26 junio 2014

METEORITO DE FUKANG

J.J.D.R.
Una piedra enorme fue arrancada vilmente del útero del universo en las antípodas de un tiempo incalculable, cuando comienzo y final eran un sólo argumento y el corazón del mundo conocido a penas rebasaba la medida de un grano de arroz.
A la Tierra llegó bajo una nube de polvo de estrellas y se quedó quieta, inmutable, como una enorme semilla de inagotable conocimiento, esperando ser encontrada, ser hallada, y poder revelar el secreto que su corazón interestelar guardaba celosamente para nuestro mundo.

HACE 4 O 5 MILLONES DE AÑOS UN METEORITO IMPACTA EN CHINA
Las arenas del áspero y temible desierto de Gobi le sirvieron de morada. Allí, oculta bajo un horizonte mimetizado por dunas de arenas mortecinas color mostaza, esperaba la enorme roca extraterrestre ser descubierta tras una larga espera de aproximadamente unos 4,5 millones de años, fecha en la que se estima llegó a nuestro planeta.

UN PEDAZO DEL METEORITO DE FUKANG Foto www.allvoices.com
En el año 2000, en la ciudad de Fukang, perteneciente a la región noroccidental de Xinjiang (China), un hombre que merodeaba por la zona halló una enorme piedra de extraño aspecto que rápidamente le llamó la atención. La roca pesaba alrededor de una tonelada, y según se cuenta, en un principio el hombre la utilizó como resguardo y también como mesa de almuerzo. Intrigado por ver la composición de aquella roca de forma y color, diferente a lo normal, decidido a comprobar que tipo de mineral era, utilizando una sierra cortó un pedazo de roca quedándose de inmediato frío y atónito al comprobar las entrañas de aquel pétreo montículo extraño.

EL METEORITO ES UN PALASITO DE BELLEZA INCREÍBLE
Lo que tenía delante era una inmensa joya indescriptible, una beta de luces brillantes y cristales esmerilados que difuminaban los rayos del sol como un gran caleidoscopio cósmico. Una medida inmensa de tonos dorados lo invadía todo, como si al abrir la enigmática roca hubiese penetrado en el corazón mismo de un enorme panal colmado de dorada y brillante miel. Convencido entonces de que se hallaba ante algo extraordinario, decidió enviar varias muestras de roca a EE.UU. para que fuese corroborado que había encontrado un enorme y bello meteorito en la localidad de Fukang.

Foto www.nature.com
La respuesta no se hizo demorar y, sin duda alguna fue afirmativa. Se había descubierto un meteorito denominado Palasito, cuya matriz está compuesta por cristales de olivino y peridoto dentro de una masa grumosa de níquel y hierro. El hallazgo se convirtió en un auténtico fenómeno para la geología y la ciencia. Estos meteoritos son conocidos desde hace más de doscientos años, pero nunca se había tenido la posibilidad de estudiar una piedra de tales dimensiones como la descubierta en China. En Esquel, ciudad patagónica de la parte noroeste de Chubut (Argentina), un campesino encontró una muestra importante de este material en 1957 cuando excavaba un pozo de agua. La ciencia cree que estos palafitos son pequeños restos de la colisión de asteroides y planetas mucho más pequeños que la Tierra. Estas rocas generan tal cantidad de calor en su núcleo que se funden por dentro y, como resultado del enfriamiento posterior, aparecen como una enorme fondue de minerales y cristales cósmicos.


Hallar un meteorito, aún siendo pequeño y corriente, puede ser un gran acierto debido al precio que alcanzan estas piezas en el mercado internacional. De hecho, hay verdaderos buscadores de meteoritos que recorren el mundo tras las huellas de las rocas caídas del espacio. Las universidades y los coleccionistas privados son los principales compradores de estas migajas del universo que descienden como proyectiles sobre nuestras cabezas a diario y en todo el mundo. Eso sí, encontrar uno es una tarea complicada y se necesita un amplio conocimiento en geología. Otra cosa es toparse de lleno con una enorme piedra que a todas luces se muestra distinta y rara en un paisaje sobre el que, para un simple observador del entorno, llama rápidamente la atención, como pudo ser el caso del meteorito de Fukang.

Foto www.aryse.org
Se desconoce las ganancias que la joya interestelar le aportó a su descubridor, aunque no es de extrañar que no hayan sido desveladas. Lo que sí se sabe es el precio de un sólo gramo de este meteorito en la actualidad, que ronda entre los 40 y los 50 dólares. Un pedazo del meteorito de Fukang fue subastado en Bonhans Nueva York en el año 2008 por la módica cantidad de 3, 4 millones de dólares. El resto de la piedra fue troceada como si fuese un salami y entiendo que se sigue vendiendo en piezas exactas y perfectamente pesadas y catalogadas a personas o entidades dispuestas a pagar grandes sumas de dinero, como la Lunar and Planetary Laboratory de la Universidad de Arizona, que posee la nada desdeñable cantidad de 30 kilos de tan bella joya natural. Los palasitos están considerados los más raros y fascinantes meteoritos existentes, y son únicamente el uno por ciento de todos los meteoros hallados en laTierra.

