23 julio 2021

EL EXTRAÑO UNIVERSO DE ZDZISLAW BEKSINSKI

 

J.J.D.R.

Infinitas fueron las ocasiones en las que una misma pregunta, concisa, concreta, hacía que una sutil mueca, casi imperceptible de desaprobación, surgiese en la comisura de su boca. La eterna pregunta giraba siempre en torno al motivo que le llevaba a plasmar ése mundo apocalíptico, agónico, terrorífico y oscuro que reflejaba gran parte de su obra. Ésa pregunta siempre terminaba planeando en su mente como un molesto eco, profundo y distante, que martilleaba sus sienes. Su respuesta siempre fue tan concisa como valorativa. Nada de lo que interpretáis tiene razón de ser. Pues son sólo sueños y pensamientos íntimos lo que pinto y, ante cualquier disertación profunda que hacéis sobre estas obras, no puede ser otra mi reacción que la de sonreír ante vuestras conclusiones filosóficas tan alejadas de la realidad. Mi obra es algo indescifrable, y lejos de ver en ella algo tétrico y oscuro, yo veo optimismo e incluso tintes de humor en mis cuadros. Nada que ver con la opinión generalizada que tenéis sobre ella.


Foto braindstudi.info


Ante estas observaciones realizadas por Beksinski, no es de extrañar que su mundo y su obra pictórica, acabase rodeada de un halo oscuro de incomprensión que aún hoy día continua latente. Y no es difícil de entender, pues hay de todo menos humor u optimismo en sus cuadros pese a que el mismo autor de las obras tratase de rodearlas de un marco tan distinto al sentimiento que genera en la mayoría de la gente que observa sus cuadros. De ahí la pregunta reiterativa y concreta que siempre se le hacía… ¿Qué tratas de representar?


Foto birthmoviesdeath.com


Zdzislaw Beksinski nació un 24 de febrero de 1929 en la localidad  de Sanok al sur de Polonia. Estudió arquitectura en Cracovia y trabajó durante algunos años como encargado o supervisor de obra, trabajo que, según manifestó, odiaba profundamente. En 1955 regresó a su ciudad natal. Allí comienza a realizar trabajos fotográficos que muestran desde su inicio una tendencia a lo estrambótico, al caos generalizado, en donde delimita un trasfondo, siempre rodeado de sombras y matices oscuros, en el cual resaltan muñecas decapitadas o mutiladas y personas a las que edita sin rostro, la mayoría ocultos bajo vendas que parecen extrañas mortajas. Es en esta misma etapa en la que comienza a interesarse por el arte abstracto y también a esculpir y realizar sus primeras pinturas acrílicas y al óleo, las cuales pinta sobre estructura de aglomerado que él mismo fabrica.


Foto vagabunda.mx


La música siempre acompañó su trabajo. El silencio le ofuscaba, no lo soportaba, y gustaba de trabajar escuchando melodía clásica, sonoros temas que serían el fondo musical de su vida y de su obra. En 1964 expone sus obras en Varsovia. En el último momento, cuando ningún cuadro había sido vendido, un mecenas compra toda su obra, y esta circunstancia se convierte en un punto de inflexión para Beksinski quien decide centrarse definitivamente en la pintura.


Foto issuu.com


Su inmersión en el mundo artístico es un ciclón, como una apisonadora. De pronto su mundo imaginario transforma sueños en siluetas y formas, pesadillas en calaveras y huesos, ensoñaciones en ocasos tenebrosos y oscuros rincones de lo profundo del averno de la mente. De formación autodidacta, su obra es etiquetada como surrealista, vanguardista o de realismo mágico, aunque él mismo la incluía en el género del barroco o el gótico. Sin lugar a dudas, su “periodo fantástico” le catapultó a la fama. Es en este periodo donde concluye sus obras más populares, pinturas que recrean un mundo post apocalíptico, un universo oscuro, un mundo de terror, en el cual la muerte y la miseria humana son protagonistas principales bajo un marco de violencia, destrucción y muerte. Éste periodo fantástico durará toda la década del 70 al 80 del siglo veinte, siendo su etapa más fructífera y galardonada.


