01 octubre 2014

RAYO GLOBULAR (RAYO EN BOLA)

J.J.D.R.
De la nada, en un instante, surge en el cielo pequeños huevos que milimétricamente terminan convertidos en fuego eléctrico. Son esferas efímeras que aparecen y desaparecen mudando su enigmática apariencia etérea en físicos estragos cuando tocan tierra, esparciendo en segundos la simetría misteriosa de sus movimientos en una pausa indescifrable, incomprensible incluso para aquellos que acostumbrados a descifras las notas que componen los silbidos de nuestro mundo y la vestimenta con la que se cubren los ordinarios fenómenos atmosféricos, se quedan absortos ante la inusual aparición de un rayo globular, fenómeno de carácter desconocido cotidianamente conocido como rayo en bola.

RAYO GLOBULAR O RAYO EN BOLA
El fenómeno es tan inusual como enigmático, y hasta la fecha nadie ha logrado desgranar con plausible exactitud su origen misterioso, a pesar de haber estado incluso bajo la atenta lupa de Nikola Tesla quién trató en 1904 averiguar sin éxito el por qué de estas extrañas formaciones lumínicas y eléctricas. Los rayos con forma de bola normalmente surgen tras la mediación de tormentas con carga eléctrica. A diferencia de los típicos rayos normales, los rayos globulares toman rápidamente forma ovoide o circular de pequeñas dimensiones aunque de gran luminosidad. La longitud definida por los numerosísimos testigos oculares, varía en una media que oscila entre los diez y los cuarenta centímetros, hasta los que aseguran que superaban el metro de longitud, siendo estos últimos más escasos. 

Foto www.evoluciencia.com
El gran misterio de estas centellas lumínicas corresponde a su capacidad para flotar en el aire por espacio de varios segundos e incluso minutos, tiempo en el que este fenómeno es capaz de descender vertiginosamente hacia tierra, rotar sobre sí mismo y fijar su objetivo en algún objeto o ser vivo y a pocos metros de distancia desvanecerse sin más o desaparecer después de explosionar con gran fuerza para terminar divididos en formas simétricas más pequeñas. Muchos testigos afirman que este fenómeno viene precedido de olores muy fuertes que podrían asemejarse a los producidos por algún tipo de gas metano o sulfuroso.

Foto www.sdpnoticias.com
Estos rayos globulares o en forma de bola, son de colores llamativos y brillantes, comúnmente amarillos y rojos. No deja de ser curiosa las manías persecutorias que tiene el rayo globular. A este fenómeno, le encanta pasearse entre los tendidos eléctricos y los postes de teléfono, aunque hay algunos que se atreven incluso a penetrar a través de ventanales o chimeneas en las viviendas provocando el caos y el pánico en los vecindarios.

Foto www.tiempo.com
Sin explicación plausible para la ciencia, los rayos globulares o en forma de bola son un misterio atmosférico que aún hoy día no ha podido ser replicado en laboratorio, argumento suficiente para que una pléyade de hipótesis técnicas y científicas busquen una explicación acertada. La existencia de estos fenómenos está descrita desde muy antiguo, y curiosamente, muchos avistamientos fueron reportados por pilotos aliados durante la segunda guerra mundial y que fueron conocidos como Foo Fighter, luminarias que parecían poseer un cuerpo metálico y que perseguían a los cazas realizando maniobras imposibles. Existen más de 3000 documentos que testimonian la presencia de los rayos globulares y, aunque escasas, hay fotografías fiables sobre el fenómeno, siendo constatable cómo en algunas ocasiones estos rayos han cometido grandes destrozos, como ocurrió en 1638 en la iglesia de San Pancracio en Devon (Inglaterra) la cual terminó despojada por completo de su tejado. 

Foto pirman.es
Su relación con fenómenos tormentosos con importante carga eléctrica está prácticamente demostrada. Pero la forma en la que se comporta, los movimientos inexplicables que los numerosos testigos dicen que realizan, unido a la capacidad que parecen poseer y que le permite fijar su trayectoria en un objetivo é incluso perseguirlo, son características poco comunes en fenómenos naturales. Cierto es que, aún se conoce poco sobre las capacidades del campo electromagnético terrestre y menos aún sobre la potencial fuerza que componen los mecanismos naturales de Gaia.


Luces que emergen en los cielos y nos citan a intervalos mínimos de tiempo, para hacernos partícipe de su enigmática realidad y mostrarnos lo mucho que desconocemos de nuestro mundo.
Protejámonos pues de los rayos normales, aquellos que vemos desprenderse de las cornisas del cielo sobre nosotros. Pero más aún, con mayor energía y temor, protejámonos de las centellas, rayos globulares o rayos en bola, pues estos esperarán a que corramos, para acto seguido perseguirnos sin demora.

