01 febrero 2015

PLAYA DE LAS CATEDRALES

J.J.D.R.
La blanca y fina arena conforma una extensa alfombra bajo las paredes irregulares de piedra grisácea. Enormes arcos calizos y túneles oscuros que albergan aguas de color turquesa, dibujan sobre el plomizo cielo gallego la estampa mágica de un lugar de ensueño. Al norte de Lugo (España), en la costa de la Mariña Lucense, la Playa de las Catedrales conforma uno de los lugares más espectaculares de la península ibérica y posiblemente una de las playas más hermosas de nuestra piel de toro.

PLAYA DE LAS CATEDRALES Foto www.rutasautocaravanas.com

A escasos 6 kilómetros de la localidad de Ribadeo (parroquia de A Deveza), arcos de piedra de 30 metros de altura y gran grosor parecen simular góticas catedrales construidas por la acción del mar y el viento.
Su nombre gallego As Catedrais hace referencia al paisaje natural formado en la Praia de Augas Santas (Playa de aguas santas) en la costa del mar Cantábrico.
Este paisaje declarado Monumento Natural por la Junta de Galicia, es un lugar de referencia turística en el norte de España.

Foto www.casadecastro.com
La fina arena se extiende durante 1328 metros, recorrido que transcurre entre acantilados de pizarra y esquisto, surcada por abundantes cuevas horadadas en las paredes rocosas.
Para poder apreciar la belleza de la playa es imprescindible hacerlo en bajamar, cuando el mar se ha retirado y lo labrado en la piedra durante años es visible en toda su plenitud.
La rapidez con la que la pleamar hace acto de presencia ha de tenerse en cuenta a la hora de planificar la visita a este lugar, pues llegar con la marea en su máximo ciclo privará al visitante de su mágico espectáculo.


Caminar por la playa de las catedrales es una experiencia única. Mientras la húmeda arena se cuela por entre los dedos de los pies, por encima de nuestra cabeza, la piedra bosqueja los trazos primarios de un proyecto arquitectónico.
Cenicientos puentes hermanan paredes enfrentadas. Acantilados sinuosos y escarpados albergan el rugido del viento, escondiendo el murmullo del mar entre las cientos de rocas antiguas que emergen entre la fina arena.

Foto www.vgomez.blogia.com
Avanzando por entre frías cavernas sumergimos los pies en pozas saladas de color verde esmeralda, sintiendo cómo el tiempo se detiene a nuestro alrededor y la naturaleza nos presenta su magnificencia.
El mar brama furioso a escasos centímetros del caminante. Las olas comienzan a perseguir los tobillos desnudos advirtiéndonos que ha llegado la hora de retirarse.

Foto www.abeachaday.com
El agua comienza a oscurecer la arena y las cavernas pronto son engullidas por las olas. La espuma se cierne sobre las paredes de roca con castigo y furia mientras los arcos pétreos de la playa de las catedrales sucumben ante el poder mágico y arcaico del mayor diseñador de monumentos del universo…nuestra madre naturaleza.

Aportes y Datos:
playadelascatedrales.com
http://www.playadecatedrales.com/
Texto de mi anterior blog (Centinela del Sendero)





31 comentarios:

  1. Es un lugar de gran belleza y mucha magia, cuando paseas por esas inmensas formaciones te sientes un pequeño fragmento del universo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda es así, tal y como lo describes, ya que al pasear por esta playa te sientes algo muy insignificante.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Estimado amigo: Hoy quiero darte las gracias de forma especial porque "A Mariña" es una joya casi desconocida para los viajeros,incluso se ignora que Lugo es una provincia con salida al mar: el Cantábrico,casi "cien" kilómetros de costa y la posibilidad de disfrutar de numerosas playas de fina arena blanca, bien dotadas de servicios y merecedoras de la Bandera Azul de la Unión Europea.
    Las fotos son muy buenas y la descripción maravillosa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti amiga, yo tan solo hago una humilde mención de un lugar que tras haberlo conocido me dejó sin aliento.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Gracias por traer un trocito de mi tierra
    Es una maravilla, la verdad, lástima que ahora hay demasiados turistas y tienen que regular su entrada
    un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que yo tuve suerte cuando lo conocí, ya que apenas había gente y pude disfrutar plácidamente de sus encantos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Y poco a poco el agua sigue haciendo su trabajo de albañil dando forma a esa Catedral del mar. He estado varias veces en ella y es otra forma de comulgar con la naturaleza.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comulgar con la naturaleza, qué bello amigo, quizá estamos escasos de comulgar con ella y esos momentos que podemos apreciar de su magnificencia nos colma con mayúsculas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Jorge , una entrada muy bella la verdad es que estas playas no tienen nada que envidiar a cualquier otra ya que hacelas rocas unas formas , que también podrian valer como decorado de cualquier película de piratas , no cree? Te deseo una feliz semana , besos de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hubiera sido un lugar idílico como escenario de una aventura de piratas o corsarios. El paraje da para imaginar un mundo repleto de ideas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Desde luego lo cierto es que todo ellitoral del norte tiene una belleza de playas que muy pocos sitios tienen. Este en concreto no lo he visitado pero si he visto fotos alguna vez y es realmente bello. No hace falta irse de España para disfrutar de tanta belleza.
    Un gran abrazo querido amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos la suerte de poder contemplar en nuestra piel de toro de lugares únicos en el mundo, todos ellos aderezados de una larga historia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Tengo la fortuna de haber conocido ese lugar tan hermoso. Paisaje de enorme belleza que desgraciadamente, ahora, está demasiado masificado por la gran cantidad de visitas que recibe. Grandes recuerdos tenemos en casa de esa visita hace ya demasiados años.
    Gracias por traerlo a nuestra memoria.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo hace ya algunos años que lo conocí, y tuve la fortuna de disfrutarlo a solas, sin mucha gente, y será una pena que se masifique.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Aunque siempre he querido conocer Galicia, todavía no he tenido ocasión de hacerlo, por lo que te agradezco estas hermosas fotografías de este hermoso y único lugar. Te felicito por tu blog, un abrazo. Gema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy de la otra punta del mapa, pero he conocido buena parte del norte y en concreto Galicia merece la pena dedicarle su momento de disfrute.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Muy cierto, magia es lo que parece rezumar de las paredes rocosas de estos arcos milenarios que soportan la bravura de una mar encelada de su belleza.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Hola Jorge, sabia de esta magnifica playa a través de una amiga que tengo allí mismo en Lugo, ella me fue enseñando fotos suyas y me iba explicando cosillas de la playa, y me decía que era una maravilla verla y estar allí mismo, tal como tu nos la describes, no cabe duda que es un lugar precioso y que tengo muchas ganas de conocer como tantos que tiene Galicia y la promesa de mi amiga de enseñármelos, eso si, si me toca la primi:)
    Gracias amigo una vez mas por compartir algo tan bonito con nosotros, la naturaleza esta claro que no deja de maravillarnos verdad?, cuidate mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando puedas no dejes de hacerlo amiga, te aseguro que te llevarás una gran fortuna en sueños y plácidos caminar por arenas preciosas.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  11. Hola. LLego a tu blog porque me gustó algún comentario que hiciste en otros blogs y he querido conocer tus trabajos.
    Me gustan las descripciones que acompañan a estas bellas fotos. Esto y la elección de fotografías, me trasmiten una sensibilidad hacia la Naturaleza, cosa que admiro, pues también amo los paisajes y sorpresas que la Naturaleza nos regala.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre serás bienvenida amiga Fanny a este humide sendero de historias y lugares bellos de Gaia.
      Regresa cuando lo desees, un abrazo.