Foto documentalium.foroactivo.com


“Lo importante es lo que aparece en tu alma, no lo que tus ojos ven y lo puedes nombrar”

Su vida es un constante tobogán de sucesos inesperados. La crítica artística, el etiquetado de su obra, las mil preguntas sobre el significado de sus trabajos le agobian, le molesta y aturde su entendimiento. Se niega a poner nombre a sus trabajos, pues reniega de cualquier significado que se le quiera atribuir a sus pinturas. Tan sólo son momentos, sueños, quien sabe si también pesadillas…, huye del populismo que desea etiquetar su trabajo como si con ello les fuese a brindar la oportunidad de etiquetar también su personalidad. Posiblemente, sin darse cuenta, o con toda intención, quien sabe, ese menosprecio a realizar valoraciones profundas de sus obras, harán que alrededor de su trabajo se levante un muro de interpretación de toda índole.


Foto hispantv.com


En 1977, quién sabe si agobiado por los comentarios que su obra genera a su alrededor, decide prender fuego a un buena parte de su trabajo. Según relataría después, esas pinturas no le llenaban lo suficiente y, además, eran tan personales e íntimas que no deseaba que se hicieran públicas. “Deseo pintar de la misma forma como si estuviese fotografiando los sueños”

Foto ayojon.mx


En 1980 su obra llega a Francia, recorre Europa de este a oeste y tras cruzar el charco, triunfa en Estados Unidos y e hace muy popular en Japón. Su obra recorre el mundo, y el mundo se rinde ante el que será considerado el artista polaco contemporáneo más importante.


Foto codigonuevo.com


Su triste final y los trágicos acontecimientos que marcaron el tramo final de su vida, contribuyeron de manera poderosa a recubrir su trabajo con un manto de misterio que aún perdura. Zofía, su esposa, fallecería en 1988, y un año más tarde su único hijo Tomasz, popular presentador de radio, periodista y traductor de cine, acabó con su vida suicidándose, siendo el propio  Beksinski quien halló su cadáver. Jamás se recobraría del terrible golpe que le daba la vida. Nunca lo superó. Como muestra de ello, es el descubrimiento de un sobre cerrado a nombre de su hijo que tenía encima del cabecero de su cama que decía “Para Tomek, en caso de que yo fallezca”.


Foto futuropasado.com

El 21 de febrero de 2005, en su apartamento de Varsovia, fue hallado  el cuerpo sin vida de Zdzislaw Beksinski cosido a puñaladas. El trágico suceso causó una gran conmoción. La investigación llevada a cabo pronto dio sus frutos y se detuvo al autor del homicidio. Se trataba de Robert Kupiec, hijo del conserje del edificio, quien confesaría ser el autor material del crimen junto a un amigo. Según su confesión, perpetró el asesinato como represalia por la negativa de Beksinski a prestarle algo de dinero, unos pocos cientos de Zlotys, apenas 100 dólares.


Foto espiritudelarte.wordpress.com


Nada hacía intuir que la vida del desdichado artista terminaría tan trágicamente. Todos los que lo conocieron, a pesar de lo que pueda trasmitir su macabra obra pictórica y su mundo distópico y post apocalíptico imaginario, su personalidad era la de un hombre amable y alegre, eso sí, tímido y conservador, que evitaba a toda costa aparecer en eventos relacionados con su obra incluso en las exposiciones de sus cuadros. En 2006 fue inaugurado el Museo Beksinski en Czçstochowa, donde se exhiben 50 pinturas y 150 dibujos pertenecientes a la colección Dmochowski.


Foto lavozdelmuro.com


Zdzislaw Beksinski, el artista que no conocía el significado de su obra, nos legó, como en instantes únicos, la memoria de sus sueños y pensamientos. Su obra es un torrente apocalíptico, un frenesí de muerte y dolorosa penumbra en el que en esencia, cada cual es dueño de imaginar e interpretar libremente y a su manera lo que ve y siente ante una obra a la que el propio autor negó la propiedad de un nombre para su reconocimiento y memoria.


Aportes y Datos:

Wiki Art

https://www.wikiart.org/es/zdzislaw-beksinski

Historia-Arte

https://historia-arte.com/artistas/zdzislaw-beksinski

Gallery Barcelona

https://www.gallerybarcelona.com/zdzislaw-beksinski/

Totenart

https://totenart.com/noticias/beksinski-el-artista-de-los-suenos/

 

34 comentarios:

  1. Este es un ejemplo de cuadros que yo no pondría en la sala de mi casa (al igual que los picasso, así los tuviera)
    ---
    Te voy a confesar una cosa que, como artista (escritor) he comprobado, y que no la inventé yo sino que otros lo han dicho desde la antiguedad: Debes ser muy cuidadoso con el fruto de tu arte pues, sea cual fuere... SE HARÁ REALIDAD.
    Y sin duda, eso fue lo que pasó en la vida de este artista, su obra se materializó en el drama de su existencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una manera particular de ver éste tipo de arte estimado Alí. No sé si esos sueños realizados en arte se harán o no realidad, pero seguro que más de una pesadilla le aconteció.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Caray... creía que había publicado y no salió. Bueno.. voy de nuevo.
    Esto revela que el arte es algo que se cumple en la vida del artista. Por eso se debe ser muy cuidadoso a la hora de crear, pues lo que tienes en el lienzo, el yeso, el acetato o el texto, tenderá a cumplirse en la realidad que rodea al autor.

    ResponderEliminar
  3. He de reconocer que, como pintor, pintaba muy bien y era muy bueno, pero también reconozco que, no entiendo su pintura y evidentemente en mi casa no colocaría ninguno de sus cuadros. Todos ellos inspiran terror.
    Gran reportaje amigo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado amigo, yo no trato siquiera de entenderlo, simplemente lo observo y trato de percibir los detalles y el trasfondo de su obra. Sólo él puede entender un mundo tan oscuro y raro.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Muchas gracias, amigo, porque además de desasnarme sobre tamaño artista hace tiempo que quería saber respecto de algunas de sus obras que conocía de googlearlas nomás: la 2, la 4, la 7 (la que más me conmueve, tal vez porque me trae ecos de la Santa Cecilia de Maderno) y la 10, mi preferida, la que más respeto me provoca.
    Ahora bien, acerca de “este artista indisoluble de su obra”, creo que Zdzislaw Beksinski exorciza su visión sobre la vida y el mundo, sus pinturas traducen lo que él ve y lo que vislumbra por venir, es decir, son su más sincera opinión sobre el tiempo que le toca vivir, por lo que (siento) fue en vano preguntarle sobre el sentido y significado de su arte, su sonoro estruendoso arte que no creo estuviera en su mente o en su alma (y no es contradictoria su frase: “Lo importante es lo que aparece en tu alma”) sino que confirma mi impresión de que así veía y traducía él su tiempo y el mundo y lo amplificaba para la posteridad y para nuestra reflexión, de modo que nos pedía que nos hiciéramos cargo de la respuesta (la que supuestamente debía aparecer en nuestra alma), una respuesta que nuestra debe ser… En fin, amigo, creo que me presentaste a uno de los más nítidos artistas que me ha tocado ver.

    Abrazo agradecido otra vez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no podría haberlo expresado mejor estimado Carlos, tu comentario es tan exacto que bien merece un aplauso. Un honor que quede en este humilde artículo para que lo embellezca de veras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Un mundo onírico muy inquietante y particular, sin dudas. Se comprende que se molestara cuando le pidieran que explique su intención al hacer alguna obra. Siempre interesantes tus post. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una manera particular de expresión. Su mundo imaginario y terrorífico inquieta como bien dices.
      Un abrazo amiga.

