24 agosto 2015

CATEDRAL DE MÁRMOL

J.J.D.R.
Bajo las turquesas aguas del lago General Carrera, los bancos de salmones y truchas en procesión subacuática esquivan con rítmico y simétrico danzar de escamas y aletas, los angostos y retorcidos muros de la catedral del mármol.
Por encima de las aguas del lago obviando el constante borboteo de los peces, una cúpula de mármol resalta en el horizonte cercano.
Trescientos millones de años de cincelado natural lograron crear ondulaciones perfectas en un conjunto pétreo de hermosura sublime.

CATEDRAL DE MÁRMOL Foto www.medioambiente.org
La catedral del mármol se ubica en las costas del lago General Carrera en la región de Aysén. La demarcación geográfica del lago es compartida por Chile y Argentina, siendo conocido el lago patagónico por parte de los argentinos como lago Buenos Aires.
Con una altura de cuatro metros, la catedral de mármol, suele ser un buen refugio para los afortunados visitantes que se acercan al lago y que, en pequeñas embarcaciones, se adentran por las cavidades minerales llenas de color.


Cerca de la Catedral, se puede contemplar la capilla y la caverna de mármol, esta última de menor tamaño pero no por ello menos espectacular.
Las tres siluetas que se elevan como centinelas sobre el lago, son formaciones de roca caliza que muestran grandes vetas de puro y ondulado mármol blanco, rizadas brechas grisáceas y rectilíneas vetas de bellísimo mármol rosáceo.


Poder adentrarse en las cavernosas entrañas de estas formaciones marmóreas y palpar la húmeda piel de la roca, debe ser como doblegarse ante un diafragma de luz atemporal que golpea los muros sintiendo que se penetra en un gigantesco caleidoscopio.
En el año 1994 el conjunto natural del lago General Carrera o Buenos Aires, fue declarado Santuario de la Naturaleza.
El mejor lugar para comenzar la travesía es Puerto tranquilo, pequeña y apacible localidad donde se puede alquilar una embarcación o sumarse a grupos que salen asiduamente a navegar por el lago.

Foto www.tumblr.com
Las excursiones a pie son también muy atractivas, siendo numeroso los senderos que discurren por toda la región que nos llevarán hasta los pies de espectaculares cascadas, quebradas de hielo, y un sin fin de aventura y libertad.
La lluvia suele ser constante en la región patagónica. Los nueve grados de temperatura son casi rutina en una zona que, por norma general, presenta buena climatología para la pesca y la observación de la fauna marina y las aves del litoral.
La luz es el mayor aliado del mármol. Los rayos del astro rey, como un tímido velo de seda se desplazan por la pulida y tersa piel de la antigua roca.

Foto www.amolife.com
Entre claroscuros y sombras chinescas, abrazada por el silencio y rozada por el leve viento que sopla del norte, la catedral del mármol, se erige como sublime icono natural y espejo en el cual el sol se asoma cada mañana al sur del continente americano.

Aportes y Datos:
Texto de mi anterior blog Centinela del Sendero







2 comentarios:

  1. Hermoso lugar que transmite paz.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. La naturaleza es el mejor arquitecto. Bellísimo el lugar y siguiendo tus palabras llega a vivirse. Eres un auténtico mago para encontrar y mostrarnos, tan bellos tesoros.
    Un abrazo afectuoso

    ResponderEliminar