23 octubre 2014

CEMENTERIO MONUMENTAL DE STAGLIENO

J.J.D.R.
Enormes árboles sombrean los caminos del camposanto. Alguna que otra rama desplomada a causa del peso, descansa sobre el frío y lapidario mármol haciendo que se deslicen sus amarillentas hojas hasta caer al suelo. Una otoñal alfombra de húmedas hojas conforma un estrecho camino solitario flanqueado a ambos lados por esbeltas figuras que bajo la mudez de sus gargantas de piedra y sus alados y armoniosos cuerpos, parecen narrar las penas, alegrías, sueños y deseos de aquellos difuntos a los que custodian en el cementerio de Staglieno.

EL ÁNGEL DE MONTEVERDE, CEMENTERIO DE STAGLIENO 
El monumental cementerio de Staglieno fue construido sobre una colina en las inmediaciones del valle de Valbisagno en la ciudad de Génova (Italia). Se inauguró el día 1 de enero de 1851 por decreto del rey Carlo Alberto, quien determino seguir las pautas indicadas en el edicto napoleónico de Sant-Cloud de 1804 que exigía, para evitar problemas de salud, los enterramientos dentro de los muros de las ciudades. Fue construido por Giobanni Battista Resaco, quien heredó la tarea tras la muerte del arquitecto genovés Carlo Barabino, conjugando ambas ideas arquitectónicas en un lugar abierto, espacioso de estilo neoclásico.

Foto www.girovagandogenova.com
Un siglo después de su inauguración, un amplio abanico de estilos artísticos ha dejado su huella en el cementerio, desde el realismo o el simbolismo, hasta otros más modernos como el Liberty, el Art Deco o el hiperrealismo. El cementerio de Staglieno es hoy día todo un referente en arquitectura y escultura funeraria, habiéndose convertido en un enorme museo de arte al aire libre en el cual afamados artistas han impregnando cada rincón del camposanto con la impronta del más sublime arte escultórico.

Foto www.decorapolis.com
La naturaleza también ha deseado contribuir a embellecer esta última morada eterna, acolchando lápidas con faldones de tallos verdes y tejiendo cortinas de musgo en muros y paredes. En conjunto, atados de pies y manos por el capataz del tiempo, el silencio emerge como una melodía cargada de irresistible inquietud y nostalgia.

Foto www.decorapolis.com
El de Staglieno es uno de los cementerios más grandes de Europa alcanzando una extensión que sobrepasa el kilómetro cuadrado de superficie. Espacio éste que, sin duda, a nadie puede dejar indiferente, cuando atrás se dejan prejuicios, miedos y simbolismos, y se camina abierto a dejarse apabullar por la fuerza, el sentimiento, la ilusión o la esperanza que desprenden la mayoría de las esculturas que aguardan ser contempladas.


Son muchos los escultores que dejaron su huella artística en este bello cementerio. Artistas como Giulio Monteverde y su obra el “Ángel de Monteverde o Ángel de la resurrección”, Leonardo Bistolfi, Edoardo Alfieri, Augusto Ribalta y sus tumbas de “Ray Charles, Pallavicini”, Giovanni Isola y su “tumba de Rolla”, Onorato Toso, o la última obra de Demetrio Paernio “la tumba de Lavarello”.

Foto www.panoramio.com
Bajo la proyectada sombra de cada escultura creada por estos ilustres artistas, descansan afamados personajes del mundo artístico como Fabrizio André, cantautor italiano, Nino Bixio, militar, político y patriótico personaje clave italiano en el Risorgimiento; el periodista y activista defensor de la unificación italiana Giuseppe Mazzini, la esposa de Oscar Wilde Constance Lloyd, Farruccio Parsi, quien fue primer ministro italiano en 1945, o el actor de teatro, cine y televisión Gilberto Govi.


La importancia artística del camposanto genovés, lo ha llevado a formar parte de una organización sin ánimo de lucro (ASCE) que congrega a 150 cementerios europeos y cuya tarea es tratar de fomentar la importancia artística que poseen estos espacios, así como su importancia como patrimonio humano y cultural. 

