14 mayo 2021

KALAVANTIN DURG (SUBIDA AL CIELO)

 

J.J.D.R.

Poco o nada sabemos acerca de cuándo y quién construyó la pequeña fortaleza que protege el perímetro del templo que se alza sobre el solitario monolito natural conocido como Kalavantin. Poco o nada conocemos sobre sus constructores; y tratando de pensar en aquellos que horadaron con paciencia y esfuerzo la roca y tallaron sobre su piel los escalones que ascienden sin descanso hasta la cumbre del pétreo pináculo natural, a mi mente sólo acuden escenas de penuria, desaliento, frío, dolor, y la huella indeleble del esfuerzo en sus enjutos rostros.


Foto visittobengal.com

Los Ghats occidentales son una extensa cadena montañosa que cubre buena parte de la India desde su zona oeste de Decán hasta el extremo sur del país, allá por el distrito de Nilgiric, lugar en donde muere el macizo montañoso. Cerca de Bombay, en el distrito de Raigad de Maharashtra, se eleva imponente el cono rocoso de Kalavantin Durg o “subida al cielo” como se lo conoce popularmente. Es un monolito de 686 metros de altura rodeado de un paraje exuberante de verde foresta. En su cima están los restos de una fortaleza antigua rodeando un pequeño templo. Subir es una auténtica aventura no apta para turistas aprensivos ni para senderistas con vértigo. 


Foto Quora.com

La datación de los restos del pequeño templo en honor de la Diosa Ganesa (uno de los más importantes del Panteón Hind representado con cuerpo humano y cabeza de elefante, patrón de las artes y las ciencias), indica que fue construido alrededor del año 500 a.C. -época en la que Buda caminaba por los senderos de este nuestro mundo y nuestra historia-, posiblemente por orden de la reina Kalavantin de ahí el nombre que recibe el montículo aunque no se han hallado registros que corroboran este dato. El templo está rodeado por una muralla de granito de la cual aún se conservan algunos trazos de su perímetro. La fortaleza estuvo bajo el dominio de diversos gobiernos a lo largo de la historia. 


Foto prabalgad.com


Los registros señalan que durante los siglos XIV y XV pertenecía al dominio del sultanato islámico del imperio Bahmani, bajo el nombre de Muranjan, cuya protección en el año 1418 corría a cargo del sultanato de Ahmadnager. Posteriormente llegaría el dominio Mogol sobre la región. Fue rebautizado como Prabagdad por parte del Maharajá Chhatrapati Shivaji al derrotar a Kesar Singh sardar Mogol.


Foto zedget.net


Uno de los hechos históricos más relevantes ocurridos en la cima de éste pináculo rocoso sucedió en 1657 cuando las mujeres de los defensores de la fortaleza, tras ser estos vencidos por el ejército de Chhatrapati Shivaji, decidieron inmolarse colectivamente en un ritual conocido por su pueblo como jauhar antes de caer en manos del enemigo y verse deshonradas.


Foto swadesi.com


No apto para todos los aficionados al senderismo, el recorrido comienza en la aldea de Thakurwadi y en unas tres horas de recorrido se llega hasta la cima del pináculo rocoso. Está considerado como una de las rutas senderistas más atractivas del país pero también de las más peligrosas y sólo recomendada para experimentados senderistas, ya que en los últimos años varios accidentes con final trágico advierten de la peligrosidad de una ascensión donde la seguridad en el recorrido brilla por su ausencia. Y es que para subir hasta la cima de Kalavantin durg hay que recorrer 700 escalones tallados en la roca.


    Foto hindustantimes.com


En todo el trayecto no hay ninguna medida de seguridad como cuerdas o pasamanos donde agarrarse. La lluvia hace acto de presencia con mucha regularidad en la región y la humedad adherida a los escalones de piedra es un constante peligro, sobre todo cuando se desciende desde la cima con tramos de pendiente que alcanzan los 60 grados. A medio camino, en una pequeña explanada abierta en la montaña, se ubica un campamento base para los senderistas. Desde allí ya las vistas son sorprendentes, pero no comparables al horizonte verde y sosegado de las siluetas que componen los Ghats occidentales que se muestran altivas desde la cima.


