Mostrando entradas con la etiqueta PIEL DE TORO MÁGICA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta PIEL DE TORO MÁGICA. Mostrar todas las entradas

07 mayo 2020

LAS MÉDULAS


J.J.D.R.

Sólo el paso del tiempo fue capaz de cerrar las heridas abiertas en un abrupto y escarpado rincón de la comarca del Bierzo. Ha sido necesario el paso de las estaciones durante siglos para ver como Gaia era capaz de rellenar los huecos dejados por el ser humano en su paisaje. Los árboles han crecido, y la vida salvaje se abre camino entre las vertientes y los barrancos de tierra roja que antaño fueron sumideros fluviales y lavaderos de oro, el metal más preciado por el ser humano y que en las Médulas tuvo una importancia capital para el imperio romano.

Foto www.viajes.nationalgeographic.com.es
Las Médulas están ubicadas en un paraje sobrecogedor de la comarca del Bierzo en la provincia de  León, rozando el valle del río Sil y al noroeste de los montes Aquilanos. Paradójicamente, la belleza paisajística de éste rincón castellanoleonés, es el resultado de una trágica transformación del terreno por parte del ser humano en época antigua, cuando el descubrimiento de metales preciosos como la plata y el oro en el corazón de sus montañas hizo que el imperio romano voltease hasta el último grano de piedra en búsqueda del codiciado metal aurífero.

OCTAVIO AUGUSTO
Algunos estudios aluden al origen etimológico del nombre de Médulas haciendo referencia a la costumbre de amontonar en grandes túmulos la paja recolectada por los lugareños en la región del Bierzo y que llaman meda, o “medar” de amontonar. Otros estudios indican sobre la posibilidad de que venga de la palabra “metalla” de metales, pero la que considero más adecuada, es aquella que reseña que los romanos denominaron a esta zona como Medulas en honor del Mons Medulius (Monte Medulio), lugar en el que se llevó a cavo la última batalla de las guerras cántabras y que originaría el final de la conquista en estas tierras por parte de los generales al mando de Augusto allá por el año 25 a.C.

Foto www.regiocantabrorum.es
Cuentan las crónicas que los romanos se percataron de que las tribus astures tenían en posesión grandes cantidades de joyas de oro y plata, y que gustaban presumir alardeando del magnífico detalle y la finura en sus trabajos de orfebrería. Una vez se fue avanzando en la conquista de los abruptos territorios de los astures, se fue ampliando la búsqueda de las zonas donde podrían hallarse los filones y yacimientos auríferos de la región. Fue cuestión de tiempo que tras derrotar a los últimos guerreros astures los romanos localizasen un importante yacimiento en una montaña conocida como Teleno, y delimitasen la zona y sus 2188 metros de altitud para proceder a la extracción del oro. Desde los comienzos de la extracción de oro en la mina de las Médulas, los ingenieros romanos se percataron del importante volumen que podrían obtener de aquella explotación y se dispusieron extraer su oro con un método denominado “Ruina Montium”, derrumbe de los montes, que viene a definir a la perfección lo que realizaron en la zona. El mecanismo en teoría es bastante sencillo, pero no en la práctica como ya veremos. Se despejaba la montaña y sus laderas de toda vegetación.

Foto www.infobierzo.com
Un enorme conglomerado de canales en pendiente fue construido alrededor de la montaña con el propósito de embalsar toda el agua posible en lo más elevado del terreno. En la parte más alta de la montaña se mantenía controlado el embalse mediante compuertas. Cuando la represa se abría, el agua discurría con toda su fuerza canal abajo hasta alcanzar los denominados lavaderos. En su precipitada caída, el agua desgarraba con su fuerza las laderas de la montaña desgajando poco a poco su silueta. En los enormes lavaderos se filtraba todo el material y se separaba el metal dorado y el agua volvía a discurrir hasta el río Sil por desagües bien delimitados.