Foto www.decorapolis.com
En el año 2000 el ayuntamiento genovés creó el proyecto Staglieno, en el cual múltiples artistas aúnan esfuerzos en la conservación y restauración del patrimonio del cementerio. Desde el pasado año 2010 Stagleino forma parte de una ruta ideada por el consejo Europeo que trata de reseñar aquellos cementerios que por su importancia cultural han de ser conservados y promover su divulgación.

ÁNGEL DE MONTEVERDE
El cementerio de Staglieno brindó a los escultores la oportunidad de expresar en clave artística las más íntimas miradas hacia el más allá, ése último adiós al ser querido, una mano que quedó tendida entre dos mundos y que se distancian y separan pero que nunca dejan de tener un vínculo eterno y desconocido, donde el recuerdo imagina formas y siluetas y el mármol y la piedra logran unir tras una mirada el deseo del reencuentro infinito. La oportunidad fue aprovechada con creces y, hoy día, la morada silenciosa donde miles de almas descansan en un sueño eterno, se adorna con la sublime compañía de hermosas obras de arte.

Aportes y Datos:
Visit Genoa
http://www.visitgenoa.it/sites/default/files/Cementerio%20Monumental%20de%20Staglieno_0.pdf
Wikipedia
http://en.wikipedia.org/wiki/Monumental_Cemetery_of_Staglieno
Staglieno
http://en.wikipedia.org/wiki/Monumental_Cemetery_of_Staglieno
Senderos italianos
http://senderositalianos.blogspot.com.es/2014/02/cementerio-monumental-staglieno.html







24 comentarios:

  1. El arte funerario es tan antiguo como el hombre, una forma de querer perpetuar la imposible vida. En Sevilla, el cementerio de San Fernando es un ejemplo de ello con bastantes monumentos funerarios de prestigiosas firmas escultóricas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanta razón tienes Francisco, el arte funerario nos acompaña casi desde los inicios del conocimiento de lo transcendental de la muerte. Seguro que el de Sevilla es magnífico, como lo es aquí en Madrid el de San Justo y San Isidro.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. A pesar de ser un Cementerio , es una auténtica maravilla , una enorme Obra de Arte donde poder pasar horas y horas contemplando un hermoso Museo al aire libre . Yo me he quedado alucinada mirando las Fotos , algo monumental y de una gran belleza . Enormes y preciosas esculturas custodian los restos de personas que se fueron a otra dimensión poniendo una nota de grandiosidad en medio de un lindo paisaje también . Debe ser impresionante ver algo así en directo , Gracias Jorge por todo lo que nos enseñas ! Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bajo mi punto de vista, me encantaría que la mayor parte de los cementerios contasen con obras de arte como este.
      Como tú, creo que verlo en directo ha de ser increíble.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  3. Existen en el mundo muchos lugares que tienen cementerios con verdaderas obras de arte.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es amiga, y creo que podemos ver incluso la muerte y su contesto bajo otro prisma.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Muy interesante, siempre me han interesado los cementerios y he hecho algunas presentaciones sobre ellos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te gustase, buscaré en tus entradas los temas relacionados.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Jorge no dejas tema sin tocar este en concreto no es de mi agrado lo cual no elude que sepa valorar el arte y su creatividad, cierto que este cementerio tiene verdaderas bellezas esculturales necesarias de almas muy sensibles y manos que saben modelar de tal forma y manera que dejan impresionado por su belleza y talento.

