Ir al contenido principal

ENTRADA RECIENTE

DIRK DZIMIRSKY (VER PARA CREER)

  J.J.D.R. Con milimétrico acierto el grafito resbala sobre la blanca superficie y el sereno y hábil percutir que guía un pulso conciso, casi de cirujano, hace que delicadas capas de negros y cientos de grises vayan creando sombras sobre un amplio universo de luces que comienza a iluminar el gran lienzo. Tras horas de arduo trabajo, bajo el paciente tributo de la paciencia, del blanco tapeteado emerge un rostro cuya imagen es tan perfecta que cuesta creer que haya sido creado por el rasgado superficial y preciso de la punta de un lapicero. Foto devilarstudios.wordpress.com Dirk Dzimirsky es un artista hiperrealista. Un fotógrafo sin cámara fotográfica. Un artista capaz de recrear mediante sus dibujos matices y enfoques comparables a los que sólo se puede acceder mediante el uso de la fotografía. Muchos son los que critican este estilo de pintura bajo el argumentario de que es maquinal, superfluo y frío. Dicen que en este tipo de pintura desaparece el trazo del artista y con ello buen

LA DAMA BLANCA DE MAALI

 

J.J.D.R.

Desde lo más alto del escarpado farallón granítico del Monte Loura, la efigie de la Dama blanca continúa fijando su pétrea mirada en el lejano y vasto horizonte africano. El perfil de su rostro, tan enigmático como clarividente, siempre estuvo ahí, emergiendo desde una de las paredes de la montaña a la vista de todos durante no se sabe cuánto tiempo, pero olvidada pese a su gigantesca presencia.


Dama de Maali Foto kyrevenkuoroi.wordpress.com


La Dama blanca o señora de Maali constituye un enigma aún sin respuesta. Se trata de lo que parece ser una escultura gigantesca esculpida en la cima del monte Loura, cuya altitud es de 1515 metros y pertenece al macizo Tamgue ubicado en el punto más al norte de Guinea Conakri en la cordillera Futa Yallon; desde cuyos enormes y afilados acantilados se puede contemplar por sus tres vertientes las fronteras de Malí y Senegal. La supuesta escultura mide 150 metros, de los cuales 25 corresponden al rostro. Tal y como se puede apreciar es difícil asimilar que tamaña imagen se haya originado por la erosión de la lluvia y el viento, cuestión que se me antoja particularmente difícil teniendo en cuenta que se trata de piedra granítica, uno de los compuestos naturales más duros y si, además, tenemos en cuenta los aspectos lógicos que nos aporta la meteorología del lugar, la región donde está ubicada la Dama blanca precisamente no es un lugar donde el clima sea especialmente agresivo.



Foto ciudadrealdigiltal.es


Otra peculiaridad de esta extraña escultura está conformada por sus rasgos. Teniendo en cuenta que se encuentra en pleno continente africano, si ciertamente se confirmase su origen artificial, debería de presentar rasgos negroides y no de origen caucásicos como es el caso. La Dama blanca siempre ha estado ahí. Los nativos de la región hablan en sus antiguas leyendas de variopintos motivos por los cuales sus legendarios dioses petrificaron a una mujer como castigo por haber sido infiel a su marido. La Dama blanca no puede ser ocultada a ojos de la historia y la arqueología, pero su silueta parece ser una molesta huella sobre la que nada se conoce y lo más curioso, sobre la que nada se quiere saber, como si ignorando su existencia se quisiera borrar la incomodidad que en tierras africanas representa su presencia.


Foto conexaoufo.com


Si bien, como se sabe, la gigantesca escultura era ya desde tiempos remotos conocida por las tribus de esta región, no fue hasta el año 1997 cuando se dio mundialmente a conocer. El responsable de ello fue el italiano Angelo Pitoni, geólogo de la FAO, botánico y especialista en piedras preciosas, muy especialmente en lapislázuli y descubridor de numerosas minas de esmeraldas. Precisamente, ejerciendo su trabajo como prospector de minas en Sierra Leona, fue cuando de manos de los miembros de la tribu Fulah se topó con unas extrañas piedras de un bello color azul y que los nativos llamaban piedras del cielo, las cuales según sus tradiciones pertenecieron a los dioses que en el inicio de los tiempos habían llegado desde el firmamento para poblar la tierra.



Estatuillas Nomoli Foto johncapemort.medium.com


La presencia de aquellas piedras de extraña composición llamó poderosamente la atención de Pitoni quien, sin prestar atención a lo que consideró leyendas tribales, olvidó el asunto, pero se encargó a su regreso de enviar algunas piedras a los laboratorios de la Universidad de Ginebra, Roma, Utrecht, Tokio o Freiberg para que fueran estudiadas. Cuando obtuvo los resultados de los distintos estudios se quedó, nunca mejor dicho…de piedra.


Piedras "del cielo" Foto internationalwebpost.org


Los resultados indicaron elevados niveles de oxígeno de hasta un 70 por ciento, así como carbono, calcio, sodio y silicio que conformaban una especie de yeso que a todas luces indicaba una estructura sintética cuya composición había sido manufacturada. Resultaba llamativo que a vista de microscopio la estructura de cristales se tornaba totalmente blanca y en ningún momento aparecía rastro del color azul tan característico de la piedra que se esfumaba sin explicación posible.


