13 julio 2014

BARRANCO DE BADAJOZ (LEYENDA)


J.J.D.R. 
En este periplo por leyendas e historias curiosas de nuestro planeta, viajaremos en esta ocasión hasta las islas afortunadas, exactamente hasta la isla de Tenerife, dónde según el acervo popular, es lugar de fuerte carga enigmática y misterio el conocido como Barranco de Badajoz. 
Tras la conquista de la isla por parte de Alfonso Fernández De Lugo en 1496, los reyes católicos ofrendaron con tierras a los colaboradores en la campaña de anexión de los nuevos territorios insulares. Una de éstos hombres fue Juan de Badajoz, quién tomó las tierras del barranco y por ello es que desde entonces se conoce popularmente a éste sitio como tal, aunque para los lugareños moradores del barranco y de Güímar, éste sigue llamándose barranco del Chamoco, como era conocido para los antiguos “guanches”. 
Sin lugar a dudas, para cualquiera que se adentre por los sinuosos senderos que transcurren bajo las paredes del barranco de Badajoz, no podrá escapar ante el magnetismo de un lugar extremadamente bello. 
BARRANCO DE BADAJOZ Foto www.tripadvisor.com
Me alejé, no en exceso, en busca de la fruta hasta llegar a un hermoso peral, bajo el cual, buscando descanso, me quedé profundamente dormida. Una extraña presencia me despabiló. Al acercarse a mí, contemplé una figura alta y blanquecina, casi transparente que con gestos gráciles y amistosos me invitó a seguirle. Junto a la misteriosa figura, entré en una cueva por la que descendí unas escaleras hasta llegar a un amplio jardín dónde más figuras del mismo aspecto esperaban. Los amables seres me ayudaron a proveerme de ricas peras, tras lo cual, cuando ya estaba cargada, me acompañaron hasta dejarme bajo el mismo árbol dónde me había quedado dormida. Según la pequeña, no estuvo en aquel sitio más de una hora, aunque para su familia habían pasado, nada más y nada menos que “veinte largos y angustioso años de espera”. 


Según cuentan excursionistas y curiosos que se han adentrado en el barranco, en ocasiones, dicen haber escuchado la tierna voz de la niña. La leyenda de “la niña de las peras”, como se la conoce popularmente, reúne características comunes a otros casos similares de desaparecidos que ilógicamente, retornan al cavo del tiempo con el aspecto que tenían al desaparecer y la sensación de no haberse ausentado más que un tiempo aparentemente corto.


Otra de las historias que ha convertido este rincón de la isla de Tenerife en popular, fue el suceso acaecido en el año 1912 a varios trabajadores que operaban en la galería de agua de Izaña, la más cercana al barranco. Mientras faenaban sobre una pared en busca de agua, ésta de repente se vino a bajo dejando al descubierto una amplia sala en la que tres seres de blanquecino aspecto les contemplaban. Después de varios segundos de asombro por parte de los trabajadores, vieron como los extraños seres se encaminaron hacia su posición. 

Foto www.barrancodebadajoz.com
En éste punto hago un inciso para aclarar que, de lo acontecido después, hay dos versiones distintas pero igualmente populares. La primera argumenta que tras ver cómo aquellos tres seres luminosos se encaminaban hacia los trabajadores, éstos no dudaron en poner pies en polvorosa acudiendo al instante ante la guardia civil para denunciar los extraños hechos. La segunda versión narra como los trabajadores entablaron conversación con los misteriosos seres, é, incluso, les fue indicado dónde debían realizar las prospecciones para asegurarse el éxito en su búsqueda de agua. 


Estas dos historias, aunque son las más populares, no dejan de ser narraciones antiguas de carácter legendario y por consiguiente poco contrastable. No obstante, a lo largo del tiempo, son muchísimas las personas que no dudan en aseverar que han tenido experiencias extrañas y misteriosas, incluso podíamos decir que místicas, en éste lugar llamado Barranco de Badajoz. Luces extrañas, avistamientos de ovnis, sonidos que recuerdan voces de niños, cantos…incluso algunos testigos aseguran haber sido testigos de la aparición de una isla de aspecto cristalino que, al aproximarse al barranco y chocar frontalmente contra éste, desaparece sin dejar rastro como si de una ilusión óptica se tratase.     