Foto www.diariodelviajero.com
Como decía anteriormente, sobre el papel resulta fácil de proyectar, pero ejecutarlo, y más en las proporciones que aquí lo hicieron los romanos, fue una obra de ingeniería de proporciones titánicas, pues en las zonas que el terreno no hacía posible canalizar el agua en su superficie, había que excavar y sobre todo perforar porciones enormes de roca granítica, siendo lo más costoso económicamente de todo el proyecto. Todo el entramado de canales construidos llegó a sumar más de 300 kilómetros de longitud, con canales que median 1,28 metros de anchura y hasta 90 centímetros de profundidad. La explotación de la mina comenzó en época de Octavio Augusto, como ya anotamos anteriormente, alrededor del 26 a.C. Contamos con detalles escritos de la mano del historiador Plinio el viejo, quien fue administrador de la mina. Sobre la productividad de las Médulas, cifró en 20.000 libras anuales la cantidad de oro extraída. Traducido a kilogramos, la  cantidad nada desdeñable de 1.635.000 kg, aunque estudios modernos, llevados a cavo en relación con la cantidad de tierra removida, estiman que las cantidades recolectadas estarían por debajo de estos números. De igual manera, Plinio cuenta que trabajaron en la mina unos 60.000 obreros, mientras que actualmente esa cifra se estima entre los 10.000 y los 20.000 mil obreros, estudios referidos como ya he comentado en base al terreno removido, y que según cita el profesor y arqueólogo Antonio García Bellido se movieron cerca de los 500 millones de metros cúbicos.

Foto www.acaademiaplay.es
Durante más de un siglo las Médulas fueron el filón aurífero más productivo del imperio romano, siendo a  su vez, la mayor y más grande mina de oro a cielo abierto del mundo. Tratar de calcular los pingües beneficios que las Médulas otorgaron al imperio romano es tarea casi imposible. Más de un siglo de explotación sirvió para enriquecer las arcas de un imperio que devoraba lingotes de oro y plata en cantidades industriales.

Foto www.lanuevacronica.com
Cuando la explotación aurífera llegó a su fin en el siglo III d.C. el paisaje en la zona nada tenía que ver con el original. Pese a que los romanos plantaron un buen número de castaños para que la producción de madera y su fruto pudieran contribuir a la escasez de alimento en las aldeas cercanas, lo cierto es que lo que dejaron tras su marcha fue un terreno desolado que a hasta hoy día sigue en pleno proceso de regeneración. Fue tal la cantidad de tierra removida y trasladada, que el actual lago Carrucedo que está muy cerca de las Médulas, se creó por el cumulo de materia retirada de la montaña y que fue a depositarse al final del valle, siendo hoy en día un humedal de gran importancia ecológica. Toda la zona ha experimentado un cambio radical. La vida salvaje volvió a las Médulas. Corzos y jabalíes, junto con gatos monteses y más de un centenar de especie de aves, regresaron a estos terruños leoneses, haciendo que la vida en el horizonte de las Médulas cambiase radicalmente.

Castaños centenarios
Bajo el cielo del Bierzo las Médulas motea el paisaje con el contraste de lomas de tierra roja y vegetación de brillante verde. Llegado el atardecer o en la alborada, se acentúa el matiz de las tonalidades pardo rojizas, siendo una bella característica de este hermoso rincón leonés. Las Médulas, gracias a sus yacimientos arqueológicos, fue nombrado Bien de Interés Cultural en 1996, pasando a ser constituido como Monumento Natural en 2002 y Espacio Cultural en el año 2010. Pero sin duda su galardón honorífico de mayor relevancia fue el otorgado por la UNESCO en 1997, cuando fue inscrito en la lista de Patrimonio De la Humanidad, a pesar de la oposición de países como Alemania, Finlandia y Tailandia, quienes argumentaron en contra de esta nominación que las Médulas son el producto de la acción terrible del ser humano al destruir un espacio natural, y que con su nombramiento no se estaba dando ejemplo ecológico a las generaciones futuras. 

Foto www.hoteles.com
Son varias las rutas que circundan las Médulas con diferentes niveles y distancias. La mayor de ellas es conocida como Perimetral e inicia su recorrido en el lago Carrucedo hasta alcanzar los 14 kilómetros y medio de distancia. Lo que permite recorrer los puntos más importantes de la mina. Las valiñas, lago sumidos, los conventos y la ruta de los poblados son otras sendas que llevan a diferentes rincones de la Médulas. En todas estas rutas se puede apreciar el radical cambio medioambiental experimentado en este rincón del mundo. Robles por doquier y densos bosques de castaños centenarios-de hasta 600 años de antigüedad- son la seña de identidad de un espacio natural que, pese a haber sufrido un cambio brutal durante siglos, es un ejemplo de cómo Gaia modela la tierra, y donde el hombre es capaz de causar daño, la madre Tierra hace que la vida se abra camino de nuevo.