    Besos muchos,

    tRamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo que para ciertas personas estos lugares les puedan incomodar. Pero como bien comentas, la sensibilidad que pusieron estos artistas en sus esculturas me parece increíble..
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. Esto es sin duda algo magnifico querido Jorge.
    De siempre los cementerios han atraído mi atención si que sepa el por qué.
    El arte de antaño está ahí, en cada tumba y los eternos centinelas de diversas estructuras dan el toque mágico tan necesario para cruzar la puerta.
    Uno sin duda debe sentirse pequeño ante tanta maravilla obviando los cuerpos en descomposición y centrando nuestra atención en el sentimiento de quien encargó tales obras. Seguramente creía de verdad en que las almas se pasean por estos lugares melancólicos, bellos y como no románticos.
    Otra entrada de diez amigo. Gracias por tanta sabiduría.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual me ocurre a mí, y no sé exactamente por qué, pero de siempre me han llamado la atención.Como este de Génova sé que hay muchos, algunos como el de París con magníficas alegorías escultóricas. Cuando veo tanto arte, casi puedo obviar lo que guardan en sus entrañas, pues pienso que los cuerpos no tienen ningún sentido tras la muerte, pues somos un mero cascarón, y la esencia voló al morir.
      Un abrazo amigo.

      Eliminar
  7. Es maravillosos lo que nos compartes. Gracias!
    Un abrazo grande querido Jorge.
    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti, por siempre venir y mostrar tu afecto.
      Un abrazo fuerte y feliz fin de semana.

      Eliminar
  8. Con los años ir al cementerio se hizo costumbre cada vez que voy al pueblo, ahora tengo gente querida a quien llevar flores, a veces siento tristeza ante tumbas olvidadas y otras, impresionada ante las esculturas y también, ante algunos monumentos funerarios me pregunto: ¿qué importancia tiene ser el más rico del cementerio?
    Un abrazo afectuoso amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tiene ningún sentido ser el más rico o afamado del cementerio, de eso estoy seguro, en este lugar es donde realmente todos terminamos siendo iguales.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  9. Hola Jorge, es impresionante ver estas esculturas que son bellisimas, parece que en vez de un cementerio sea un museo ya que son dignas de estar en alguno de ellos, el cementerio es un sitio que voy lo menos posible ya que cuando voy salgo muy mal por tener allí a mis padres, pero cuando voy a donde están ellos paso por donde están los panteones y también los hay que impresionan verlos, pero ni punto de comparación al arte de este cementerio que nos muestras, gracias amigo una vez mas:)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Forma parte de nuestro más íntimo sentimiento de pérdida y eso nos hace ver estos lugares con una melancólica nostalgia.
      Un abrazo amiga.

      Eliminar
  10. Es increíble la belleza que guardan algunos cementerios del mundo, el que nos entregas hoy es bellísimo, basta su contemplación para que se admire su obra y no pensar en el lugar, aunque pienso que ha sido la forma de honrar a los difuntos, aunque particularmente pienso que es en el día a día de nuestra vida que se debe honrar a nuestros seres queridos, pero es sencillamente hermoso.
    El cementerio de Colón ubicado en Ciudad de La Habana, Cuba tiene esculturas verdaderamente impresionantes, en mi primer viaje después de partir de la isla fuí a visitar los restos de mi madre y quedé totalmente abatida por su abandono, incluso tumbas bellísimas y de niños que se ve los familiares partieron al extranjero y sabes, se me puso el corazón encogidito, encogidito.
    Cuando puedas busca sobre ello y verás cuanta belleza esconde entre sus paredes, a veces pienso si no vale la pena remodelarlo y no dejar se destruya de esa manera, pero bueno, ya sabes...

    Abrazos miles, querido Jorge y nuevamente, gracias por tus entregas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No dudes que trataré de ver algo sobre ése cementerio de tu tierra, que por cierto, todo en la Habana siempre me fascinó, me recuerda mucho a mi querida Cádiz.
      Un fuerte abrazo amiga.

      Eliminar
  11. Sí que son obras de arte, un lugar de paz merecida, y bello a pesar de ser un cementerio, donde todos llegaremos algún día, al menos que pienses como yo y sea incinerado, después ni cenizas ni nada. Una entrada serena y bella. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa que citas es también mi elección, aunque no dejo de valorar el culto y el sentimiento de los artistas al plasmar sus obras en estos lugares.
      Un abrazo Lola.

      Eliminar