Foto abc.es


Una enorme atalaya de granito se eleva sobre el bosque como un gigante dormido. Pequeñas figuras ascienden y bajan precavidas por su viejo lomo de piedra y en su cima un pequeño rincón fortificado, como si fuera un nido de águila mecido por la suave brisa y bañado por la sutil niebla matutina, guarda sus antiguos secretos, las leyendas, los mitos y los rezos de dioses del cielo cuyo susurro parece oírse a través del viento que acaricia el bosque indiano.


Aportes y Datos:

ABC

https://www.abc.es/viajar/destinos/asia/abci-kalavantin-durg-escaleras-mas-peligrosas-mundo-201903100220_noticia.html

Guía Viajesa

https://www.guiaviajesa.com/el-kalavantin-durg-una-majestuosa-fortaleza-llena-de-misterio-en-india/

Wikipedia

https://en.wikipedia.org/wiki/Kalavantin_Durg

Ecured

https://www.ecured.cu/Kalavantin_Durg


 

 

 

 

 

 

37 comentarios:

  1. Desde luego que será solo apta para unos pocos, nada más de pensarlo ya tengo vértigo amigo Jorge. Las vistas deben ser impresionantes dado el paisaje que le rodea.
    Precioso reportaje amigo.
    Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que sí. Mi admiración para aquellos que tallaron esos escalones en la roca.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Una más de tus entradas que me ha impresionado, la Naturaleza esconde rincones maravillosos que solo el espíritu curioso y aventurero de Jorge Donato es capaz de localizar y compartir con todos nosotros. Mil gracias por tu trabajo.
    Reconozco que es un placer leer todo lo que nos revelas sobre este espectacular monolito rocoso que, más que real, parece sacado de un cuento, su nombre es perfecto: Kalavantín Durg.
    Si Sta Teresa pudiese leerlo, lo compararía con las Moradas, esos caminos por los que hay que ascender hasta poder tocar el cielo y encontrarse con Dios.
    Amigo mío, todo eso me da vértigo, si me llegasen a decir que para lograr la
    salvación tengo que subir esas escaleras, desde aquí te digo que voy directamente al infierno.
    Cariños y buen fin de semana.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja... sería imposible que nadie te enviase al infierno, seguro te pondrían un ascensor con un cómodo sillón para que pudieras subir sin problemas. Es un lugar de vértigo y aventura, aunque sazonado con mucha historia y servido en un lugar de exuberante belleza.
      Un abrazo querida amiga.

      Eliminar
  3. ¡Qué increíble!
    Ni idea de que esta fortaleza existía. Y cierto, hay que ver el trabajo que habilitar esas escaleras costó. ¡Guauuu...!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es amigo Alí, imagínate a esos obreros picando roca a esas alturas...no quiero ni imaginarlo.
      Una abrazo.

      Eliminar
  4. Imponente. Cómo y por qué habrán decidido alzar alli una fortaleza, tan inexpugnable como imposible de abandonar si te cercan el paso.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un apunte idóneo el tuyo amiga, pues de allí para bien o mal no huía nadie.
      Una abrazo.

      Eliminar
  5. Es un bello lugar me gusto conocerlo es muy lindo te da muchas ideas. Te mando un beso

    ResponderEliminar
  6. Impresionante, precioso lugar donde nunca podre subir pero puedo imaginar. Que belleza de entrada. Un lugar maravilloso. Gracias por compartir amigo. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. No conocía esta antiquísima arquitectura, Jorge Donato. Gracias por traernos siempre temas interesantes. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que puede aportar algo en este sentido. Un abrazo.

      Eliminar
  8. Al contemplar estas obras pienso en el muchísimo esfuerzo humano que hay detrás de cada uno de los escalones y en sumatorio de todo el conjunto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es amigo, lo primero que me viene a la cabeza con estas construcciones es el esfuerzo de aquello que los levantaron y los precarios medios de los que disponían.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Ha sido una obra gigantezca y que tiene mucho mérito por la poco que había de técnica en aquellos tiempos.

    La vista desde la cima es de gran belleza...yo tendría vértigo de subir por ahí.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Monumental obra. Mucho riesgo y altitud para un pequeño oratorio de devoción.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. ¡ I N C R E Í B L E !