Foto www.nosgustaleon.com
Fue mi padre quien me habló hace años de este mágico lugar. En uno de sus numerosos viajes, tuvo la oportunidad de dejarse guiar por la curiosidad y adentrarse en este maravilloso espacio natural. Siempre me ha dicho que lo que más le impresionó cuando transitaba sólo por los caminos de roja tierra y quebrados senderos, fue el silencio que experimentó, que incluso en algún tramo llegó a causarle cierto recelo y algo de inquietud.


Foto www.lavanguardia.com
La luz de sol decadente que incide sobre paredes y piedra devuelve un tenue brillo nacarado que suaviza la escena. El sol comienza a dejarse caer sobre el horizonte y desde el mirador de Orellana el paisaje de las Médulas muestra en todo su conjunto la terrible herida abierta por el ser humano en la tierra, a la par que nos enseña la majestuosa respuesta de Gaia ante nuestra tremenda codicia y soberbia.

Aportes y Datos:
Patrimonio Castilla y León
La Vanguardia
Wikipedia






11 enero 2017

PASARELA DE MONTFALCÓ

J.J.D.R.
El río Noguera Ribagorzana nace en el valle de Mulleres a 2.750 metros de altitud, en la vertiente sur del macizo de Maladeta-Aneto. Entre riscos de regia pose y valles vestidos de imponente floresta el río penetra en tierra aragonesa dejando su huella indeleble impregnada en las praderas y bajo la presencia de los roquedales y desfiladeros que salpican la orografía oscense.

RÍO NOGUERA A SU PASO POR MONTFALCÓ Foto www.humildadmochilera.com
Al llegar a la localidad de Puente de Montañana sus aguas de color esmeralda pasan bajo un puente colgante de madera desde donde varios senderistas gozan de las delicias del paisaje.


Durante 510 metros la madera del puente soporta el vaivén de los ocasionales excursionistas que recorren la ruta Congosto de Mont-Rebei hasta alcanzar la pasarela de Montfalcó, destino de gran interés para los amantes de la naturaleza en estado puro y para aquellos que disfrutan aplicando una dosis extra de adrenalina a sus rutas de montaña.

PASARELA DE MONTFALCÓ Foto www.escapadarural.com
Es aquí, justo en este lugar conocido como sierra de Montsec, donde el río Noguera Ribagorzana se apasionó tanto con la piedra caliza que lentamente fue horadando la roca hasta conseguir crear un hermoso desfiladero que divide Aragón de Cataluña, en algunos tramos apenas por 20 metros de separación. El río de verde agua no entiende de fronteras, y prosigue su curso hasta morir en brazos del río Segre en la localidad de Corbins en la comarca de Segriá en Lérida.

Foto www.vendeexcursionconraquelymanuel.wordpress.com
Si se llega desde Cataluña el lugar de inicio de las rutas hasta la pasarela está en la localidad de Montañana, y una vez se llega al enorme risco la pasarela se toma de bajada. Si se llega desde la región Aragonesa el inicio está en el mismo albergue de Montfalcó, y la pasarela hay que ascenderla.

SIERRA DE MONTSEC Foto canonistas.com
La pasarela fue construida por la empresa TRACSA y su inauguración tuvo lugar el 2 de junio del año 2013. Para lograr trasladar material hasta algunos tramos, fue necesaria la participación de helicópteros. El resultado final es sorprendente. La pasarela se divide en dos tramos, y alcanza una altura de 83 metros después de ascender 291 escalones de madera perfectamente engarzados en la piel de la montaña.

Foto www.radiohuesca.com
Subir o bajar la pasarela de Montfalcó parece una experiencia extraordinaria y, según las guías y las opiniones de los que lo han experimentado, esta ruta, por su seguridad y la amplitud de los escalones, es apta para cualquiera que desee salir de la rutina y darse un estimulante baño de adrenalina.

Foto www.komandokroketa.org
La sierra de Montsec alberga muchos secretos naturales por descubrir. Es cierto que la construcción de la pasarela es un reclamo magnífico que añade un toque exclusivo para los amantes del senderismo, pero cualquier recodo en el camino, cualquier tramo de los muchos senderos que se pierden entre angostos valles, puntiagudos riscos y abruptas quebradas repletas de verde foresta, son por sí mismo la excusa perfecta para demorarse caminando enredado en sus detalles. Para que el excursionista no se pierda ni un solo ápice del fabuloso paisaje, son numerosos los bancos de descanso apostados en lugares estratégicos para poder descansar, admirar, sorprenderse y fotografiar el envolvente entorno de la serranía oscense.

Foto www.eswikilok.com
De nuevo, el mapa de la península ibérica se muestra extendido sobre mi escritorio, y sobre la silueta que recuerda la piel de toro, en un pequeño espacio dentro de una cuadrícula, un pequeño alfiler dorado será como un encendido faro guiándome hacia otro rincón mágico de nuestro planeta.

Aportes y Datos:
Albergue Montfalcó
http://www.alberguemontfalco.com/inicio
Pateando Huesca
http://www.pateandohuesca.com/2014/11/20/congosto-de-mont-rebei-y-pasarelas-de-montfalco/
Escapada Rural
https://www.escapadarural.com/blog/la-ruta-del-vertigo-las-escaleras-acantiladas-de-montfalco/

15 febrero 2016

CASTELLFOLLIT DE LA ROCA

J.J.D.R.
Cercana a la localidad de Olot, la belleza de Castellfollit de la Roca se eleva unos cincuenta metros del suelo sobre un muro de piedra basáltica, depósito natural compuesto por los restos milenarios de múltiples erupciones volcánicas. Las casas de Castellfollit desafían la gravedad y, suspendidas en el vacío del precipicio, enarbola en el horizonte catalán una estampa hermosa mil veces pintada y varios millones fotografiada.

CASTELLFOLLIT DE LA ROCA Foto www.costabrava.com
Castellfollit de la Roca se encuentra en la comarca de la Garrocha, provincia de Gerona, y es una de las localidades más pequeñas de Cataluña con una superficie de apenas un kilómetro en donde residen unos mil habitantes.

Foto www.flickr.com
En su casco antiguo medieval, destaca la iglesia de San Salvador -cuyo campanario ofrece unas vistas espectaculares del valle- de la que se tiene constancia desde el siglo XIII. La iglesia, aprieta sus muros, tejados y paredes contra el farallón basáltico, y las calles de la localidad pasean los antiguos adoquines como si recorriesen la cresta desnuda de un dragón de fuego enmudecido. Todo, en el pequeño y espectacular pueblo, destila medievalismo y fantasía y prácticamente todas sus calles y las paredes de sus casas han sido levantadas con la propia roca volcánica que un día fue expulsada de las tripas de la tierra.

Foto www.fotonazos.es
Cercano a la población, entre el abrazo de los ríos Fluviá y Toronell, se extiende durante 12.000 hectáreas el Parque Natural de la zona Volcánica de la Garrotxa, gobernado por paredes verticales y desfiladeros rodeados de encinares y bellos robledales. El pueblo de Castellfollit fue construido sobre una cima muy peculiar, una colada de lava que lentamente quedó solidificada en roca hexagonal basáltica y fue poco a poco moldeada y tatuada por la acción directa de la corriente fluvial hasta alcanzar los cincuenta metros de altura sobre cuyo lomo se acuestan hoy día las viviendas de los castellfullitenses.

Foto www.castellfollitdelaroca.es
Uno de los puntos más emblemáticos del pueblo es la plaza de Josep Pla, antiguo cementerio, el cual fue trasladado en 1961 y hoy es un esplendido mirador desde donde se puede contemplar las magnificas vistas del valle.

Foto www.castellfollitdelaroca.org
Lava ardiente, vómito de la Tierra, es hoy la base donde reposa, plácido y como adormecido en el tiempo, las moradas de piedra que conforman uno de los pueblos más peculiares y atípicos de nuestra piel de toro.

