08 febrero 2015

METEORITO HOBA WEST

J.J.D.R.
Un chasquido metálico retumbó bajo las pezuñas del buey. Acto seguido, el arado que surcaba la tierra se paró en seco, y el propietario de la granja Hoba West soltó los aperos de labranza y fue a inspeccionar qué era lo que obstaculizaba su trabajo.
Cuando se agachó para ojear entre la removida tierra, se topó de lleno con una roca de aspecto extraño y de grandes dimensiones cuyo color metálico llamó enseguida su atención.
Curioso de su descubrimiento, hizo analizar aquella roca por alguien cualificado, deseoso de averiguar de qué se trataba.

METEORITO HOBA WEST
El encargado de realizar el primer estudio sobre la roca fue el científico británico Jacobus Hermanus Brits, quién detalló posteriormente en su informe de 1920 -para el museo Grootfontein en Namibia-, que la extraña roca era ni más ni menos que un gigantesco meteorito.


En el mismo lugar dónde fue encontrado por el propietario de las tierras en 1920, el meteorito Hoba aterrizó 80.000 años atrás- según los estudios- de forma llamativamente silenciosa.
El meteorito Hoba mide 3 x 3 metros de longitud y un metro de altura. Su peso es de 60 toneladas, y se estima que cerca de media tonelada le ha sido sustraída entre investigaciones, hurtos y souvenirs vendidos a los turistas.


Con el tamaño que tiene el meteorito es normal pensar que junto a él hubiese un enorme cráter consecuencia del impacto. Pero no es así. La falta de cráter de impacto es debida, según los expertos, a la baja velocidad (velocidad terminal) con la que el meteorito llegó a impactar después de ser frenado por la atmósfera terrestre, donde tuvo mucho que ver igualmente la forma plana de la roca.



El meteorito Hoba está considerado como la masa uniforme de hierro más grande hasta la fecha encontrada. Un 82% de su volumen total es hierro, además de poseer un 16,4% de níquel, un 0,8% de cobalto y algunos otros minerales.
El gran tamaño del meteorito hizo que fuera imposible trasladarlo de sitio, permaneciendo en el mismo lugar desde su impacto en la tierra.
Durante muchos años la roca ha sido dañada constantemente debido a los continuos hurtos de material. Por ello en el año 1955 se declaró el meteorito Hoba West Monumento Nacional de Namibia.


Aún con el endurecimiento de la ley que protegía el monumento, el robo de material siguió ejercitándose hasta que en el año 1985 la empresa minera Rössing se hizo cargo del meteorito y sufragó los costes de su mantenimiento y protección con fondos donados al gobierno de Namibia.
Desde aquel instante las fechorías para con la roca estelar vieron su final. Dos años después el dueño de la granja Hoba West donó el meteorito y el lugar al gobierno de Namibia, y se construyó un centro turístico que actualmente recibe muchas visitas anuales y deja buenos ingresos en la zona.


Del frío y oscuro espacio cayó lentamente sobre la tierra africana una enorme piedra.
El meteorito Hoba ha permaneciendo en el mismo lugar miles de años después de su llegada, como muestra y regalo de estudio para científicos del mundo y curiosa foto instantánea para miles de turistas que visitan Namibia.

Aportes y Datos:
Testo de mi anterior blog, Centinela del Sendero
Wikipedia
http://es.wikipedia.org/wiki/Meteorito_Hoba





22 comentarios:

