01 octubre 2017

LA ESCALERA HAIKU

J.J.D.R.
Las nubes se agrupan y retuercen entre riscos puntiagudos y pendientes de vértigo. Una espesa niebla cubre los senderos que ascienden desde el valle de Haiku hasta la cima del Piú Keahi A Kahoe con un desnivel de más de 700 metros. Coronada la cima, las nubes reposan bajo los pies como en un mar en calma levemente ondulante por la acción del viento. Muy cercanas, las crestas rocosas de la montaña aparecen y se sumergen entre las nubes como la columna vertebral de un inmenso reptil prehistórico, cuyo arcaico lomo de roca se cubre con una espesa y profunda vegetación que baña de verde brillante el horizonte más próximo. Desde la cumbre del Piú Keahi A kahoe, la isla Hawaiana de Oahu se observa en toda su plenitud, plácida y exótica, bañada en una bruma de calma y sosiego.

ESCALERA HAIKU, Foto www.clarin.com
Alcanzar la cima para disfrutar de vistas tan deslumbrantes sólo es posible tras ascender los 3922 escalones adheridos a la piel de la montaña. En la base de la cima, se halla una estación de transmisión hoy día abandonado. Fue construida en 1943 por los norteamericanos dos años después del ataque japonés a Pearl Harbor. La antena de gran alcance sirvió para dar cobertura a la flota estadounidense desplegada en el pacífico durante la segunda guerra mundial.

Foto www.commons.wikipedia.org
En un principio las escaleras y pasamanos eran de madera, pero se podía ascender a la base de transmisiones utilizando un teleférico. En la década de los cincuenta continuó utilizándose como antena de transmisión del tipo Omega con un alcance mundial.

Foto www.pinterest.com
Precisamente en este periodo su funcionamiento fue a pleno rendimiento y las mejoras estructurales ayudaron a que la estación en su conjunto fuese mucho más segura. Su cierre y abandono llegó a finales de los noventa. Desde entonces carece de toda actividad, exceptuando las ocasionales visitas de los arriesgados visitantes que desoyen a las autoridades y ascienden por los senderos y escaleras hasta alcanzar la base de la antigua estación de radio.

Foto, www.canalviajes.com
Hoy día, debido al mal estado de las barandillas y guardamanos y en su conjunto el deterioro de la estructura, está prohibición el uso y ascenso por las escaleras Haiku bajo penas de 600 dólares y seis meses de cárcel para los infractores. Aún así, como suele ocurrir en estos caso, como por ejemplo durante años en el conocido Caminito del Rey ubicado en el desfiladero de los Gaitanes (Málaga), las prohibiciones y el riesgo es aliciente suficiente para aquellos gustosos de trasgredir y aventurarse más allá de la propia cordura é incluso la lógica más elemental. Aunque cierto es que gracias a muchos de estos trasgresores, otros muchos podemos contemplar imágenes o escribir sobre lo que ellos han captado de primera mano.

Foto, www.blogdeviajandobine.com
En el afamado caso del caminito del rey al que antes aludía, las autoridades competentes finalmente presupuestaron el acondicionamiento de un buen tramo del sendero y hoy es un lugar muy concurrido por turistas y apasionados de las fuertes emociones. Por el contrario, la escalera Haiku, aún mantiene un conflicto abierto en este sentido. Varias organizaciones llevan tiempo pidiendo la reapertura de la escalera, esgrimiendo que en poco tiempo se puede amortizar gracias al turismo que atraería el importe de las reformas necesarias para hacerlo de nuevo transitable. Algunas de estas organizaciones, se encargan voluntariamente de mantener en la medida de lo posible los senderos despejados de vegetación, continuamente azotado por las inclemencias meteorológicas.

Foto, www.easyviajar.com
En contra se encuentra la junta de abastecimiento de agua de Honolulú propietarios actuales de los terrenos donde se ubica la escalera Haiku, que ven más rentable desmantelar la instalación.

Foto, www.hundredrooms.com
La isla duerme en brazos del pacífico océano. Nada se mueve en las alturas. La suave brisa golpea los verdes juncos y la niebla continua posada como una inmensa ola de algodón sobre la mitad de la montaña. El paisaje sobrecoge. El cielo puede tocarse con los dedos. Hacer de este rincón del mundo un lugar seguro para el visitante es cuestión de voluntad. Llegado el caso, serán cientos, miles, los afortunados que recorrerán estas escaleras para complacerse con unas vistas increíbles.

Aportes y Datos:
Huffintonpost
http://www.huffingtonpost.es/2015/11/17/escalera-al-cielo-hawai_n_8573006.html
Clarín
https://www.clarin.com/viajes/destinos/oceania/sendero-haiku-increibles-escaleras-hawaii_0_E1Ov87IJb.html


4 comentarios:

  1. Impresionante paisaje y muy bellas imágenes.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Vamos a ser sinceros, entiendo que para los aventureros sea todo un reto, pero pensar en tener que contabilizar semejante cantidad de escalones me intimida antes de empezar! je
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola Jorge , y que lo digas unas fotos espectaculares al igual que la entrada , gracias amigo por compartir te deseo una feliz noche besos de flor .

    ResponderEliminar
  4. Buenos días Jorge, después de unos cuantos meses vuelvo a pasearme por tus fotografías y tus letras, como siempre sorprendentes y hermosas. Sé que siempre te digo lo mismo pero es verdad, que siempre aprendo al pasar por tu casa. Un abrazo.

    ResponderEliminar