    ¡Estoy seguro de que no se atascan durante los monzones!; ))
    Disfruté viendo, leyendo y conociendo, Jorge.
    Agradecida por la divulgación.
    Tiene días buenos y agradables. Abrazo amigo.
    ~~~~~

    ResponderEliminar
  11. Espectacular subida, desde luego, a mí no me verán por allí jajaja, prefiero verla desde tu tribuna a la que no falto ni un día.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha de ser una aventura ascender por esas escaleras, y aunque reconozco que lo vertical me produce algo de angustia, más aún si hay gente alrededor, pero creo que por esas vistas haría el esfuerzo.
      Un abrazo y gracias por tu huella amiga en este humilde sendero de historias.

      Eliminar
  12. Aunque te voy a ser sincero, porque me he quedado con las ganas de ver lo que realmente hay en la cima, no has dejado nuevamente de sorprenderme con este monolito natural, con su historia y con esa escalera tan peligrosa que con ta solo verla en las fotos, ya me da vértigos.
    Gracias por tu buen hacer y por compartir tan interesantes entradas.
    Un abrazo, Jorge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Manuel, pues poco o nada queda en la cima, más allá de los restos de un muro perteneciente a la pequeña fortaleza que cubría un pequeño templo. Son apenas unos restos insignificantes. Ahora sólo se asciende para disfrutar de las vistas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. me encantaria caminar por el verde que muestras descalza de sentimientos desnuda de emociones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bello comentario amiga...serían pisadas que dejarían una huella inmaculada.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Jorge siempre nos impresiona con esos paisajes impresionantes. Desconozco mucho de lo que hay por el mundo. Esta montaña es terrible y tiene que dar vértigo subirla. Cuando era adolescente subí a la atalaya de Laredo por el lado más difícil y menudo atrevimiento que hice por el riesgo que corrí, aunque iba con amigas expertas. Ahora ya no se puede subir por ese lado. ¡Es peligroso!. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto amiga Mamen, el peligro y riesgo se puede apreciar solo admirando las fotografías. Se ve que es un lugar de muy difícil acceso.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Wowwwww es super impresionante,
    la verdad hasta sentí ese viento
    especial al llegar arriba,ademas
    es bellisimo, gracias
    Jorge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y la niebla, y la bruma de los atardeceres, y ése sol picando desde lo alto de este pináculo de roca...las sensaciones han de ser increíbles desde su cumbre.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Tienen que usar la misma escalera para subir y para bajar? Harán turnos! El lugar es idílico pero yo no me aventuraría.
    Gracias por mostrárnoslo. Desde mi sillón, lo he escalado con la mirada y me conformo con eso.
    Abrazo. Buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso parece estimada amiga, un solo sendero de ascenso y de descenso, cuestión que complica el intento de alcanzar la cima, máxime cuando se ve que el turismo llega a todos lados y seguro de se montan aglomeraciones.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Vaya, la ruta a la ubicación del templo está más lejos de la ruta a la ubicación del templo que tomé hace un tiempo ..., para mí que me gusta la naturaleza y la historia, me gusta esta ubicación, amigo Jorge.
    Hay una especie de desafío y satisfacción si has podido afrontarlo. El edificio del templo ya no está intacto si atrae mi curiosidad por observarlo más.

    Que tengas un buen fin de semana, te deseo mucha felicidad.
    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado amigo Himawan Sant, creo entender que estuviste en este lugar? si fue así, qué maravilla haber podido disfrutar de esta experiencia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Hola Jorge!
    Dudo que pudiese llevar a cabo esa ascensión, pero desde luego debe de ser impresionante alcanzar la cima. Siempre nos sorprendes con estas propuestas.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  19. Hola, Jorge, ya el nombre de tu blog lo hace cercano, amable y amoroso con Gaia.
    No conocía esta maravilla de la India. Que bonito sería subir por esas rocas. Ha sido increíble conocer parte de la majestuosidad de esta bella tierra que algún día me gustaría conocer.
    Que tengas una bonita semana.
    Saludos.

    ResponderEliminar

ENTRADA RECIENTE

ORVIETO Y SU POZO DE SAN PATRICIO

  J.J.D.R. En el centro peninsular de Italia y justo en la región de Umbría, sobre una extensa llanura de la provincia de Terni y entre lo...