  1. Hermoso ejemplar que es digno de ver y admirar, por que seguro que desprende cosas especiales.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me sugiere lo pequeños que somos ante el universo y lo que nos gusta mirarnos el ombligo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. La verdad es que tardaron mucho en acordonarlo para que no siguieran robando partes de la roca pero realmente merece la pena hacerle unas fotos jejeje a ver si se anima Karras y vamos un rartin jajaj.
    un abrazo de lunes amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que siempre tenemos que destrozar todo aquello que cae en nuestras manos. Todo por el hábito de lucrar nuestro egocentrismo más absoluto, aunque para ello tengamos que destrozar piezas irrecuperables que nos pueden aportar gran información sobre nuestro entorno.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Jorge, y menos mal que cayo en el campo y no en una ciudad o pueblo, que aunque cayendo a baja velocidad hubiese echo muchísimo daño por su tamaño y peso, desde luego que es digno de admirar aunque yo no compraría ningún souvenir, me da mucha cosa y vete a saber si también era verdadero lo que venden, pero si es una pena que lo estuviesen destrozando poco a poco con esos hurtos del material, menos mal que ahora esta bien custodiado, sabes su forma a que me recuerda?, al logotipo de Antena 3:), de nuevo gracias por darnos a conocer algo nuevo para nosotros.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso sí es verdad amiga, aunque cuando cayó, creo que la zona no estaría muy poblada. No obstante, a diario caen muchos meteoritos (no de este tamaño) y lo más normal es que caigan el mares u océanos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Jorge
    Es curioso si, pues siempre (supongo que por lo que nos muestran en documentales y películas) una se imagina un enorme crater producto de la caída del un meteorito por no decir que yo tb ( a titulo personal) siempre los "visualizo" de forma esférica.. Lo de los saqueos bueno, creo que la raza humana es saqueadora por instinto así que no me extraña
    Gracias por el aporte siempre es hermoso venir a tu casa
    Un abrazo y buena semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola MaRía, conozco casos muy extraños y relevantes sobre meteoritos de formas bien particulares y de estructura diferentes entre ellos. En este mundo de los meteoritos, me deja con la boca abierta el mercadeo que existe, y créeme cuando te digo que hay gente que vive solo y exclusivamente rastreando la Tierra en busca de pedazos de estas rocas del espacio que pagan después mejor que si fuese oro.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. EStamos en el mismo punto de partida de todo lo exterior ¿verdad Jorge?.
    Creemos que en algún instante descubriremos algún material desconocido, pero parece ser que todo el universo está compuesto de lo mismo y así aumentan las esperanzas de vida en otros lugares mas o menos lejanos.
    Lo que me llama la atención es como bien dices la falta de crater puesto que la tierra ejerce la misma fuerza de gravedad para cualquier cuerpo que entre en la atmósfera.
    Otro misterio o al menos a mi se me escapa su comprensión.
    Un abrazo Jorge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La falta de cráter es algo casi inadmisible para estos casos, pero son varios los fenómenos de esta índole que hay por el mundo. Trasladándonos bien lejos de Namibia, me viene a la cabeza el fenómeno de Tungusca en Siberia, donde algo estalló y devastó toda una inmensa región y no dejó material rocoso visible hasta hoy.
      Un fuerte abrazo amigo.

      Eliminar
  6. Los misterios del universo son indescifrables, esta roca es una prueba de que puede existir un planeta muy semejante al nuestro... quizás haya vida en él.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De ello estoy convencido, y creo que ningún científico que se preste a serlo podrá negar hoy día que las posibilidades de que la vida haya surgido en el universo es tan elevada como que nosotros existimos. Si esa vida alcanzó niveles de inteligencia y si es posible contactar con ellas, son palabras mayores que solo nuestra capacidad tecnológica podrá desentrañar cuando seamos capaces de acotar las insalvables distancias siderales.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Como me gustaría verlo, estas cosas me fascinan.
    Gracias por tan bello post.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha de ser algo impresionante poder observarlo in situ.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Como siempre me voy con un nuevo aprendizaje y miles de preguntas... Y pienso en como actúa la naturaleza humana, unos son capaces de cuidar, proteger y analizar; otros, destrozan por llevar un trozo para su casa o vender a los turistas.
    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así somos los humanos. A veces me da asco pertenecer a esta nuestra especie. Aunque siempre termina germinando en mí un pensamiento positivo, pues somos capaces también de lo más bello y sublime.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Para todos los que te leemos desde hace algún tiempo, todas tus entradas, absolutamente todas son un regalo de eso que sabiamente nos compartes, la inmensidad de el universo, de la naturaleza, de la vida, cosas que escapan a nuestro alcance y que nos hace meditar en lo pequeños que somos, y que muchas veces en vez de admirar y respetar, se utilizan o pretenden ser utilizadas para otros fines.
    Lo cierto es, que como dice el refrán, aquí si hay que quitarse el sombrero.

    Abrazos Jorge y lindos días

    P.D: Creo que ya te he comentado, pero por las dudas te dejo otro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé qué decir querida amiga, tus palabras son un gran aliciente para mí, sobre todo ahora que apenas tengo tiempo para centrarme en lo que más me gusta que es escribir y leer buscando nuevas historias.
      Un honor tenerte siempre tan cercana, abrazos.

      Eliminar
  10. Mi enhorabuena por tan interesante artículo. Me ha gustado mucho.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por tu huella amiga, y regresa cuando lo desees. Esta es tu casa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. No conocia esta interesanta historia!!1Lo que más pena me dá es las ambiciones de los serews,,algo tán importante para estudiar y la avaricia para vender y no sé que pensar que querian hacer con sus restos..Menos mal que fué donado y esto espero que haya terminado!!

    Gracias por compartir esta magnifica historia...Nunca se acostará uno sin aprender algo nuevo e interesante
    Con cariño Victoria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Victora, me alegra que te gustase. La avaricia y la ambición siempre están presentes en el ser humano. Esto nos hace muy vulnerables ante la capacidad de comprender la verdadera riqueza de nuestro mundo y todo lo que lo rodea.
      Un abrazo.

      Eliminar