31 mayo 2020

ROY CLEVELAND SULLIVAN (EL PARARRAYOS HUMANO)

J.J.D.R.


Muy a su pesar, Roy Cleveland Sullivan, pasó a la historia por ser la persona sobre la que más rayos eléctricos han caído y sobrevivió para poder contarlo. Está claro que este récord, el cual está reflejado en el famoso libro Guinness, no fue de grato recuerdo en vida para el desafortunado Roy, ya que tanto física como mentalmente, la fama de su infortunio fue una pesada carga con la que tuvo que lidiar durante toda su vida.


Foto www.espiegel.del

Nació en el Condado de Greene en Virginia un 7 de febrero de 1912. Desde muy joven comenzó a trabajar como guardabosques en el Parque Nacional de Shenandoah (Virginia), entre las montañas Blue Ridge, las colinas Riedmont y la vista diaria de la cumbre del Hawksbill con sus 4051 metros de altura. Sin duda un paraje de excepcional belleza. Pero su vida cambió para siempre en el año 1942 cuando fue alcanzado por un rayo mientras estaba en lo alto de la caseta de vigilancia del parque, la cual al ser de reciente construcción, no contaba aún con sistema de pararrayos. El rayo eléctrico le entró a través de la pierna derecha y salió por un pie dejándole un doloroso agujero como recuerdo. Aquel incidente fue un augurio de buena fortuna en aquel entonces,  ya que pocos son los afortunados que han logrado sobrevivir al impacto directo de un rayo y lograr contarlo.


Roy Cleveland Sullivan 

Antes de continuar con lo que aconteció a Roy Sullivan poco después, permitidme algún aporte técnico que seguro nos ayuda a entender mejor esta insólita historia. Según fuentes consultadas, sobre el planeta se desarrollan al día unas 40.000 tormentas eléctricas capaces de descargar más de un centenar de rayos por segundo, siendo la intensidad de cada uno de estos rayos de 20.000 amperios, unos 100 millones de voltios de potencia. Vamos, que un rayo te deja frito en un segundo. Eso sí, las posibilidades de que esto ocurra, son muy inferiores a que te pueda tocar la primitiva.


Foto www.insidenova.com

Ahora continuemos con Roy. Habían pasado 27 años desde el terrible acontecimiento vivido en la torre de vigilancia y aquel día de 1969 el guardabosque conducía su camioneta por un sendero del parque cuando se desató una tormenta. En cuestión de segundos el cielo comenzó a iluminarse y un rayo impactó contra un árbol y de rebote entró por la ventanilla del vehículo impactando sobre la cabeza de Roy Sullivan quemándole las cejas, chamuscándole el pelo y haciendo que la camioneta quedar apenas a unos metros de caer por un precipicio. Un año después, en julio 1970, volvió a ocurrir. En esta ocasión estaba en un espacio abierto y notó el cambio en el tiempo y cómo la tormenta comenzaba a tomar forma. Precavido, dado sus antecedentes, corrió a refugiarse en su camioneta. Pasado un tiempo, cuando creyó que ya la tormenta había pasado salió fuera del vehículo y en ése preciso momento un nuevo rayo le golpeó en un hombro causándole quemaduras. No podía ser casualidad. Algo había en su anatomía, en su físico, en todo él mismo, que atraía aquellos condenados rayos. Y un miedo terrible a la muerte que parecía acecharle comenzó a asediarle cada día.


