26 julio 2015

RÍO TINTO

J.J.D.R.
Durante un centenar de kilómetros el río Tinto muestra su fluvial serpenteo entre barrancos y valles por tierras onubenses. Tras nacer en la serranía andaluza de Padre Caro, río Tinto discurre plácidamente por la cuenca del Guadiana exhibiendo los matices y colores de su extraordinario y fascinante lecho mineral, para después caer rendido en brazos del Odiel mimetizando su curso con éste ya en la ría de Huelva y finalmente su tránsito fenecer en el Golfo de Cádiz.

RÍO TINTO Foto www.escapadarural.com
Río Tinto es único en el mundo. La física y química que da cuerpo a sus múltiples peculiaridade lo convierten en un río de gran importancia científica a nivel mundial, hasta el punto de haber sido el lugar elegido por la agencia espacial estadounidense (NASA) para sus estudios multidisciplinares de campo y el entrenamiento de los robots que hoy día recorren los senderos del lejano y desconocido planeta Marte.
La geología del lecho fluvial del río Tinto (nombre que le viene dado por su color bermellón, similar al del vino) es tan magnífica y única que los estudios sobre sus minerales y los organismos que subsisten en sus aguas, lo convierte en un ecosistema que bien podría ser el que los Roberts marcianos pudiesen encontrar en nuestro vecino planeta.

Foto www.flickr.com
Con la participación del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) en colaboración de la ya mencionada NASA, en 2001 dio comienzo el programa Snorkel, en el que se hicieron las pruebas de los robots que viajarían a Marte así como la comprobación y estudio de los microorganismos extremófilos que se hallaron en el río siendo este descubrimiento portada y argumento para innumerables revistas prestigiosas de ciencia así como periódicos de todo el mundo.

MINAS DE RÍO TINTO Foto www.codigopostal.org
Observar el paraje alrededor del río Tinto es como imaginar la escena de algún punto distante en un planeta lejano. Todos hemos visto películas de ciencia ficción, donde aparecen extraños y misteriosos ríos de colores brillantes salpicados de salientes rocas cubiertas por una densa capa de niebla y vapores. Río Tinto bien puede ser ése acuífero de ciencia ficción, con la particularidad de que en este caso no se halla en ninguna región perdida del sistema interplanetario sino que lo tenemos más a mano, en nuestra hermosa Andalucía.

Foto www.elmundo.com
La característica más llamativa del río es sin duda su llamativo color rojo. Esto se debe a la elevada acidez en el PH de sus aguas y su alto contenido en metales pesados como el hierro, cobre, cadmio, manganeso, y la mezcla de estos con oxígeno. Los microorganismos que se han detectado que proliferan en el río son extremófilos, capaces de sobrevivir en un ecosistema que se creía no apto para la vida y que aquí, en río Tinto, sobreviven alimentándose de algas, hongos y de la gran variedad de minerales que subyacen en el lecho fluvial, oxidándolos en un proceso que los expertos denominan meteorización.

Foto www.dicyt.com
En su curso alto atraviesa la localidad de Minas de río Tinto donde se encuentra el yacimiento minero a cielo abierto más grande de Europa. Dicho yacimiento, ha sido explotado desde época antigua. Los recursos minerales de Río Tinto (principalmente cobre, hierro y manganeso, oro y plata) fueron una fuente de inagotable valor para el pueblo Fenicio, Íbero (Tartesos), así como para romanos y musulmanes.
El río rojo se abre camino buscando el cobijo que le dará el mar, atravesando la orografía de bellos municipios andaluces como La Palma del Condado, Nerva, Zalamea la Real, Moguer y Palos de la Frontera por citar solamente unos pocos.
Las aguas carmesí devoran la piedra y la piedra devora la hierba. Tan sólo una especie endémica y actualmente en peligro de extinción crece en las riberas cercanas del río. Se trata del brezo de las minas, quien acompaña el cauce sereno del Tinto en su recorrido por la serranía onubense, aportando al paraje de rocas, revestido de matices ocres, rojos o tintes oscuros y sombreados de amarillo, el verde necesario en todo paisaje natural.

Foto www.tripadvisor.com
Río Tinto es un lugar especial, un sitio donde es posible imaginar que el azul de la Tierra se encuentra en el cielo, y somos nosotros los que observamos su circunferencia desde la ribera de un río de colores ubicado en algún lugar extraño y lejano del espacio estelar.

Aportes y Datos:
Texto de mi anterior blog Centinela del Sendero







1 comentario:

  1. Una rareza muy particular de la que había escuchado hablar. Muy interesante. Gracias por compartir.
    Un abrazo

    ResponderEliminar