16 febrero 2015

MORNING GLORY COULD

J.J.D.R.
En la costa septentrional de Australia, al sur del golfo de Carpentaria, donde el mar de Arafura delimita las costas de Papua Nueva Guinea del país del boomerang, un impresionante fenómeno atmosférico aparece anualmente durante los meses de septiembre y octubre.
Conocido como Morning Glory Could (nube gloria de la mañana), es un espectáculo de tal calibre que muchos turistas y viajeros afortunados recorren grandes distancias sólo para ser testigos y fotografiar este extraño fenómeno.

LA COLOSAL NUBE GLORIA DE LA MAÑANA
Como si de un tsunami vaporoso se tratase, el cielo se cubre totalmente por una arrolladora y gigantesca nube gaseosa.
La costa es abatida por los vientos que acompañan a la nube mientras los planeadores y alas delta de los ávidos aventureros sobrevuelan las capas altas de la esponja blanca pretendiendo amerizar sobre su panza.


La longitud de la hermosa nube sobrepasa los mil kilómetros de longitud y su altura es de uno a dos kilómetros, llegando a alcanzar los 60 Km. /h en su desplazamiento.
Aunque el fenómeno es poco habitual en otros lugares del mundo, en la pequeña localidad de Burketown -178 habitantes- anualmente se tiene la posibilidad de ver la gran nube blanca, al igual que en Queensland, el mejor lugar según cuentan para presenciar el fenómeno natural.
Para los científicos, las causas naturales de tan maravilloso fenómeno, aún son desconcertantes a pesar de haber sido minuciosamente estudiadas.

Foto www.australiangeographic.com.au
Lo que parece que tienen claro es que los cambiantes vientos de la costa del mar de coral, unidos a los contrastes de temperatura de las brisas marinas provenientes de la península de Cape York son uno de los motivos principales; así como la ascensión de los vientos y su velocidad, serían la causa de la creación de la nube con forma de gigantesco rollo.
Este inusual producto natural ha sido también registrado en otros puntos del planeta, aunque su frecuencia es casi anecdótica.

Foto www.adventurepro.com.au
Se han producido nubes parecidas en la parte central de Estados Unidos, en el Canal de la Mancha, en las costas mexicanas del mar de Cortés, en Berlín, o en la parte oriental de Rusia. Pero en ningún sitio son tan espectaculares y continuas como en Australia.
Los vientos racheados que acompañan la aparición de la nube de gloria, hacen peligroso el tránsito de avionetas o aeroplanos. A pesar de ello, son muchos los pilotos que se acercan hasta el norte de Australia en busca de sensaciones nuevas, sobrevolando la enorme nube y tomando espectaculares fotografías aéreas.



Sobre las costas Australianas se cierne un rodillo inmenso con cuerpo de nube.
Durante un breve espacio de tiempo se adueña del cielo y acapara las miradas de los afortunados testigos que, atónitos y boquiabiertos,  tienen la oportunidad de presenciar un regalo especial de la madre tierra, ver y admirar las nubes en un amanecer de gloria.

Aportes y Datos:
Texto de mi anterior blog "Centinela del Sendero"






23 comentarios:

  1. En alguna ocasión vi fotografías de esta maravilla de la naturaleza y es otra causa de admiración por lo que ocurre en la madre tierra, otra de las joyas que nos has dejado sobre esa madre que debemos cuidar con todas nuestras fuerzas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Cuantisima belleza. Me ha encantado.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Realmente conocia lo de Morning Glory, había visto fotos y es que resulta impresionante como se forman esas nubes para el deleite de la vista. Es algo parecido a lo que pasa en Tenerife cuando vas subiendo hacia el Teide y en medio del mar se forma un embudo de nubes, es también precioso.
    Cuidate mucho querido amigo
    Abrazotessssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  4. Increíble la de fenómenos que se dan en nuestro planeta que intentando colonizar Marte no sabemos aún explicar.
    Ha de ser una autentica pasada sobrevolar en ala delta la nube y conseguir unas instantáneas para guardarlas en la caja de los tesoros.
    Magnifico reportaje Jorge enhorabuena.