Foto www.fossilien.de
Polvo de estrella y miel cósmica en panales cristalinos dorados por luz eterna y universal. Del calor del cosmos nació una enorme joya disfrazada de compleja ciencia desconocida para los humanos, y cayó sobre la tierra de Fukang como un temible proyectil amenazador, descubriéndonos la eterna belleza que puede contener un simple ladrillo del inmenso e infinito universo que nos rodea.

Aportes y Datos:
Espacio Profundo
http://espacioprofundo.es/2012/11/16/palasitos-meteoritos-creados-por-la-colision-de-planetas/
Astroseti. org
http://astroseti.org/archivo/los-meteoritos-del-mundo-estan-desapareciendo
Wikipedia
http://es.wikipedia.org/wiki/Meteorito
Aryse.org
http://www.aryse.org/el-meteorito-de-fukang/








16 comentarios:

  1. Que bello parece una joya ambar.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que tiene un parecido con el ámbar, igual de bello y extraño.
      Abrazos.

      Eliminar
  2. Lo que es increible es el brillo que tiene la enorme piedra de Fukang, de una belleza increible, ya me llevaba una para el jardin jejejeje
    Realmente lo que no se es como no nos caen más de estas piezas en la cabeza con todo lo que hay flotando en la atmosfera, tanto natural como dejado por el hombre como si fuera una chatarreria.
    Bueno pues ya sabemos una cosita más sobre nuestro planeta querido JOrge.
    unos abrazos y a por el findeeeeeeeeeeee jejeej

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jjeje cualquier día comenzarán a caer toda la mierda que estamos enviando al espacio, sólo queda que el sol nos envíe un regalito y verás como vemos más de uno cerca. En cuanto a estos pequeños fragmentos del cosmos, ojalá diésemos con uno eh...
      Abrazos.

      Eliminar
  3. Un día de estos, nos cae una de esas piedras en la cabeza, por muy bellas que sean y... ¡Los tesoros que todavía desconocemos del universo! Muy interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo descarto amigo, llevan cayendo toda la vida y sólo ahora se tienen algo controladas, al menos las más grandes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Jorge, caray a primera vista me pareció que era oro lo que se veía en la imagen entre la piedra, y luego se asemeja mucho al Ámbar verdad?, pero que maravilla de meteorito y mas para quien encuentre estos trozos, jolín le arregla ya para toda la vida, que penilla no encontrarnos con uno:), pero no se puede negar lo bonito que es y mas bonito como tu lo describes "polvo de estrella y miel cósmica", me encanta:), pienso como Orthos, que llegara el día que vamos a tener que salir a la calle con casco por si nos cae algo encima, aunque no nos sirva de mucho ya que si cae nos deja bien planchaos:)
    Bueno amigo como siempre nos dejas impresionados por este nuevo articulo tan bonito y completo, me gusta mucho ya que no dejas de enseñarnos cosas nuevas para nosotros, gracias:)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá que salir en búsqueda de estas piedras amiga, seguro que con un poquito de suerte nos volvemos ricos, o si no al menos disfrutaremos intentándolo.
      Abrazos.

      Eliminar
  5. Jorge ese material descubierto da fe de que en la inmensidad del universo se esconden tantos mundos, muchos poblados como en la Tierra que escapan a nuestro conocimiento y a nuestros avances científicos, solo somos un grano de arena en el universo.

    Gracias por tus aportaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy seguro que así es, esto es demasiado grande como para que seamos unos pocos humanos los que tenemos ése privilegio.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola Jorge , la de cosas que el ser humano puede llegar a no ver , si no es por personas como tú que buscan y lo que encuentran son verdaderas maravillas , ya que esta entrada es de lo más interesante , hay que ver lo que lanza el universo para que simples personas que estan haciendo sus tareas domesticas se encuentren con una piedra como esta , me a gustado mucho esta entrada de verdad , la he encontrado muy interesante y cuiriosa , mi más sincera enhorabuena amigo , te deseo una feliz tarde , besos de Flor .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El universo nos envía joyas de gran belleza que también son mortíferas, gracias a que nuestro planeta es casi todo agua y eso nos libra de sus impacto.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. ¿Sabes querido amigo, una de las cosas que me llama la atención es descubrir como en otros planetas, rocas celestes, satélites etc,etc los minerales son en gran cantidad coincidentes con los que tenemos en nuestro planeta.
    SI ya se que no podía ser de otro modo, lo que pasa que un soñador siempre cree en algo distinto y extraordinario.
    Supongo que fue sometido a toda clase de pruebas para saber que vino del espacio ya que como he dicho antes, un avispado experto en marketing y tratandose de materiales conocidos bien podría hacer su agosto.
    ES una perspicacia nada más.
    Lo cierto es que me alegro por lo que reporto a su descubridor ya que un persona que utilizaba una roca como mesa y refugio seguarmente lo necesitase de veras.
    Lo que de ningún modo se puede negar es la belleza sin igual de esta roca digan del museo mas exigente.
    Otra más que me apunto amigo.
    Abrazos grandes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes mucha razón Karras, y es que creo que todo en el universo se rige por las mismas pautas, y no me extrañaría que la propia vida tal y como la conocemos esté diseminada por el universo en idénticas formas o muy parecidas.
      Imagino que este hombre se topó con una lotería en forma de piedra cósmica.
      Abrazos.

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Gracias a ti amigo ricardo, este sendero de historia estará siempre transitable para vos,
      Un abrazo.

      Eliminar