03 noviembre 2015

RINOCERONTE DE PIEDRA (HVITSERKUR)

J.J.D.R.
Bailan las focas bajo el agua en la bahía de Húnaflói, seguramente embebidas por un jocoso ritual o influjo místico que desprende el sol al caer rendido en brazos del helado mar del norte. Los rayos del astro rey retozan en la arena y su reflejo no causa estragos, más bien todo lo contrario, comenzando a decorar la playa y convirtiendo la costa en un gigantesco calidoscopio de prístinos matices cálidos y suaves. Haces de luces adormiladas por el atardecer, se cuelan entre los pliegues rocosos de una silueta solitaria que emerge sobre la playa. Los islandeses la llaman Huitserkur, pero para todo aquel que la observa termina siendo el rinoceronte de piedra.

RINOCERONTE DE PIEDRA Foto juancarlosisla.wordpress.com
En la majestuosa tierra del hielo y el fuego, en la parte más occidental de la bahía de Húnaflói en la península islandesa de Vatnsnes, una roca ígnea de origen volcánico de quince metros de altura esculpida durante miles de años por el viento y la fuerza de las mareas, se ha convertido en una de las más hermosas pareidolias naturales de nuestro mundo. Su silueta recuerda claramente la de un enorme rinoceronte apaciblemente abrevando en solitario.

Foto www.lugaresfamosos.com
La roca se encuentra cercana a la orilla, y cuando la marea está baja, los afortunados que pasean por la arena, pueden acercarse e incluso tocar la escultura natural. El nombre de Huitserkur significa camisa blanca, y es que la conocida talla rocosa, está cubierta de una pastosa capa de desechos fecales expulsados por las cientos de aves que cada día se posan sobre el gigante rinoceronte de piedra.

Foto www.ojoscuriosos.com
Una leyenda local afirma que realmente la formación rocosa es un Troll que quedó atrapado tras la salida del sol, tras intentar en vano destruir el monasterio cristiano de Thingeyran.

Foto www.fotonatura.org
Fuego y hielo se entremezclan en Islandia como hermanados por una contradicción que trata de alejar sin conseguirlo elementos tan contradictorios como necesarios para la vida. Fumarolas de vapor emergen de colinas heladas y el mar helado se cuelga del techo del mundo como un gigantesco espejo. El enorme rinoceronte de piedra solitario, se jacta de ser el único ser imaginario capaz de soportar con sus patas graníticas forjadas por el tiempo la fuerza del mar del norte, mientras su cabeza pétrea admira la delicadeza de una aurora boreal que tiñe el cielo islandés de flecos vaporizados de seda coralina.


Aportes y Datos:
Blog
http://descubriendomundoconpeques.blogspot.com.es/2015/02/hvitserkur-el-rinoceronte-de-piedra.html
Wikipedia
https://en.wikipedia.org/wiki/Hvítserkur

28 comentarios:

  1. Otra hermosa entrada llena de curiosidades como nos tienes acostumbrados. Siempre sorprendentes las fotografías y mas sus explicaciones al pie de ellas. Encantada de volver a leerte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me admiro de aquellos que tienen la fortuna de disfrutar de estos lugares maravillosos. La naturaleza es magia.
      Un abrazo amiga, y gracias siempre por venir.

      Eliminar
  2. Muy interesante lo que la naturaleza llega a hacer con las rocas, pero no menos curiosa las interpretaciones que le damos las personas a la erosión.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuestra cabeza funciona en relación a imágenes que conocemos, y la naturaleza juega muy bien a engañarnos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Que hermosura de escultura natural y de paisaje y es que solo en esa tierra de fuego y hielo se pueden ver estas hermosas visiones.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La tierra del hielo y el fuego, donde es posible contemplar escenas inimaginables.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. No sé si será la edición de las imágenes, pero el sitio parece tener una característica irreal, casi mitológico. Muy buen artículo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me parecen escenas fantásticas, donde la luz transforma el paisaje a su antojo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Maravilloso lugar, sin lugar a dudas, la figura es espectacular. Gracias por darnos a conocer cosas tan bonitas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pareidolias naturales amigo Rafael, Gaia es quien se empeña en dejarnos mudos con sus antojos.
      Gracias ti por venir. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hace una semana unos amigos fotógrafos regresaron de Islandia tras ir a fotografiar las increíbles auroras boreales. Ellos llaman a esa mágica tierra "La isla de los sueños" y es comprensible que a veces sueños tomen forma en ella. Una vez más se muestra el arte natural ante nuestros ojos con una maestría inalcanzable para el humano.
    Nuestras derrotadas pupilas se embelesan ante descubrimientos como este que nos ponen en nuestro lugar siendo parte del planeta y no sus dueños como pretendemos.
    Todo en la naturaleza parece darnos una pista, una respuesta que nos negamos a aceptar, y es que Gaia........está viva.