    ResponderEliminar
  5. Que belleza!! por extraño que parezca esos regalos son los que nos siguen dando vida.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola Jorge, impresionante este fenómeno, es una buena razón para viajar al sur de Australia.
    Tienes un estupendo catálogo de mágicos lugares, te felicito.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Hola otra vez, se ve que he perdido el norte, aunque el sur de Australia merece mucho la pena sin ninguna duda quería decir al norte ;)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Hola Jorge, como no estoy bien de salud y ya pasé antes a comentarte, no volveré hasta primero de marzo, solo posteo una vez al mes.
    Te dejo mi ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  9. Sorprendentes fotografías, son preciosas pero a mí me han dado miedo, me pasa igual que las nubes lenticulares, siempre preciosas, y siempre sorprendentes.
    Me gustan tus fotos, hace dos o tres años saque una parecida allí en la playa, pero no tan espectacular como estas que son hasta misteriosas. Encantada de volver a leerte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Pues doy gracias a esos intrépidos que nos dejan ver esa hermosura, parece una ola gigante de espuma. Como siempre es un placer visitarte.

    ResponderEliminar
  11. Hola Jorge, ya había visto en algún reportaje este fenómeno tan bonito, pero no cabe duda de que explicado como tu lo haces haces que disfrutemos mas aun de este nuevo regalo que nos hace la naturaleza, parece increíble como se forma la nube y sus longitudes, debe ser una pasada el poder disfrutar en vivo cuando se produce el fenómeno, que bonito es, ayer mismo en lo del tiempo sacaron unas imágenes de nubes preciosas, haciendo la forma que parecían acabados de pastelería y estaban encadenadas, que bonitas se veían:)
    Gracias una vez mas amigo por abrirnos los ojos a una nueva maravilla de la naturaleza, cuidate mucho:)

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Que preciosidad, Jorge, siempre nos sorprendes con estos documentos fotográficos de la naturaleza...

    Abrazos,amigo

    ResponderEliminar
  13. Sensacionales... todo un Gran y Bello espectáculo...


    Gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. No conocía este fenómeno de la madre naturaleza. Es impresionante, tanto las fotografías como lo que nos cuentas.
    Mi enhorabuena por la entrada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Hola Jorge , una entra magistral ... y unas fotos preciosa dignas de ser vistas desde allí .
    La verdad es que yo digo como Manuel , desconocia este curioso fenómeno .
    Te deseo una feliz tarde , beos de Flor.

    ResponderEliminar
  16. Vine a darte una vueltecita...
    Buena semana.
    Un besito

    ResponderEliminar
  17. Que pasada, es increíble. Me ha gustado mucho tu blog Jorge, me hago seguidor. Saludos desde http://faunacompacta.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  18. Dios míoooooooooooo

    Que impresionante belleza, no, hoy no digo nada, solamente me quedo un rato.

    Abrazos siempre, querido Jorge y lindos días para ti y los tuyos

    ResponderEliminar
  19. Sorprendentes imagenes, como sorprendente es la naturaleza
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Es asombroso..jamaz lo habia visto y tán bién captado por la cámara!!

    La Naturaleza nunca deja de sorprendernos

    Gracias por compartir
    Con cariño Victoria

    ResponderEliminar
  21. Paso a dejarte mi saludo y espero tu nueva entrada, siempre son muy interesantes.
    Gracias
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  22. Quiero agradeceros a todos los comentarios y la huella amiga que siempre dejáis en este sendero de letras escritas con la pluma de la ensoñación.
    Estas últimas semanas estuve ausente pero siempre acordándome de vosotros.
    Iré pasando por vuestros hogares en breve.
    Gracias a todos y un inmenso abrazo.

    ResponderEliminar