Aportes y Datos:
Castellfollit de la roca
http://www.castellfollitdelaroca.org/es/
Wikipedia
https://es.wikipedia.org/wiki/Castellfullit_de_la_Roca



19 septiembre 2014

EL PALMERAL DE ELCHE

J.J.D.R.
Bajo un cielo limpio, arrulladas entre la tibia brisa mediterránea que mece con parsimonia la costa ilicitana, miles de hermosas y esbeltas palmeras ensortijadas con aéreos abanicos de plumas y engalanadas con sombreros de palma y dátiles dorados cual ovoides pendientes, inspiran el aire que gobierna la ciudad para luego exhalar un suspiro de pura vida que inunda de naturaleza y oxígeno la antigua ciudad de Elche.

PALMERAL DE ELCHE Foto www.elcheconventionbureau.com
El mayor palmeral de Europa se encuentra en Alicante (España), concretamente en la localidad de Elche, y cuenta con más de 200.000 ejemplares que gobiernan la ciudad concentrados en un paisaje único en la geografía de la península ibérica.
El origen del palmeral de Elche es un legado cultural y natural dejado por los árabes, fundadores de la ciudad, cuando allá, entre los siglos VIII y IX de nuestra era, fue trasladada la ciudad original hasta su ubicación actual junto con la red de riego que aún hoy día se puede contemplar. 

EL PALMERAL DE ELCHE, ES EL MÁS GRANDE DE EUROPA
En época muy antigua, antes incluso que el ser humano caminase por el planeta, las palmeras colonizaban buena parte del sur de Europa, pero los cambios climáticos que produjeron las grandes glaciaciones consiguieron arrancar de la tierra la gran mayoría de estos árboles reduciéndose su número exclusivamente a ubicaciones en las que un microclima especial hiciera posible su reproducción y crecimiento. La ciudad de Elche posee ése excelente microclima que hace posible contemplar el encanto envolvente que impregna el palmeral ilicitano.

Foto www.euromarina.com
El palmeral de Elche, con una historia de más de mil años a sus espaldas, está ubicado en el centro de la ciudad, pudiéndose decir que la urbe creció alrededor de este magnífico pulmón vegetal. Como antes apuntaba, el enorme parque cuenta con más de 200.000 ejemplares, la mayor parte formado por palmeras de la especie Palmera Phoenix dactylifera, y se mantiene una reserva de unos 50.000 ejemplares para ser plantados según necesidad. Junto a las palmeras, datileras o exóticas, el parque se llena de color con una amplia selección de especies mediterráneas, engalanado las callejuelas del parque los granados, las higueras, los azufaifos, los naranjos y los limoneros, así como gran cantidad de plantas de orígenes lejanos y exóticos.

DATILERAS FRESCAS Foto www.culturaoasis.blogspot.com
Aunque indudablemente las principales protagonistas son las esbeltas palmeras, de las cuales son las hembras las encargadas de producir el dátil, tan apreciado desde tiempos antiguos –ya los egipcios cosechaban dátiles hace 5.500 años- y que forma parte de dichos populares árabes, como el que dice: “Un tuareg puede pasar tres días en el desierto con un solo dátil, comiendo el primer día sólo su carne, en la segunda jornada su piel, y alimentándose el tercer día con el hueso, que molerá hasta convertirlo en polvo”. Esto nos puede dar una idea aproximada del valor nutritivo y energético que contiene uno sólo de estos frutos.


La polinización de las palmeras corre a cargo de la palmera macho. El viento es el mecanismo natural de polinización pero hacerlo de manera manual resulta mucho más práctico y eficaz en un lugar como es el palmeral de Elche. Para ello, los encargados municipales del mantenimiento del parque, polinizan las palmeras hembras en primavera, en un procedimiento que en la región es conocido como “entaconado”, y que verá nacer sus frutos en noviembre, sedosos dátiles dorados como el oro y de silueta ovoide.

OPERARIO PROCEDIENDO AL ENTACONADO Foto www.google-earth.es
Las pequeñas parcelas en las que se dividen los cultivos de palmeras son conocidas como huertos. En estos huertos las palmeras crecen y se reproducen, y la recolección de sus hojas es también uno de los productos estelares de este palmeral tan especial. La palma blanca, la cual se obtiene tras un proceso de privación de luz, se distribuye en la práctica totalidad de la península ibérica con la llegada del día de ramos, siendo también muy demandada fuera de España. 

HUERTO DEL CURA Foto www.musicosenelparaiso.huertodelcura.com
Los huertos se extienden por senderos verdes y sombreados. Entre los espacios más destacados del palmeral se encuentra el huerto del cura, huerto del chocolatero, parque municipal y el huerto de abajo. 