Aportes y Datos:
J.J.D.R.
Centinela del Sendero


8 comentarios:

  1. Ostrasssss Jprge.
    Esto me encanta y además lo tenemos cerca.
    Sea como sea tengo que ahorrar para visitar este enclave.
    Mira es que esto de extraterrestres (que sería lo más probable), me lo creo a pies juntillas.
    Y te digo cual es mi razón.
    ¿No crees que con lo infinito que es el universo sería un acto de prepotencia considerar que estamos solos?.
    En fin te dejo que salgo a los chinos a comprar una hucha, vamos te lo aseguro que el año que viene muy mal se ha de dar para que no lo conozca.
    ABrazotes amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quién sabe amigo, yo estoy convencido de muchas cosas, entre ellas que no estamos solos, eso seguro, y que quizá muchas cosas que suceden y no tienen explicación son muestras de ello, aunque no podamos asimilarlo ni entenderlo.
      Compra la hucha, que yo voy a por otra, jeje
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. En muchas partes existen este tipo de relatos, que en la mayoria de los casos tienen un tras fondo de verdad. Muy interesante.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy muy de acuerdo contigo, toda leyenda encierra un poso de verdad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Jorge, uffff amigo que yuyu me da a mi estas cosillas:), sera muy bonito y por las imágenes que has puesto se ve que lo es pero creo que a mi no me van a ver el pelillo por allí:), pero creo que el mago tiene razón en lo que dice, porque no podemos estar acompañados por otros seres y no estar solos?, lo mismo que estamos nosotros pueden estar otros, y las historias ya sabes que lo que dice el pueblo tiene mucho de razón aunque en ocasiones lo adornen con algo de fantasía pero como dice mi amiga gallega averlas hailas:), gracias amigo ya que si no es por ti esto no lo conocemos:)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que hay historias y leyendas que a uno le pueden dejar un poco aterrado, aunque yo creo que este sentimiento de contradicción es parte esencial en una misteriosa leyenda. En Canarias el Barranco de Badajoz es todo un emblema de misterio, y ya los guanches hablaban de espíritus en sus laderas.
      Un abrazo siempre amiga.

      Eliminar
  4. Aun estoy aterrizando, pero de a poquitos voy visitándoos uno a uno.. la lista es larga. Justo entraba en tu casa cuando me llegó tu visita.
    Que puedo decirte... os he echado mucho de menos, pero a veces uno no encuentra las fuerzas para dedicar tiempo a algo que le gusta, y sin embargo ahora no me siento con fuerzas para teclear algo de un nivel minimamente aceptable, supongo que es la falta de costumbre, porque antes de ponerme frente al portatil las ideas brotaban solas, ahora aquí ya nada me parece medianamente bueno.
    En fin... a poquitos.
    En cuanto a tu entrada, que puedo decirte...
    Las leyendas y los relatos llenan de historias nuestras vidas, quien no ha escuchado una leyenda de fantasmas, o espíritus, de sucesos extraños de manos de un abuelo, un padre o pariente cercano...
    Nuestra cultura se enriquece con estas historias que pasan de boca en boca.
    Y tu enriqueces nuestras mentes con tus imágenes y tus historias.
    Me alegro de volver a encontrarte.
    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un placer muy grande tenerte de regreso. Como verás, el centinela se marchó y el sendero cambió de rumbo, aunque la temática de este nuevo blog es la misma. Tómate el tiempo necesario amiga, yo lo hice y estuve apartado de este mundo bloguero unos cuantos meses, que también me sirvieron para descansar. Es una alegría Gala ver tu huella de nuevo en este sendero, y estoy deseando leer de nuevo tus letras.
      Un abrazo.

      Eliminar