11 abril 2017

ATLANTIC ROAD

J.J.D.R.
Enormes olas rompen contra la costa con una furia inusitada. Tiembla la mar, y su gélido latido, remueve el océano poniendo en funcionamiento una terrible maquinaria capaz de erradicar de la faz de la tierra cualquier signo de vida, cualquier vestigio de pasado. Se deja oír el bramido del viento y las nubes, que horas antes comenzaron a descender sobre la costa, ahora se ciernen sobre la mar como un gigante remolino nebuloso que después de tragarse la luz del sol amenaza con engullir una carretera levantada en sus dominios, un intruso de hormigón y asfalto que como una gigantesca serpiente, se desliza por el archipiélago noruego retando y desafiando a los elementos.

Foto flickriver.com
Posiblemente la carretera del Atlántico sea una de las más espectaculares del mundo. Tan solo hay que contemplar su trayecto y el territorio que traza para entender que no fue tarea fácil erigirla y menos cruzar cuando se avecina temporal. Pero por su particular trayecto atravesando literalmente el océano para unir varios islotes de un archipiélago noruego, se ha convertido en todo un reclamo turístico muy demandado por los fabricantes de automóviles para sus spot publicitarios.
La carretera del Atlántico (Atlantic Road) está ubicada en el condado 64 del archipiélago de Eide y Averoy en More og Romsdal, Noruega.  Su altura sobre el mar es de 23 metros y su longitud es de unos nueve kilómetros, los cuales que sirven para unir las localidades de Kristiansund y Molde a través de ocho magníficos puentes que atraviesan pequeños islotes de la región de Hustadvika.

Foto www.pinterest.com
Por su singular arquitectura curva, que parece simular el vaivén de las olas, el puente Storreisundet es el más famoso y fotografiado de todos. Y no es de extrañar al comprobar su ergonómica estructura, y es difícil no quedar impactado contemplando cómo es ocultado por la fuerza de la naturaleza en días de tormenta. Su trazado curvo tiene un significado mucho más práctico que elegante, pues es precisamente su curvatura, lo que permite a los navíos atravesarlo y hacerse a la mar independientemente del nivel de la marea.

Foto www.nauticalnewstoday.com
Los primeros bocetos de la carretera del Atlántico son de 1935, aunque la primigenia idea de unir esta remota región, bien por carretera o por vía férrea se remontan a primeros del siglo XIX. Con un coste de 122 millones de coronas noruegas, tras cinco años de arduo y duro trabajo, en los que tuvieron que soportar la furia de hasta doce huracanes, la Atlanterhavsveien se inauguró el 7 de julio de 1989, e inmediatamente se convirtió en un icono mundial en cuanto a infraestructura modera se refiere, llegando a ser votada el 27 de septiembre de 2005 por los noruegos como la obra noruega del siglo.


Sobre el asfaltado de la carretera del Atlántico han desfilado los mejores y más llamativos modelos de las más afamadas marcas de coches del mundo. En muchos de los anuncios televisivos más rememorados, se grabaron conducciones en las peores condiciones climáticas, logrando imágenes tan bellas como espectaculares.

Foto www.pinterest.com
 Pero la región noruega no solo se distingue por esta curiosa e impactante construcción humana. Todo lo contrario. Por sí mismo, los parajes naturales son de una belleza impactante, señalado por senderos que se adentran en rincones de pura magia norteña desde los que se pueden divisar ballenas, focas y numerosas especies de aves que nidifican en las frías escarpaduras costeras.

Aportes y Datos:
Diario motor
http://www.diariomotor.com/2010/08/04/la-carretera-del-atlantico-en-noruega/
Wikipedia
https://en.wikipedia.org/wiki/Atlantic_Ocean_Road




13 comentarios:

  1. He circulado de Copenhague a Aarhus y menos mal que las olas no se subieron a la carretera, es un espectaculo. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suerte la tuya de haber podido disfrutar de tan espectacular viaje y trayecto.
      Por ahora me conformo con ver la imagen.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Sencillamente maravilloso, impactante .

    un gusto Jorge ( encima con lo que adoro el mar ni te cuento)

    besos y buena semana :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te gustase. Yo también soy un enamorado de la mar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Jorge, lo había visto en reportajes y fotos, la verdad que como dices es impactante el pasar por hay cuando las olas suben tan alto, debe ser sensacional poder verlo en vivo, pero gracias a estos puentes y carretera los islotes pueden estar comunicados, una belleza de verdad sobre todo esas vistas del paisaje.
    Perdona querido amigo si no paso a todas las entradas, estoy menos por el blog haciendo otras cosas y es ese el motivo, voy pasando a ratitos:), espero estés bien, cuidate mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que yo no sabia hasta recabar información sobre este lugar es la cantidad de publicidad que se ha rodado en esta carretera. De ahí su gran fama.
      Creo que no he de decirte que conmigo nunca hay compromisos a la hora de visitarme. Yo soy el primero que no puedo cumplir con todos vosotros todo lo que quisiera. Sé quién está, aunque no aparezca.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Hola jorge , post muy impactante con unas imágenes que ponen los pelos de punta ; yo no se sí pasaría por allí en un día de lluvia , que digo yo que los días que salgan como en las fotos no abrirán o cerraran la carretera , no ? Me a gustado mucho tú entrada , te deseo una feliz semana santa , besos de flor .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Flor por tus palabras. Me alegro que te gustase. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  5. Este blog para mi es como un cofre de tesoros!!!! Increíble la capacidad del hombre para crear belleza y a la vez las mayores maldades.
    Me ha gustado mucho, no lo conocía y sabes, si me tocara un viaje no dudaría un recorrido por Noruega y subiría un poco más hasta Finlandia, por cierto, en ese país me dijeron que es donde más café se toma del mundo, perdona me fui del tema, pero los países nórdicos me atraen por sus naturalezas vírgenes y esa carretera no parece apta para cardíacos :)
    Un abrazo y gracias por sorprendernos cada día.

    ResponderEliminar
  6. Estimada amiga, para mí también seria un gran recorrido conocer Noruega y Finlandia, y eso que no conocía la afición de estos por el café, ya que a mí me apasiona.
    Me alegra que te gustase el artículo. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Unas fotos maravillosas acompañan a tu entrada.
    Al mirar detenidamente esa carretera y las numerosas curvas que tiene, no pude por menos que compararla con una enorme serpiente que se desliza majestuosa.
    Tiene que ser impresionante observar esa carretera en un día en que el mar se enfurece y las olas alcancen una altura de más de 23 metros.
    Una vez más tengo que darte las gracias por tus bellas y documentadas entradas.
    Cariños y buena semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
  8. Un impresionante puente, maravilloso ¡Sí!...pero no tenemos que olvidar que es un peligro pasar en un día de viento por las olas que le acompaña, mejor verlo así desde aquí, gracias amigo por compartirlo. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Espectacular! Me imagino lo difícil que será cruzarlo en plena tormenta! No pienso intentarlo jaja Un abrazo

    ResponderEliminar