Foto www.briopalm.com
En el huerto del cura, se halla la palmera más famosa de todas, conocida como palmera imperial, debido a un viaje que realizó en 1894 a Elche Isabel de Baviera (Elizabeth de Wittelsbach) más conocida como “Sissi”.

PALMERAL IMPERIAL Foto es.wikipedia.org
En el huerto del cura posiblemente estén ubicados los ejemplares más espectaculares del palmeral, superando algunas edades cercanas a los 300 años, cuando la longevidad de estas especies es de 250 años. En esta ubicación también se halla el jardín botánico, espacio de gran variedad de especies y bellamente decorado.

Foto www.visitaelche.com
La espectacularidad de las altas y espigadas palmeras que cubren con sus altas copas en forma de abanico las planicies ilicitanas; su gran proliferación, la adaptabilidad de esta especie en este lugar mediterráneo, unido a que es un icono nacional y un símbolo de nuestra historia, mereció para la UNESCO el día 30 de noviembre del año 2000 nombrar el Palmeral de Elche Patrimonio de la Humanidad.

Aportes y Datos:
visitaelche.com
http://www.visitelche.com/ecoturismo/parques-periurbanos/el-palmeral/
Huerto del Cura
http://jardin.huertodelcura.com/
Wikipedia
http://es.wikipedia.org/wiki/Palmeral_de_Elche









07 septiembre 2014

PUENTE NUEVO DE RONDA

J.J.D.R.
Templando el horizonte en las alturas, mecido entre roquedales y sujeto a la realidad del mundo por cordeles invisibles de pura magia arquitectónica, el puente de Ronda emerge tras la gigantesca brecha de un abismo como una perla nacarada cuelga de un sarcillo.

EL PUENTE NUEVO SOBRE EL TAJO DE RONDA
Ingenio impregnado de piedra y tributo del paso del tiempo, el puente de Ronda fue necesidad al igual que progreso, siendo construido para unir gentes y vidas salvando el vacío natural que separaba una ciudad en dos mitades.
De Ronda es icono su puente nuevo, que se cierne sobre la quebrada de una garganta a casi cien metros sobre el retorcido y frío lomo del río Guadalevín, paraje popularmente conocido como el Tajo de Ronda y que resultaba una frontera infranqueable para los rondeños.

Foto www.empresasyconstrucciones.es
Pero la construcción de este puente emblema de la ciudad, no estuvo exenta de dramáticos sucesos, como los que acontecieron tras el derrumbe en 1740 de un primer puente mandado construir por Felipe V y que por la rápida construcción de un arco de 35 metros de diámetro en tan sólo ocho meses, terminó con la sillería de roca del puente desparramada sobre la hoz del río y dejando cincuenta muertos en el derrumbe.

Foto www.escapadarural.com
En el año 1751 dieron comienzo las obras del nuevo proyecto que se alargarían por espacio de cuarenta años, hasta el mes de mayo de 1793, haciendo coincidir su inauguración con la real feria de mayo de Ronda. Uno de los grandes protagonistas de la construcción fue el arquitecto José Martín De Aldehuela, oriundo de Pueblo Manzanera (Teruel) y que fue reclamado para tan ardua empresa por el entonces obispo de Málaga Molina Larios. Se unía de esta forma el barrio moderno de la ciudad, conocido como mercadillo, con el casco antiguo, siendo el puente de Ronda el eslabón que ataría la ciudad durante 70 metros de largo suspendido entre roquedales y un abismo impresionante de 98 metros de altura. 

PUENTE VIEJO Foto www.elrinconcultural.blogspot.com
La materia prima para su construcción, esto es, la roca que convergerían en arcos de medio punto y uniformes sillares, fueron extraídos del lecho de la garganta del Tajo. Junto al imponente puente, algunas casas se suspenden vertiginosamente en el vacío, envolviendo el rondeño paisaje en una bella estampa empapada de vértigo y vestida con la rudeza de un entorno salpicado de salvajes contrastes naturales.

