y que le atribuyen una antigüedad de más de dos mil años y un origen celta o romano basado en algún tipo de ritual de fertilidad, siendo muy posible que la figura quisiera representar la mítica figura de Hércules.

Foto www.eswikipedia.org
Algunos críticos afirman que tan sólo se trata de una representación sátira del que fuese líder político Inglés y acérrimo defensor del puritanismo a través de sus leyes Oliver Cromwell, quien era conocido como el Hércules de Inglaterra por sus enemigos, y por tal motivo según habría declarado el reverendo John Hutchim, el dueño de la colina Lord Denzill Holler habría creado la representación gigantesca como mofa y escarnio hacia el político Inglés. Cierto es que junto a la cabeza del gigante de Cerne se encuentra un recinto cuadrado datado en la edad de hierro, aunque este dato no pueda, por el momento, situar la figura en un contexto tan antiguo.

VISTA AÉREA Foto www.sobreinglaterra.com
Durante mucho tiempo se ha creído que mantener relaciones sexuales dentro del contorno que conforma su enorme falo servía para garantizar un futuro embarazo, lo que originó una avalancha de parejas que buscaban hallar la chispa de la vida que según decían prendía aquel falo gigante. Por el contrario, lejos de ser venerado, el gigante de Cerne Abbas ha sufrido el escarnio de aquellos que veían en su figura un ente perverso que llamaba a gritos a perderse en brazos de la lujuria y el desenfreno, siendo por ello en parte destruido, ocultado e incluso en época victoriana cubierto de tierra para ocultar sus enormes atributos.

Foto www.serturista.com
Anualmente el gigante de Cerne Abbas se restaura rellenándose con tiza el contorno de su figura para que pueda seguir siendo visitado y fotografiado. Sea cual sea su origen, lo cierto es que la silueta del gigante de Cerne Abbas, amenazante con su enorme mazo de caza apostado sobre la verde loma, es un icono que bien merece un paseo por la campiña inglesa.

Aportes y Datos:
Sobre Inglaterra
http://sobreinglaterra.com/2010/08/16/el-gigante-de-cerne-abbas/
Wikipedia
https://es.wikipedia.org/wiki/Gigante_de_Cerne_Abbas
Ser Turista
http://serturista.com/inglaterra/gigante-de-cerne-abbas-de-los-mas-grandes-de-inglaterra/