07 febrero 2015

LA ESTRUCTURA DE RICHAT (EL OJO DEL SAHARA)

J.J.D.R.
Desde la lejanía del espacio exterior, la irregular esfera del planeta Tierra, muestra singulares marcas y accidentes geográficos de gran tamaño.
Algunas de estas marcas que Gaia exhibe como antiguos tatuajes, sólo son visibles desde el lejano y frío espacio en toda su magnitud.

ESTRUCTURA DE RICHAT Foto www.meteoprog.es
De ello fueron testigos en junio de 1965 el comandante James McDivit y el Piloto Edward White, que orbitaban la tierra en pos de conseguir el primer paseo espacial de un astronauta estadounidense.
Si bien no conseguirían ganar a los soviéticos en los programas EVA (Actividad Extra - Vehicular) -honor que le fue otorgado al cosmonauta Alexei Leonov en marzo del mismo año- Edward White consiguió ser el primer estadounidense en pasear por el oscuro firmamento.
En aquella intensa y exitosa misión de la Nasa, los dos tripulantes de la Gemini 4, reportaron datos concisos de un extraño y gigante accidente geológico de forma espiral que resaltaba sobre la monótona extensión del desierto del Sahara.
Desde aquel mes de junio de 1965, las diferentes misiones espaciales han tomado como referencia esa marca sobre el desierto, denominada “Estructura de Richat” y más popularmente conocida como “Ojo del Sahara”.

Foto www.meteoprog.es
La estructura de Richat se encuentra ubicada a escasos 30 kilómetros de Ouadane, localidad caravanera de la región de Adrar en el borde occidental del desierto del Sahara en Mauritania.
La formación de tan caprichoso accidente geológico, de 48 kilómetros de longitud, está aún bajo la lupa de los recientes estudios científicos.
Desde que fue descubierto en 1965 desde el espacio, el ojo del Sahara, ha alimentado muchas hipótesis y estudios científicos que intentan dar una explicación factible de su misteriosa formación.
Unos dicen tratarse de una estructura simétrica de un Domo anticlinal erosionado durante millones de años y que nos muestra su núcleo. Algo así, como una erupción frustrada, en la cual, el terreno no pudo soportar el peso de las rocas y la tierra se hundió.


Otros muchos, siguen creyendo en la posibilidad de que se trate de los restos dejados por el impacto de algún meteorito o asteroide en época remota.
Sea como fuere, la estructura de Richat, con sus formas y colores y sus círculos concéntricos de basalto y rocas volcánicas, se ha convertido hoy día en un punto elemental y de referencia continua para los vuelos espaciales.


Hoy día sigue latente el enigma de la formación del ojo del Sahara. Las investigaciones siguen abiertas y, seguramente, la ciencia no tardará en averiguar qué dio lugar a la estructura de Richat.
El gran ojo del desierto guía con su iris de color los pasos del ser humano fuera de la atmósfera terrestre, mostrándonos desde las alturas la complejidad de nuestro mundo y nuestro entorno, y la belleza que renace tras un cataclismo semejante al que sucedió en el desierto del Sahara.

Aportes y Datos:
Texto de mi anterior blog (Centinela del Sendero)
Wikipedia
http://es.wikipedia.org/wiki/Estructura_de_Richat



15 comentarios:

  1. Desierto que en otros tiempos no lo fue, nuestra madre, esa que gira alrededor del fuego y la luz no deja de sorprendernos, y en parte gracias a ti.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gaia se mueve como un ser vivo, y no cesa de crear y recrear mundo diferentes en uno mismo, y como bien comentas, lo que hoy es desierto, antes fue lugar de pastos inmensos y vergel.
      Quién sabe qué será mañana?
      Un fuerte abrazo amigo.

      Eliminar
  2. Cuántas cosas que desconocemos y son tan hermosas como ese ojo del desierto. A veces no quisiera saber nada, solo contemplar y nada más.
    Un abrazo
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a que el ser humano alcanzó el conocimiento que le puso el espacio, es capaz de captar lugares que a simple vista pasarían inadvertidos.
      Y dese el cielo, parece que ése ojo gigantesco mira y observa qué hacemos en nuestro planeta.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Había visto alguna foto, de esas que en grupo las apellidan "Imágenes sorprendentes" ahora ya se más. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y así llegué yo a conocer este extraño fenómeno natural, lo que pasa es que a mí me mata la curiosidad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. O se que bien podría haber sido el crater de un volcan que tras intentar entrar en erupcion se hundió? Bueno la verdad es que creo que este tipo de cosas nunca llegaremos a saberlas y no si es mejor jejej

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso dicen los expertos, pero como bien dices, vete a saber si algún día se podrá demostrar su verdadero origen.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Que impresionante, Jorge, ni idea tenía de tal fenómeno, es un enigma como tantos otros que desconocemos, somos totalmente insignificantes ante la sabiduría del universo.

    Gracias siempre, mi abrazo y una linda semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Universo rige todo lo que se ve y se mueve. Puede parecer una tosca idea, pero toda la energía del cosmos tiende a ser un pilar importante del universo. Nada se hizo al azar, el plan de todo esto...es un enigma infinito.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. ¿Y si fue un triple impacto de un asteroide y sus lunas como cree un científico de Tenerife?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María, pues no había oído nada al respecto, e ignoro si los asteroides pueden tener lunas. Aunque si fuese así, supongo que han de ser un tamaño tan considerable que su impacto en la Tierra hubiera dejado un colosal cráter en la superficie más significativo que este del Sáhara.
      Voy a buscar más información al respecto, un saludo y gracias.

      Eliminar
  7. Al igual que Ester había visto la foto, hoy voy simplemente emocionado por algo tan increíble.
    ¡Gracias por compartir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un gigantesco ojo vigila todo un espectro infinito desde su manto de arenas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Jesús que sorprendente y colosal, la naturaleza nos sorprende, y hay veces que va más allá de un lugar así. Siempre tienes fotos que nos dejan con la boca abierta, es que parece mentira que tengamos tantos lugares así de bellos y enigmáticos. Un abrazo.

    ResponderEliminar