26 agosto 2015

BOSQUES LAMINARIALES

J.J.D.R.
Bajo el profundo y extenso manto oceánico, cubriendo amplios espacios del lecho marino, espesos bosques laminariales aportan con su singular apariencia, un bello ecosistema acuático donde una gran variedad de vida marina se alimenta y reproduce entre los enormes y suculentos tallos de las algas pardas o Kelp.
Esta clase de alga (Phaeophyceae) perteneciente a un grupo de más de treinta especies denominado Protista, tiene como mayor característica su tamaño y su proliferación, llegando a formar espesos bosques bajo el mar conocidos como laminariales.

BOSQUE LAMINARIAL Foto www.eng.laprensa.hn
Estas algas crecen en aguas con gran contenido en nutrientes y su tamaño puede alcanzar de treinta a los ochenta metros de altura viven de uno a veinte años.  Los bosques laminariales son comunes en aguas del Pacífico siendo muy bellos y famosos los que se encuentran cercanos a las costas de California como por ejemplo el de la Isla de San Clemente de varias decenas de kilómetros. Se pensaba que estos espesos bosques de algas enormes sólo eran capaces de reproducirse en aguas del Pacífico, hasta que fue hallado uno en pleno Trópico.
A parte de constituir una base fundamental en la dieta de una gran cantidad de especies marinas, estas algas también son su refugio y un escenario perfecto para los amantes del buceo, los cuales no niegan sentirse como si nadasen entre un bosque de gigantescas coníferas submarinas.

Foto www.neofronteras.com
El aprecio de los humanos por esta nutritiva alga viene de lejos, siendo el Kelp o cabeza de toro, el alga más utilizada por los nativos norteamericanos como fuente de alimento y también como eficaz cordel para la fabricación de redes de pesca en épocas pasadas. Estas algas son muy nutritivas al contar con gran cantidad de aportes alcalinos, sodio, calcio, magnesio y potasio, además de ser una enorme fuente de Dorofila, sustancia que hace aumentar la formación de células sanguíneas que purifican el organismo. El aporte nutritivo de estas algas está altamente considerado, ya que sus cenizas son muy ricas en yodo y Alcalis que sirven para fabricar jabones, vidrio, fertilizante, y el aporte de Alginato es utilizado para espesar productos como la pasta de dientes, los helados, mermeladas, cremas y salsas. Su gran facilidad de reproducción hace que el mercadeo con estas especies sea muy productivo y de escaso impacto medioambiental, habiéndose experimentado con gran éxito en las granjas de Kelp su utilización como fuente de energía renovable al emanar una gran cantidad de metano tras su combustión.


Es indudable la gran cantidad de bienes naturales que nuestro planeta nos aporta y lo mucho que necesitamos cultivar una eficaz y duradera sincronía con nuestro medio ambiente. Una puesta de sol, un amanecer en un idílico rincón paradisiaco, el sonido del mar al abrazar la arena de una playa o el bramido del viento cuando sopla frío y hermético junto a la blanca nieve, son postales que a todos nos gusta disfrutar y que son casi una necesidad vital para nosotros. Pero sentir que nuestro mundo respira y creerlo es diferente. Y es necesario llegar a sentir su latido, saber que siente y padece como cualquier ser vivo, sólo de esa manera,   volveremos a formar parte de esto que llamamos nuestro planeta.


Foto www.mexicodesconocido.pc.mx
Los bosques Laminariales perpetúan la vida de un sinfín de seres marinos y conforman un espectacular oasis subacuático. Contemplar el enorme y tupido tejido verde de sus algas, es un ejemplo más, de la magnífica arquitectura natural diseñada por Gaia.

Aportes y Datos:
Texto de mi anterior blog Centinela del Sendero











No hay comentarios:

Publicar un comentario