Foto www.pressreader.com

El guardabosque, el hombre capaz de sobrevivir hasta en tres ocasiones al impacto de un rayo, ya era famoso en la región, aunque supongo que en días de tormenta nadie quería acompañarlo. Llegó el día 16 de abril de 1972 y un nuevo rayo le cayó encima cuando estaba tranquilamente en su oficina del parque. De nuevo su pelo quedó chamuscado, y desde aquel instante, siempre se acompañó de una cantimplora por si acaso. El 7 de agosto de 1973 otro rayo le alcanzó cuando conducía y la cantimplora le ayudó a apagar las llamas de su cabello y su pierna. De nuevo el 5 de junio 1976, fiel a su cita con la potencia eléctrica de la naturaleza, un rayo le golpeó el tobillo cuando trataba de huir de la tormenta corriendo campo a través. Su último impacto lo recibió el 25 de junio de 1977 mientras pescaba. En esta ocasión el rayo le entró por la cabeza, le atravesó cabeza y estómago y le salió por una pierna, causándole importantes daños y siendo hospitalizado por ello. Cuando salió del hospital su vida ya no sería nunca igual. Se volvió irascible y evitaba a la gente, pues sentía que le veían como un bicho raro.


Foto www.historydaily.org

El hombre que había sobrevivido al impacto directo de hasta siete rayos, en 1983 y como consecuencia de un desengaño sentimental, se descerrajó un disparo con su escopeta a la edad de 71 años. El qué o el por qué su cuerpo funcionaba como un imán para las tormentas eléctricas es un gran misterio. Y no fue el único.Y, aunque no en la medida y frecuencia en al que tuvo que medirse Roy Sullivan en vida, si me gustaría mencionar otros dos casos muy populares por lo insólito de las circunstancias que los acompañaron.


Foto www.mx.toluma.com

Cercano al más alto escalafón de este extraño pódium de impactos de rayos está el cubano Jorge Marquez, quien en un periodo de dos años recibió el impacto de hasta cinco rayos, todos ellos en un perímetro muy cerca de su vivienda. Por último, y no por ello menos impactante, nunca mejor dicho, está el afamado caso del Mayor Summerford, oficial del ejército inglés que recibió tres impactos directos, siendo el último el que le postró en cama dejándolo totalmente paralizado. Dos años después del desastroso incidente fallecería. Lo más curioso, y no menos terrible, fue que cuatro años después de haber fallecido, un rayo cayó sobre su lápida partiéndola por la mitad.


Aportes y Datos:

El tiempo

https://www.tiempo.com/noticias/ciencia/el-hombre-que-sobrevivio-a-siete-rayos.html

Wikipedia

https://www.tiempo.com/noticias/ciencia/el-hombre-que-sobrevivio-a-siete-rayos.html


 

 

 

 

 

 

 

 


7 comentarios:

  1. Qué terrible! algo había leído de estos extraños casos, pero saber más detalles de los raros sucesos me hace comprender mejor lo dramático que debió ser para estos sujetos andar por la vida con este karma! Muy interesante, como siempre. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto amiga, cuando leí por vez primera estas historias, me vino a la cabeza la gestión de los sentimientos del protagonista, cómo le verían los demás y cómo afecto esto a su vida. Por eso creo que aquí uno no sabe como acertar, tuvo buena suerte al librarse de morir en tantas ocasiones?, o mala suerte por ello?,...pues fue estigmatizado de por vida y esto le produjo un gran dolor.
      Un placer ver tu huella amiga en este sendero. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Hola amigo Alí...es una historia muy curiosa y que seguro que si hubiera registro de ello parecería un bulo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Una historia muy curiosa y electrizante y récord nada envidiable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, muy electrizante...lo curioso es que es posible que algo en su fisonomía atrajese estos rayos. Un abrazo

      Eliminar
  4. El incidente de un rayo alcanzado por un oficial del ejército británico en Summerford y luego su tumba también fue alcanzado por un rayo ... me hace estremecer imaginar. Para esto debemos tener cuidado y elegir refugiarnos en un lugar seguro si comienza a llover intensamente y hay rayos.

    ResponderEliminar

ENTRADA RECIENTE

CASTILLO BISHOP

J.J.D.R. Alrededor del mundo se alzan curiosas edificaciones que muestran el poder que ejerce la imaginación sobre el espíritu del hom...