      Eliminar
  12. Hola Jorge, preciosas imágenes tiene que ser un lujo estar allí. Gracias por compartirlas.
    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda es un lujo poder admirar esta maravilla de la naturaleza.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. EStuve muy cerca hace años Jorge pero mi ignoracia me impidió disfrutar de este tremendo paisaje.
    Ahora de alguna manera estoy planeando un viaje con un familiar de la zona y te aseguro que esta vez no se me escapa.
    Permiteme decirte querido amigo que lo has descrito con una belleza inusitada.
    Deberías plantearte en serio escribir pues te sobran tablas para ello.
    Un abrazo amigo.,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no puedes perderte ver este fenómeno natural amigo. Sin duda dejarás gastado el objetivo de tu cámara, pues no hay rincón que no se precie de ser un lugar ideal para una buena estampa.
      Un abrazo grande amigo.

      Eliminar
  14. Estuve varias veces en Lugo, pero aún no he tenido ocasión de visitar esa impresionante playa.
    Esa zona de Lugo que está bañada por el mar, la desconozco totalmente.
    Sí sabía de la existencia de la Playa de las Catedrales, he visto en varias ocasiones fotos de ella y me imagino que tiene que ser una gozada pasear entre esas rocas horadadas, durante años, por el viento y el agua al chocar contra ellas.
    No te puedes imaginar cuánto añoro a mi querida Galicia y cuando veo fotos del mar...
    Te deseo que tengas un estupendo fin de semana, con menos frío que el que estamos pasando, durante toda esta semana, en Castilla.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es algo maravilloso ver este lugar en directo. Abruma todo a su alrededor, tanto por los desgarbados arcos pétreos como por la bravura de su mar cenizo y espumo. Un lugar que no has de dejar de ver si vuelves a Galicia.
      Abrazos amiga.

      Eliminar
  15. Recuerdo en uno de mis viajes a Galicia con unos amigos que ya conocían esa playa nos dijeron… vamos a ir a ver las catedrales, a mi me pareció extraño ir hacia la playa y que dijeran eso, después lo entendí todo…
    Si que parece un paisaje de cuento, donde la magia de los habitantes de antaño se quedo entrelazada en esas hermosas rocas que te dejan enamorada del lugar, y aun sin marcharte ya quieres regresar. Al ver tus fotos he recordado ese día maravilloso que allí pase, y desde luego que regresare pronto.
    Gracias amigo por tu entrada que me ha hecho volver en la memoria a un lugar casi sagrado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando yo acudí a conocer .este lugar, recuerdo de levantarnos temprano para aprovechar la baja mar, y así caminar con calma por sus arcos gigantes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. ¡ Qué sorpresa!
    Me encanta encontrarme aquí, así... Por sorpresa... Uno de mis rincones favoritos.
    Es uno de esos lugres que tienen ALMA, esos en los que sin duda una parte de su esencia se va contigo a cualquier parte y aleteando en tu mente da lugar a cosas tan bellas como esta.

    También hay que decir que si bien su encanto y magia es más que merecido y salta a la vista ... También hay playas con duende en esa ruta de las playas ... Así como otros muchos atractivos. Es una pena llegar en hora punta ver la sobremasificación que existe e impide disfrutarla.

    De querer conocerla, visitarla y acompañarla... Lo mejor es temporada baja y como bien dices con la tabla de mareas en mano.

    Gracias....
    Un braz✴ desde Asturias!

    ResponderEliminar