    Muchas gracias Jorge por tus visitas y por tu probada amistad de la que trataré ser merecedor. Quiero mandarte un cariñoso abrazo a ti y a tu preciosa familia, muchas veces las palabras no son suficientes amigo. Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Remarco tu frase, Gaia está viva...y es que, estimado amigo, ése es el punto que no llegamos a entender o no queremos ver, que nuestro planeta, todo él, respira y siente, palpita y sangra, y es un ser vivo que se regenera por sí mismo y se nutre de todo aquello que le rodea.
      Ya hace bastante tiempo que compartimos letras, y en este tiempo uno se va haciendo una idea creo que bastante aproximada de como son las personas. He de decirte que mi amistad es sincera y me alegra mucho sentir que es mutua. Las palabras no son suficientes y es muy cierto. Espero poder algún día poder compartir una taza de café y charlar un buen rato.
      Un abrazo mago.

      Eliminar
  7. Hola Jorge, algo sabia de este curioso rinoceronte de verlo en algún documental, pero no cabe duda que es impresionante ver su tamaño, como los fenómenos naturales de la tierra lo ha ido esculpiendo poco a poco, también ver lo caprichosa que es Gaia al esculpirse ella misma estas maravillas para su deleite y el nuestro, es curioso el nombre que le pusieron "camisa blanca", lo que menos podía pensar esque es debido a los "regalitos" de las aves:)
    Bueno amigo, de nuevo me ha encantado la entrada:), cuidate mucho y tranquilo si no puedes pasar como quisieras:)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La naturaleza nos regala rincones repletos de fantasía, como este en el que nuestra cabeza asocia un rinoceronte con una roca en medio de una playa. Y es por esa relación que hacemos de algo conocido por lo que nos llama tanto la atención.
      Un beso querida amiga, un lujo siempre sentir que estás ahí.

      Eliminar
  8. Es una escultura impresionante, perfectamente trabajada por la Naturaleza, lo que todavía me impresiona más. Durante el día, al atardecer, en la noche, la misma estampa preciosa y espectacular... a pesar o por su camisa blanca, que tejieron las aves :)
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que el día ha pasado en todo su esplendor dejando una estampa para cada ciclo del día. Y es que, yo me estaría 24 horas esperando poder captar cada instante bajo el objetivo de una cámara.
      Un abrazo amiga.

      Eliminar
  9. Los caprichos de la naturaleza! Cuanta belleza nos regala la creacion.
    Te dejo mi abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay mayor arquitecto que el paso del tiempo, que acompañado de albañiles como el viento y la sal del mar, son capaces de fundir sueños en la roca y crear obras de arte inimaginables.
      Mi abrazo para ti, querida amiga.

      Eliminar
  10. jejeje se me había pasado tu articulo amigo, como ando tan corto de tiempo ni lo había visto.
    Realmente la imagen de ese rinoceronte esculpido en la piedra por el paso del tiempo es digno de ver y como no fotografiar.
    Una maravilla más que la naturaleza nos ofrece de forma gratuita para engalanarnos los ojos.
    un abrazo amigo cuidate

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes que conmigo no hay problema a la hora de ver un comentario reflejado. Siempre digo que esto del blog, al menos para mí, es un lugar de escape, no un compromiso más en la vida, compromisos ya tenemos bastantes. Y como bien dices, la naturaleza nunca deja de sorprender, para lo bueno y lo malo, y a veces se entretiene dibujando rinocerontes en la arena.
      Un fuerte abrazo amigo.

      Eliminar
  11. Precioso mi querido amigo...como todo lo que publicas y nos ilustras...lo cierto es que nos haces disfrutar de lo más insospechado pero a la vez bello...eres unico mi querido Jorge...sabes que te echo de menos...tendre que subir un dia de estos para pòder darnos ese abrazo que nos debemos...Gracias por tu reseña en mi humilde Jaime...Un abrazo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que cuando vengas a Madrid me tienes que llamar y tomarnos un café querido amigo. Cuídate y gracias siempre por estar ahí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. La naturaleza tiene sus singularidades y poderlas ver es un gran expectaculo.
    Me alegro que por fin hayas pasado por mi blog tras tantos meses de ausencia de tus comentarios. Como mi salud es delicada, voy quitando aquellos blogs que guardan silencio.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El espectáculo de la naturaleza es maravilloso.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Otra de las autenticas pasadas que nos enseñas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre un placer compartir estos lugares con vosotros. Aunque sea por un instante, al menos soñemos que estamos allí.
      Un abrazo amiga.

      Eliminar
  14. Las imágenes que nos muestras siempre me sorprenden, eres un artista volando a lugares mágicos. No obstante, me encanta la prosa que utilizas, me hace soñar...
    Un abrazo afectuoso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida amiga, no hay una brizna de artista en mi quehacer, tan solo soy un escriba curioso al que le gusta rebuscar y divertirse arañando entre los pliegues desordenados que guarda el vestido que luce nuestra hermosa Gaia.
      Tu comentario final es un regalo que guardo con mucha estima.
      Un abrazo.

      Eliminar