Aportes y Datos:
El tiempo.com
http://www.tiempo.com/ram/231/rayos-en-bola/
Cazatormentas
http://www.cazatormentas.net/index.php/meteo-didica-topmenu-39-sp-10806/52-conceptos-y-procesos-meteorolos/1755-ique-es-un-rayo-en-bola-ique-es-un-rayo-en-bola
Wikipedia
http://es.wikipedia.org/wiki/Rayo_globular






20 comentarios:

  1. Desde pequeña me han gustado las tormentas, aquellas que veía en la mar, las que iluminaban la noche y querían mover loa muebles. Ahora ya no hay (tampoco) tormentas como las de antes. Si me encuentro alguna estaré pendiente de los rayos en bola (en singular). Saltos y brincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las tormentas encierran un carácter místico profundo, creo que hay algo que las vincula con nuestra íntima y antigua consciencia. Yo las he sentido en la cumbre de alguna montaña y consiguen que te sientas el ser más ínfimo del universo.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Realmente todavia quedan mchos misterios por resolver dentro de la ciencia y en la misma naturaleza que nos muestra su gran poder de muchas maneras.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es amiga, no sabemos apenas nada de la fuerza increíble de Gaia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Maravilloso documento sobre los Rayos Bola.
    Son unos rayos persistentes y asustan por su perseverancia hacia un objetivo, el cual puede ser uno mismo.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece ser que sí amigo Pedro Luis, estos rayos tienden a centralizar su fuerza en objetos o seres vivos y allí descargan su furia. Algo sorprendente.
      Abrazos.

      Eliminar
  4. No sabía que existían. Tremendo expectáculo. La naturaleza es un amplio campo por explorar.
    Besos querido Jorge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La naturaleza lo es todo amiga, aunque nos dirijamos sin remedio a su destrucción, y no seamos capaces de detener nuestro énfasis en ello.
      De ella podríamos aprender todo lo necesario para vivir en paz y armonía, pero hemos decidido caminar por senderos diferentes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. La madre naturaleza siempre nos sorprende con su poder y su misterio.
    No sabia de estos rayos bola. Gracias Jorge. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un fenómeno muy poco común y menos documentado, aunque los testigos son muchos y convencidos de lo que vieron.
      Abrazos amiga.

      Eliminar
  6. Hola Jorge, no lo había visto ni oído nunca nada de este fenómeno, la verdad que la naturaleza cuantas cosas nos tiene que mostrar mas, lo que pasa que con este fenómeno cuanto mas lejos mejor, no vaya ser que se encapriche de nosotros y nos persiga, fuera bromas, me parece muy curioso y a la vez muy peligroso y mas cuando explosiona y se convierte en mas bolas mas pequeñitas, de nuevo nos asombras amigo con algo nuevo y desconocido por nosotros, gracias:)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un rayo caprichoso sin duda, y un fenómeno poco común pero que seguro es el responsable de muchas leyendas y extraños sucesos en mcuhos lugares.
      Abrazos amiga.

      Eliminar
  7. Impresionantes, te confieso que les tengo miedo, me encanta la lluvia pero cuando comienzan los relámpagos doy saltitos y ahora después de leerte y conocer de este fenómeno que hasta puede perseguirnos, aynssssss.

    Gracias, amigo, por todo el conocimiento que nos entregas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las tormentas eléctricas son algo fascinante, y suelen provocar un miedo atávico. A mí me parecen como si la madre naturaleza quisiera mostrarnos su fuerza infinita y como es capaz de hacer que la luz surja de la oscuridad con un rayo potente y fugaz.
      Abrazos querida Mayra.

      Eliminar
  8. Hermosas fotos a mí que tanto me gustan las tormentas. Cuantos misterios amigo Jorge que jamás sabremos cómo y porque se producen, el mundo es un lugar complejo lleno de misterios, a mi me encantan todos. Gracias por traerlos hasta nosotros. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un misterio y enigma que la ciencia aún no consigue descifrar. Incluso a veces pienso que mejor así, pues a los que nos gusta soñar e imaginar, no se nos acaban los misterios que intentar dilucidar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. A mí que tanto me gustan las tormentas me han gustado mucho tus fotos, como siempre. Siempre me llena de gratitud que compartas con nosotros cosas tan hermosas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias querida amiga, un fuerte abrazo.

      Eliminar
  10. Estos días las tormentas nos acosaron y sinceramente no soy capaz de observarla, le tengo cierto temor porque suele ser imprevisible, el ruido de los truenos tampoco me gusta; imaginar el fenómeno que nos has contado me eriza la piel. ¿Serán esos algunos fenómenos obnis que la gente dice ver como platillos volantes?
    Un abrazo, visitarte es beber cultura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quién sabe Alondra? conozco muchos casos en los que los testigos juraban haberse topado con luces pequeñas que les persiguieron y acosaron y que aseguraban parecían moverse con cierta inteligencia. Algunas de estas luces o fuegos extraños bien podrían asociarse con el fenómeno ovni.
      Un abrazo.

      Eliminar