05 noviembre 2017

CASA DO PENEDO

J.J.D.R.
Rodeado de una bruma de tranquilidad y sosiego, acomodada en un pequeño hueco del horizonte de la serranía de Fafe (Portugal), la casa de do Penedo se mimetiza con el paisaje abrazando los fríos vientos que asolan la región en invierno y consiguiendo nutrirse con los esporádicos rayos solariegos de la época estival.
Cuatro enormes piedras de granito quedaron aisladas en un tiempo pasado como gigantescos barcos varados sobre el irregular firme del páramo serrano ubicado entre las localidades de Celorio de Basto y Fafe, en la parroquia de Vázzea Cova al norte de Portugal.

CASA DO PENEDO www.unusualplaces.org
La sola visión de las rocas sobre una pequeña colina despertó la imaginación de Víctor Domínguez un día de 1974 de paseo por la sierra, el cual, pidió permiso a las autoridades locales para dar vida y uso a aquellas obesas formaciones rocosas. Supongo que sólo alguien capaz de ver y observar el mundo que le rodea más allá de lo que sus ojos ven, es capaz de componer en su imaginación un fotograma que ubique y mimetice una vivienda en dónde sólo y por siempre hubo rocas gigantes y un horizonte inmaculado de bruma cenicienta.


Concedida la oportuna licencia, las rocas fueron transformadas en dos años en una confortable y rústica vivienda veraniega, en dónde su privilegiada ubicación permite contemplar la magia de un hermoso paisaje. Hoy día la casa do Penedo forma por sí misma parte del entorno que rodea la serranía de Fafe, totalmente mimetizada entre los pequeños arbustos y las rocas grisees que parecen observar los movimientos rítmicos de los gigantes aerogeneradores que gran parsimoniosos a corta distancia.
Durante años fue todo un misterio saber qué ocultaba el interior de la vivienda. Las cuatro enormes piedras, cimiento y base de la casa, despertaba la curiosidad de los escasos visitantes que la contemplaban.

Foto www.elviajerofeliz.com
El sólo hecho de contemplar la construcción terminada, fotografiar sus contornos en la alborada, provocó que decenas, cientos, miles de instantáneas comenzasen a popularizar la casa do Penedo. El interior de dos plantas, fue labrado todo en piedra, a excepción del techo, ventanas, puertas y barandas que son de madera y, aunque no cuenta con electricidad, el hogar se hace confortable con la estimable ayuda de una chimenea.

Foto en.wikipedia.org
Me indigna conocer los actos de vandalismo que la propiedad ha sufrido en los últimos tiempos debido a su reciente popularidad. Desalmados y vándalos hieren sin sentido, sin reglas, y la casa do Penedo lo ha sufrido de primera mano. Siempre hay gente que hará lo imposible por destruir sin escrúpulo alguno…energías olvidadas y oscuras.
Foto www.pepecabrera.com
Inertes rocas fueron que moteaban la irregular serranía de Fafe pero, gracias al ingenio de un hombre, las rocas hoy día abrazan vida entre los muros heladores sin perder un ápice de la esencia natural que las puso en ése lugar en un tiempo ya muy antiguo.

Aportes y Datos:
El viajero felíz
https://elviajerofeliz.com/la-pintoresca-casa-do-penedo-en-portugal/
Wikipedia
https://pt.wikipedia.org/wiki/Casa_do_Penedo
Pepecabrera.com
http://www.pepecabrera.com/blog/i/824/66/exotica-casa-entre-cuatro-rocas-en-fafe-portugal



10 comentarios:

  1. Con muy poca frecuencia el hombre mejora lo creado, pero esta ocasión podemos asegurar que lo ha logrado sin ser agredida la naturaleza.

    ResponderEliminar
  2. Hola Jorge, desde luego que se ve bonita por fuera, una lastima no poder ver como es por dentro, pero desde liego no se ve fuera de lugar como ha ocurrido con otras cosas parecidas, una pena lo de los vándalos que no respetan nada ya sea por el campo como por la ciudad, gracias por compartir esta belleza querido amigo.
    Que tengas un muy feliz fin de semana, cuídate mucho amigo, hasta pronto:)

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué alegría me he llevado al volver a verte por mi espacio!
    Alejada de todos vosotros, durante tantos meses, vuelvo y me satisface saber que aún estoy en vuestro recuerdo y sigo arropada por vuestras letras. Mil gracias.
    Me encanta esa casa solitaria en medio de ese páramo, sería el refugio ideal para aislarse por un tiempo del "mundanal ruído"
    Siempre habrá vándalos que no valoran nada, que hacen el mal por el mero hecho de hacerlo, pero las piedras son su barrera natural y, pese a sus deseos, se resisten a ser movidas.
    Portugal me encanta, su vegetación es muy parecida a la de Galicia y allí me siento como pez en el agua.
    Últimamente he estado en Oporto y me encantó.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  4. Hola Jorge, gracias por pasar por el blog aun teniendo poco tiempo, aun así no me olvido de ti querido amigo, espero estés bien, cuídate mucho, hasta pronto:)

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Lo que me extraña es que le dieran permiso, claro que eran otros tiempos. Eso si, debo reconocer que si el tamaño de las piedras es hermoso la creación de la casa respeta la magia del lugar. En las claras noches de verano debe ser ideal para ver las estrellas y si en algún tiempo de la historia fue un lugar de aterrizaje es un buena posada si vuelven jejejej.
    Eres el Indiana Jones de mis ventanas amigas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Hola Jorge, querido amigo, paso a desearte una maravillosa y feliz Navidad, que la disfrutes mucho junto a tus seres queridos, sed muy felices:)

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Pese a disponer de muy poco tiempo, hago un alto en mis tareas y vengo a desearte una muy FELIZ NAVIDAD en compañía de familiares y amigos.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  8. Agradecida por tus letras.
    ¡FELIZ AÑO NUEVO!
    Deseo, de corazón, que la felicidad, la paz y el amor, reinen en tu hogar a lo largo de todo este año que se avecina.
    Cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  9. Hola Jorge, querido amigo, aunque con retraso muchas gracias por tus buenos deseos, espero hayas pasado una muy feliz navidad y una bonita entrada al año nuevo, que este te depare lo mejor de lo mejor a ti junto a los tuyos, se muy feliz amigo, hasta pronto, cuídate mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar