05 agosto 2015

INCIDENTE STS-75

J.J.D.R.

Sobre la vertical de la República de Mali, en la parte occidental del continente africano, el día 25 de febrero de 1996 la lanzadera espacial Columbia realizaba una serie de experimentos fuera de la atmósfera terrestre denominados STS –75 (Tethered Satellite System) o sistema de satélites atados. El objetivo de la misión llevada a cavo por la NASA, era poner en órbita un generador de energía, el cual estaba unido a un cable denominado Tether que se encargaría de capturar la energía del campo magnético de la tierra para poder transformarla y utilizarla posteriormente por futuras misiones espaciales.

EMBLEMA DE LA MISIÓN Foto www.science.ks.nasa.gov
Cuando el operativo está en marcha y todo parece estar en perfecto estado, el gran cable o Tether se rompe bruscamente a unas 77 millas del Transbordador y queda suspendido en el vacío orbital desprendiendo en todo momento una gran cantidad de luminiscencia.
Decenas de cámaras ultravioletas graban cada secuencia. Decenas de cámaras siguen en directo desde la Tierra y desde el propio Transbordador espacial cada segundo de lo que está aconteciendo.
De inmediato, cuando sobre la oscura realidad del espacio exterior, sólo la luz intensa del cable reluce como un farol en el vacío, unas extrañas formas difícilmente identificables comienzan a acercarse al cable centelleante desde todas partes.

TRIPULACIÓN DE LA MISIÓN STS-75 Foto www.fr.academic.ru
Recordemos que todas las secuencias están siendo grabadas por la NASA. Es el propio astronauta Claude Nicollier encargado de grabar las maniobras del Columbia quien advierte la presencia de los extraños objetos, y continúa grabando asombrado al ver cómo cada vez son más objetos los que se aproximan al cable ionizado y luminiscente que no cesa de desprender la energía acumulada.

TETHER Foto www.science.ks.nasa.gov
Los objetos son semicirculares y dentro de la transparencia de sus siluetas muestran parpadeos rítmicos y regulares como el pálpito continuo de un corazón.
En las imágenes se aprecia como aparecen y desaparecen de la nada más absoluta y, de vez en cuando, tras la imagen luminosa del Tether, se puede ver claramente que desde la atmósfera Terrestre y a velocidades increíbles los extraños objetos salen de la Tierra y en segundos rodean el cable atraídos por la enorme luz que ilumina el espacio.
Durante un periodo de 5 largas horas imágenes y conversaciones entre el Columbia y la base de Houston son grabadas y los datos protegidos y guardados.


Por momentos son varias decenas de objetos los que se pueden ver en la grabación, diferenciándose dos tipos o clase de objetos, unos de menor tamaño y más versátil, y la aparición posterior de varios de gran tamaño y con forma de herradura con un círculo en el centro. A estos últimos objetos no identificados lo ufólogos les llaman Xendras o portales supuestamente avistados por numerosos testigos que recuerdan la singular silueta de su presencia.

Foto www.tarrdaniel.com
Lógicamente, como era de esperar, la NASA rápidamente desmintió cualquier incidente ovni en la misión,- máxime al ser partícipe de la posterior divulgación del vídeo a nivel mundial, y el eco mediático que un caso de ésta índole promueve a nivel social-, saliendo al paso del bullicio producido diciendo que no había caso ovni y que tan sólo se trató de la aparición, quizás más misteriosa aún, de diminutas motas de polvo o basurilla cósmica diseminada sobre la lente de la cámara.

Foto www.lajsiab.com
Ser escéptico ayuda mucho a usar la lógica y refugiarse a salvo de incomodas preguntas. Pero ser escéptico no significa desmentir por sistema lo que no comprendamos.
No poner trabas a la mente quizás sea una solución para poder llegar a entender extrañas situaciones como la ocurrida con el STS-75, u otras muchas que se dan a diario.
Ahora sólo os pido que visualicéis el famoso vídeo y cada cual saque sus conclusiones.

Aportes y Datos:
Texto de mi anterior blog Centinela del Sendero

Vídeo recomendado
Fuente www.youtube.com













No hay comentarios:

Publicar un comentario