Angelo Pitoni Foto saggiagilillap.com


En posteriores viajes a Sierra Leona entabló cierta amistad con el jefe de la tribu de los Falah quien le enseñó ciertas figuras y un extraño bastón pertenecientes a algún tipo de cultura desconocida hasta la fecha y cuya datación se estimó en alrededor de 12.500 años de antigüedad y a la cual se referían como los Nomoli pertenecientes a la provincia oriental del Kono. Estas estatuillas estuvieron expuestas en el Museo Británico de Londres y el Museo L`home de París, pero al no poder ser identificadas en un periodo concreto fueron retiradas y supongo que duermen el sueño de los incomprendidos en algún cajón de las estancias museísticas. A raíz de estas experiencias y el aporte de las leyendas locales descubrió la existencia de la Dama blanca y se dirigió al lugar acompañado del arqueólogo y director del Museo Nacional de Guinea Dr. Moussa Kourouma. Desde su primer avistamiento de la enorme escultura jamás tuvieron duda de que aquello no era producto de la erosión ni era el producto de un capricho natural. Aquel rostro de marcados rasgos caucásicos había sido esculpido en la roca y, de estar en lo cierto, aquello habría una discusión incontestable hasta la fecha sobre su cronología, su origen y el de sus constructores.



Foto gaetaniumberto.wordpress.com


Desde su descubrimiento Angelo Pitoni se aventuró a emitir diversas teorías sobre el origen de la Dama Blanca, aseverando que su construcción fue realizada por los legendarios atlantes que sobrevivieron tras la desaparición bajo el mar de su mítico reino estableciéndose en estas tierras.


Foto thebl.com


Desde los terruños adyacentes al pueblo de Dongol Lüüra se aprecia con claridad el perfil femenino de la Dama blanca, su gesto, sus rasgos y su mirada atemporal se pierde en el horizonte, haciéndose visible ante la ceguera de aquellos que escribieron nuestra historia y que no están dispuestos a cambiar un renglón de su discurso, obviando quizás, respuestas incómodas a preguntas que muchos nos hacemos sobre la posibilidad de la existencia en la tierra de vestigios arqueológicos cuya incierta cronología incomoda a los especialistas y que pudieron pertenecer a otra u otras humanidades anteriores a la nuestra.


Aportes y Datos:

Bles Mundo

https://bles.com/cultura/noticias-misteriosa-dama-12000-montana-africa.html

Wikipedia

https://es.wikipedia.org/wiki/Monte_Loura

Antikitera

http://www.antikitera.net

 

 

Comentarios

  1. Hola Jorge, la primera impresión me pareció la cabeza de un gorila, pero luego ya me he fijado y he visto a la dama perfectamente, puede ser lo que aquí dices que esta esculpida por pueblos anteriores a nuestra tiempo y como se ha demostrado muchas veces mucho mas inteligentes que nosotros, tenemos las Pirámides, Isla de Pascua y así muchas mas, la piedra azul es curioso lo que dices, que cuando se mira por el microscopio se ve blanca, curioso de verdad.

    Cuídate mucho querido amigo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Interesantísima entrada profusa en datos que prueban que la enigmática Dama fue moldeada, aunque vaya a saber por quiénes y con qué con propósitos. Pero como bien discurres y parafraseando la canción "si la historia es la que te cuentan, eso quiere decir que hay otra historia".

    Abrazo agradecido hasta allá.

    ResponderEliminar
  3. También la mano de la Naturaleza es capaz de realizar buenas esculturas. Hay mucho ejemplo de estos en diversos lugares del mundo.
    Que tengas un buen día.

    ResponderEliminar
  4. Hola Jorge!
    Siempre nos sorprendes. Desde luego un viaje por ese continente debe de ser realmente fascinante.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Buenas noches, estimado amigo, después de unos días de inactividad, pasando a visitar a los amigos.
    Como siempre amigo nos sorprendes con otra brillante entrada, otra más y fantástica que nos adentra en ese extraordinario mundo de una gran y bella cultura.
    Un gran abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  6. Al principiovi como la cara de un gorila.Pero leyendo pude dar con la dama Blanca, ...enigmática, y eso de las piedras azules es más extrano todavía

    ResponderEliminar
  7. En general, no suelo descubrir esas similitudes en las rocas. Me dicen se parece a una cara, un zapato, un pato, y yo no veo nada ☺️. En este caso, me pasa igual. Lo de la piedra sintética, si. Es sorprendente y merecería más investigación. Siempre interesantes tus artículos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Parece mentira, Jorge, pero la dama blanca, como suelen llamarla la talló el viento con el paso de los siglos, no me cabe duda...y otra cosa que me fascinó fue la piedra caída del cielo...¡Dios, qué hermosura y transparencia! Gracias por compartir. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Preciosas fotografías. Cada persona ve algo diferente todo depende del punto donde la mires.

    ResponderEliminar
  10. Una historia llena de misterios tanto por la piedra sintética como por la figura de la dama, que a mi por mucho que la miro no deja de parecerme la de un primate, y aunque mi opinión valga de poco pienso también por esas cejas que sobresalen que está la mano del hombre detrás de todo.
    Un abrazo, amigo Jorge.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares