08 marzo 2017

CANDELABRO DE PARACAS

J.J.D.R.
Tridente de misterio, su porte erguido sobre la falda de una loma que mira el océano, muestra su incierto origen tamizado bajo la arena del tiempo. ¿Faro de antiguos navegantes? ¿Calendario astronómico? ¿Símbolo ritual o religioso? Poco o nada sabemos sobre el significado del gigantesco candelabro de Paracas. Geoglifo tatuado hace siglos sobre la tierra parda de la península de Paracas, es hoy día un símbolo antiguo de carácter incierto que deja perplejo a cualquiera que se adentra en la búsqueda de su significado.

CANDELABRO DE PARACAS Foto www.planetaymisterios.blogspot.com
Perú es el país del misterio. Pocos lugares son capaces de aglutinar entre sus fronteras tantos y tan fabulosos enigmas como los que alberga este rincón del continente americano. La lista es amplia, tanto, que el simple hecho de citarlos brevemente supondría alargarme demasiado en este artículo. Por ello, me centraré en el candelabro de Paracas, pues seguro que para muchos sea menos conocido que las afamadas líneas de Nazca, la ciudad de Machu Pichu, la puerta del sol y de la luna o Puma Puncu en Tiahuanaco.

Foto www.arqueologiadelperu.com
El geoglifo está ubicado en la costa norte peninsular de Paracas- de ahí su nombre- en el departamento de Ica en la provincia y bahía de Pisco. Sobre una loma de arena fina, visible incluso a 20 kilómetros de distancia mar adentro- si el tiempo es claro y despejado-, un tridente o candelabro aparece delineado sobre la falda de una pequeña colina. La altura que alcanza el poste principal es de 183 m., y las columnas laterales 60 m., con una anchura de 3,20 m. y una profundidad que lo hace visible que varía entre 1m.y 1,20 m. No se han hallado restos cerámicos, mortuorios, o de cualquier carácter arqueológico que haya permitido datar este geoglifo de manera fiable, pero prácticamente la mayoría de fuentes consultadas coindicen en añadirle unos 2500 años de antigüedad. De quienes fueron sus creadores y el motivo que les movió a realizar tan particular dibujo sobre la tierra nada se sabe, y solo encontramos conjeturas e hipótesis- algunas descabelladas y sin lógica alguna- que demuestran lo complejo que resulta descifrar ciertos símbolos que, como en un extraño crucigrama o código fuente, nos muestra señales irreconocibles alrededor de la piel de Gaia.

Foto www.misteriosconxana.blogspot.com
Quizá una de las características más llamativas de este espectacular geoglifo de Paracas sea su propia creación sobre la arena. Según los estudios realizados sobre las líneas del tridente y dependiendo de la zona excavada, a una profundidad de entre los 10 y 15 cm., desaparece la arena acumulada por los vientos constantes que peinan la región y sale a la luz una capa perfectamente apelmazada, como una costra blanco amarillenta muy pulida y cristalina. Se conoce bien el origen natural de estas formaciones sedimentarias muy comunes en la región, pero es muy desconcertante averiguar que muchos siglos atrás, incluso milenios, alguien, ya sean los antiguos moradores de estas tierras, sus descendientes, o alguna cultura desconocida hasta la fecha, fuese capaz de crear este geoglifo con esta capacidad de detalle, sobre todo teniendo en cuenta que, desposeído de la arena que hoy día cubre la mayor parte del candelabro, la patina cristalina de salitre refulgiría sobre la loma como un autentico faro siendo visible desde una enorme distancia mar adentro y también desde las alturas.

Foto www.bohicruz.com
Hasta la fecha no se han encontrado escritos que mencionen el candelabro, lo que ayudaría a la hora de poder realizar una estimación más detallada de su antigüedad. Ni que decir tiene que son cientos las teorías que tratan de dirimir sobre el incierto origen del candelabro de Paracas. Al ser muy numerosas no entraré a detallarlas, dejando que sea el lector el que, si el gusanillo de la curiosidad ronda su mente, busque entre las decenas o cientos de posibilidades existentes, que le conducirán de la mano de piratas hacia sus tesoros, puertas estelares, aeropuertos interdimensionales y rocambolescos diagramas que tratan de unir el tridente de Paracas con las líneas de Nazca, aunque esté demostrado que el candelabro no señala la pampa nazqueña, como ya estudió a fondo y detalló en uno de sus libros el investigador J.J. Benítez.

Foto www.peruroutes.com
Por destacar alguna, y dado que la cultura Paracas dominó la región durante un largo periodo de tiempo legándonos valiosos testimonios de su ingenio, es muy probable que se trate de algún símbolo astronómico de carácter ritual, ya que no podemos obviar que tanto los Paracas como la mayoría de culturas antiguas, tenían un elevadísimo conocimiento astronómico.  En este sentido, y tras una ardua investigación llevada a cabo por el polifacético ingeniero egipcio Robert Bauval, el candelabro de Paracas estaría indicando mediante cada uno de sus brazos la situación estelar de la constelación de Orión, como ya refutó, muy a pesar de los arqueólogos oficialistas, que ocurría con las pirámides de la meseta de Guiza en Egipto. Por ello, es muy probable que su origen y utilidad fuese señalizar la costa a los antiguos navegantes peruanos, pues también hay estudios muy serios que identifican el candelabro con la Cruz del Sur o Cruz de los navegantes, la cual estaría señalando el polo austral a los antiguos marinos que navegaban por el mar paraqueño.

Foto www.explorandes.com
Hoy día el candelabro de Paracas es un lugar de gran atractivo turístico catalogado como Patrimonio cultural del Perú. Muchos tours que se dirigen a las islas Ballestas se aproximan cerca de la costa para que los turistas puedan apreciar el gran candelabro reposando sobre la colina de blanca arena, el cual parece sostener sobre sus rectilíneos brazos un último haz luminiscente que lucha por no apagarse hasta que desvelemos el origen y el enigma que encierra su milenaria presencia.

Aportes y Datos:
Blog de Pedro María Fernández
http://pedromariafernandez.blogspot.com.es/2011/12/el-candelabro-de-paracas.html
Ivox
Bruno Cardeñosa (Pasajes de la historia)
Wikipedia
https://es.wikipedia.org/wiki/Candelabro_de_Paracas
Ecured
http://pedromariafernandez.blogspot.com.es/2011/12/el-candelabro-de-paracas.html








14 comentarios:

  1. Muy interesante, desconocía su existencia. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra haber contribuido a que lo conozcas, creo que es un misterio muy interesante el de su origen.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Estas historias me desconciertan, me las creo pero dudo, son tan extraordinarias y tan poco conocidas que siempre que leo sobre ellas me gustara poder leer mas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como podrás imaginar, a mí me apasionan estos temas desde que era muy pequeño, pero siempre trato de acercarme a ellos con una mirada escéptica, aunque también con la mente abierta. Ya el hecho de leer sobre estos temas es una aventura apasionante.
      Una abrazo.

      Eliminar
  3. Hola amigo! por aquí estoy de nuevo aunque te leí en silencio muchas veces. Me llama la atención que rodeado de arena fina no haya sido cubierto por ella. Todos los vestigios de antiguas civilizaciones tienen un efecto de curiosidad para mi mente, me gusta leer incluso las más locas teorías pero sabes, tu haces unos escritos muy coherentes y las imágenes mejor imposible, tal parece que viajamos al lugar.
    Un abrazo afectuoso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una inmensa alegría tenerte de nuevo por esta tu casa. Como bien comentas, la arena constantemente es movida por los continuos vientos de la bahía, pero nunca logra tapar la hendidura de varios centímetros que se realizó como resalte de la propia figura. De ahí la gran habilidad de sus delineantes. Gracias por tus letras, las abrazo con estima.
      Un fuerte abrazo amiga.

      Eliminar
  4. Pero qué caprichosa es la naturaleza. A las pruebas me remito, fascinante candelabro en mitad del desierto. UN abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada amiga, más que un capricho natural, hay que hablar de un capricho humano, aunque hasta la fecha no se haya logrado descifrar quiénes y con qué motivo realizaron tan magnifico geoglifo para ser visto sobre todo desde el aire.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Como todas tus entradas, ésta es otra que deja al lector pegado en la lectura.
    Por fotos, conocía alguna de las maravillas que encierra Perú, pero nadie me había hablado de ese impresionante candelabro de Paracas.
    Me quedé mirando la foto que aportas y mi primera pregunta ha sido ¿cómo es posible que en tantos años el viento, arrastrando partículas de tierra, no lo haya sepultado? Para mí es otro enigma.
    Pero me gusta pensar que los paracas que han habitado ese lugar, lo hayan hecho para señalar la constelación de Orión y poder orientar a todos los navegantes que frecuentaban ese mar paraqueño.
    Cariños y buen fin de semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida amiga, es cierto que el viento es constante en la zona, pero igual que puede sepultar en algún momento las líneas, también hace de barredora, con lo que las lineas terminan siempre siendo visibles desde el aire.
      Me alegro que te gustase el artículo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hay que ver las maravillas misteriosas que nos deja la naturaleza, a veces son increibles.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno en este caso, más que la naturaleza, fue la desconocida huella de un pueblo aún sin identificar, aunque sí que la baldía y desértica naturaleza acogió el candelabro como si fuera suyo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Siempre encantada de visitarte aunque a veces conozca algo de tu entrada, de esta ya había leído algo, aunque pienso que al no haber datos se vuelva más enigmático el “candelabro”,
    Como me gustan estos enigmas, que se hacen míos desde que entro a leerte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normalmente en esta zona son más conocidas las líneas de Nazca, aunque el candelabro también vuela su imagen por las redes y documentales desde hace muchos años. Siempre es un placer tenerte por aquí.
      Un abrazo amiga.

      Eliminar