      Eliminar
  6. Wowwwww que tal arte mi amigo, impresiona
    en cada una de sus obras, pero me daría
    pánico, debe de haber algo que lo motivaba,
    si bien sus pinturas son grandiosas, pero
    dan miedo, gracias por permitirme conocerlo.

    Besitos dulces

    Siby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos entiendo que por dentro se quedó vacío, pues en estos cuadros debió de dejar todo su imaginario apocalíptico quedándose a gusto.
      Un arte extraño pero impactante.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Francamente las obras de este pintor son como escenas sacadas del mismo infierno....son dantescas...su arte es macabro y provoca malestar, Jorge...Son originales, pero son aterradoras. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo que te resulten macabras. Supongo que ése era el propósito de su trabajo, impactar y hacer sentir al espectador toda clase de sentimientos, como en tu caso de malestar y terror...
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Hola Jorge, ufff, fue gran pintor pero me da mucho yuyu ver esos cuadros, no entiendo de pintura pero la verdad que no pondría un cuadro suyo en mi casa, entra una depre y miedo que no veas:)
    Cuídate mucho querido amigo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida amiga, supongo que no es un artista que realizase sus obras para que fuesen expuestas en un salón particular. Aunque lo mismo hay gente que le gusta incluso en el cabecero de su cama. No deja de ser un artista de enfoque gótico, y sus obras un reclamo para ciertas galerías y museos.
      Deseo estés bien...besos.

      Eliminar
  9. No es de extrañar, a cualqiuiera le gusta ponre en el salón de su casa un cuadro que inspire alegría-

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja...supongo que no, aunque hay gente para todo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Hola Jorge!
    Desde luego sus obras no dejan indiferente.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no Fran, puede gustar o por el contrario aborrecerlo, pero no deja a nadie indiferente.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Sus cuadros son impactantes. Te mando un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que creo que tu calificación es muy acertada, impactan de verdad.
      Otro beso para ti.

      Eliminar
  12. que maravilla los colores lo que escribes Me encantan las fotos llenas de misterios gracias querido por dejarnos conocer cosas nuevas siempre beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre tan amable en tus palabras estimada mucha, un placer sentir tus letras.
      Una abrazo.

      Eliminar
  13. Interesante lo que compartes hoy. Sus cuadros impactan pero siempre dejan pensando...... Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es amiga Sandra, creo que puede o no gustar, pero no deja a nadie indiferente.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Qué buenas obras. Me agradan los trabajos de Giger, y las ilustraciones de los seres de la mitología de William Blake, así que éstos en particular también me agradaron.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer Alexander, me alegra que te gustase.
      Un saludo.

      Eliminar
  15. Un artista muy peculiar, y unas obras, que seguro, que no dejan indiferente a nadie. A mi me dejan sin palabras, y con un pellizco en el estómago que no sabría explicar.
    Un fuerte abrazo, amigo Jorge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son muy inquietantes. Salvando las diferencias absolutas, me recuerdan las obras del Bosco y esos seres extraños que gustaba pintar. Un abrazo estimado Manuel.

      Eliminar
  16. Hoy nos presentas un artista que desconocía y además tiene unas obras tétricas. Puede se que oníricas y no entiendo lo que quiere mostrarnos. Son obras para mostrarlas en un museo, no veo una obra de estas colgadas en las paredes de mi casa. Las obras que yo pintos con muy coloristas y más normales. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás ni él mismo sabía que quería expresar, y lo único que pintaba era lo que su imaginación le dictaba en ciertos momentos. Eso sí, su imaginación era un tanto peculiar...
      Un abrazo Mamen.

      Eliminar

ENTRADA RECIENTE

MEMBRÁCIDO BRASILEÑO (APUNTES SOBRE EL INSECTO MÁS EXTRAÑO DEL MUNDO)

  J.J.D.R. Al abrigo del húmedo y espeso bosque amazónico, escondido bajo una enorme hoja con forma de Pamela, un diminuto y extraño ser m...