FOTO AÉREA DE RONDA Foto www.mundologia.es
La magia de la malagueña ciudad de Ronda es como un embriagador perfume que embelesa y se esparce tanto por su sierra como por sus gentes, rociando de hermosura los rincones de una de las ciudades más antiguas de España. Pues en Ronda, su puente nuevo junto a su anciano puente viejo del que se desconoce con exactitud su procedencia pero que sigue invicto ante el transcurrir del tiempo, son sólo grandilocuentes símbolos, y entradas unificadoras de una ciudad llena de encantos, en la que la mezcolanza de culturas y el arte hecho ciudad, son el vivo ejemplo de la magia y belleza de nuestra piel de toro.

Deseo dedicar esta entrada a mi amiga y seguidora Charo, quién siempre nos está mostrando la belleza de su hermosa Ronda y sus rincones con fotografías deliciosas y letras apasionadas.
http://charoronda.blogspot.com.es/


Aportes y Datos:
Turismo de Ronda
http://www.turismoderonda.es/catalogo/esp/puentenuevo.htm
Wikipedia
http://es.wikipedia.org/wiki/Tajo_de_Ronda
http://es.wikipedia.org/wiki/Puente_Nuevo_(Ronda)



14 febrero 2014

PLAYA DE GULPIYURI

J.J.D.R.
Tímidamente, la luz de un sol aún dormido, comienza a calentar los arenales costeros mientras el aleteo intermitente de varios cormoranes es interrumpido por el fugaz picado de sus plumíferos cuerpos al entrar en el agua tras la captura de algún pescado.
La costa asturiana amanece desierta y tranquila gozando placenteramente del silencio que trae y lleva el viento en sus alforjas, tan sólo roto por el ruido agudo y silbante que producen los bufones cuando penetra el mar entre las estrechas grietas que separan las rocas del acantilado.

PLAYA DE GULPIYURI (Foto www.asturiasverde.com)

A vista de pájaro, sobre la perpendicular de la costa que recorre las localidades de Llanes y Ribadesella, un pequeño lugar parece haber sido escondido a propósito, como un intento por parte de la madre natura de proteger algo singular, hermoso, inusual, y por ende especial en todos los sentidos.
Ése lugar está ubicado en la localidad de Naves, en el concejo de Llanes (Asturias), y tan bello paraje es conocido como la playa de Gulpiyuri.
Su extensión es de apenas cincuenta metros, pero como suele decirse, las fragancias más exquisitas son guardadas en pequeños frascos.
Pues como un frasco de natural exotismo la playa de Gulpiyuri es un pequeño rincón creado de manera natural cuyos contrastes son el reflejo de los intensos verdes de los prados asturianos junto el salitre, la espuma norteña y los azules transparentes de un manso mar que entra milimétrico entre las rocas separando contrastes tan dispares.

Foto es.wikipedia.org

Entre la Punta Rocinera y Castro Molina, lo que fue una cueva o dolina en su época primigenia, el tiempo y los elementos naturales se encargaron de derrumbar su techumbre kárstica formando una pequeña y semiesférica playa interior de blanca y fina arena que es mojada por el mar al entrar por un túnel abierto en las entrañas de la pared rocosa.

VISTA AÉREA DE LA PLAYA
Desde el 26 de diciembre del año 2001 la playa de Gulpiyuri está constituido Monumento Natural. Por su estratégica situación, escondida tras la sombra del acantilado, el lugar suele estar poco transitado lo que hace que sea aún más atractivo pasear por los senderos aledaños. La poca profundidad de la playa, apenas unos centímetros, tan sólo permite que el bañista pueda disfrutar de un pequeño remojón. Aunque indudablemente, la belleza de lugar tan magnífico no está tanto en el disfrute dominguero de un día de playa, sino en recorrer su espinazo rocoso y antiguo y embeberse con la magia sucinta y estrecha que respira a través de un paraje anclado entre los espectaculares y verdes valles asturianos y el estrecho abrazo del frío mar al cobijarse en la fina arena.

Aportes y Datos:
Playa de Gulpiyuri
http://www.playagulpiyuri.com/
Wikipedia
http://es.wikipedia.org/wiki/Playa_de_Gulpiyuri

ENTRADA RECIENTE

LAVA AZUL, TRABAJO INFERNAL

J.J.D.R. Una densa nube de color indescriptible cubre el inmenso cráter. Ardientes fumarolas de azufre y corrosivos ácidos desgarran con s...