08 junio 2021

RÍO DE LECHE LUNAR (MONDMILCH)

 

J.J.D.R

Cuenta alguna leyenda vasca que en ciertas cuevas existían ríos que manaban aguas blancas como la leche. En ellas se narra cómo pequeñas hadas y diosas del bosque con sus extremidades de pájaro y colas de pez revoloteaban y se perdían en las profundidades  del subsuelo desapareciendo sin dejar rastro. Se cuenta también cómo estas aguas eran un instrumento que servía para crear un sortilegio capaz de ocultar con una espesa niebla personas e incluso lugares y de esta manera escapar o esconderse de sus enemigos. Estas leyendas son una huella indeleble en la memoria colectiva de pueblos perdidos entre abruptas laderas y verdes valles del norte de la península Ibérica. Lo cierto es que, hace unos años, y gracias a la investigación y la intrépida acción de un grupo de espeleólogos, se halló el curso de un pequeño río subterráneo cuyas aguas blancas y espesas como la nata podrían haber sido perfectamente las aguas de aquel lugar mágico y onírico en el cual se bañaban las hadas y diosas de la mitología y el folklore vascuence.


Foto gentedigital.es


En el año 1555 el naturalista y bibliógrafo suizo Konrad Gessner, padre de la zoología moderna gracias a su Animalium, descubrió en una cueva del monte Pilatos en los Alpes y cerca de Lucerna, una sustancia blanquecina en estado semisólido a la que llamó Mondmilch, bautizando la cueva desde entonces con el nombre de Höhle Mondmilchloch (Cueva de la leche de luna). Aquella sustancia tan llamativa se encontraba en pequeñas cantidades pegadas a las paredes de la cueva o en el suelo de la misma. Su estado espeso, sólido y su formación tan extraña como curiosa. Con el tiempo, sucesivos descubrimientos en otras cuevas del mundo y diferentes continentes, verificaron que aquella sustancia era un precipitado de calcita solidificado, y conocido como leche de luna. Este compuesto se hizo muy popular como remedio en ungüentos para procesos febriles, antidiarréicos, para el tratamiento de úlceras cutáneas o como producto cosmético.


Foto escapadarural.com


Entre los años 2002 y 2004 y durante diferentes periodos de tiempo en épocas distintas del año, un grupo de espeleólogos entre los que se hallaba el biólogo Carlos Galán realizaba prospecciones en unas galerías subterráneas del macizo kárstico de Ernio en el valle de Aizarna en Guipúzcoa (País Vasco), lugar conocido por los lugareños como Zabaleko Zulotoa (Agujero de Zabale), cuando se dieron de bruces con algo tan inesperado como inaudito. A unos 90 metros bajo la sima de Alzola, una vez habían superado galerías artificiales pertenecientes a la antigua mina de lignito (variedad de carbón) abandonada en los años 60 del siglo XX, se toparon de lleno con un río cuyo caudal de unos 40 a 60 centímetros y más de cien metros de longitud fluía en un líquido inmaculadamente blanco y brillante como la nata.


MONTE ERNIO Foto rutasporguipuzkoa.com


A pesar de hallarse en un lugar de tan inhóspita naturaleza, debieron de sentirse como si fueran los primeros hombres en pisar un lugar único en el mundo. De hecho así fue exactamente, pues aquellos espeleólogos acababan de descubrir un lugar hasta la fecha único en el mundo.


Foto sakon.es


Ése río subterráneo blanco como el yogur, es el primer río de leche de luna en estado líquido descubierto en la tierra. Algo único, increíble, asombroso. Gaia, en su constante creación de espacios relevantes y asombrosos, entre el hierro y la calcita, el cuarzo y la illita, el yeso y la brushita; entre estalactitas y estalagmitas, había ocultado entre los pliegues del manto kárstico y bajo el vientre de un macizo del archipiélago calcáreo guipuzcoano su río de leche de luna, su manantial de nata, la mágica piscina donde las lamias de las leyendas vascas se ocultaban y escondían entre juegos y hechizos.


Foto sakon.es


El estudio de la composición del río de leche de luna (mondmilch) dio como resultado algo inusual y por ello tan asombroso y de suma importancia. El compuesto de Gibsita, hidróxido de aluminio, aparece en cristales de dimensiones muy pequeñas. Normalmente estos cristales suelen medir 2.000 nanómetros de diámetro (una milmillonésima parte de un metro), pero aquí son 20 veces más pequeños, tan diminutos que hacen imposible su precipitación hacia el estado sólido y por ello se mantiene y fluye en estado líquido durante un trayecto de 300 metros hasta quedar diluido en brazos de nuevos flujos y corrientes de aguas subterráneas. Pero como bien apunta en su estudio el Sr. Galán, esto explica su estado pero no su origen.


Foto sakon.es


Todo un descubrimiento para la Sociedad Científica de Aranzadi, artífices del estudio e investigación del río de leche de luna y custodios de la ubicación de un tesoro natural tan efímero y frágil como único por su singularidad.


MONDMILCH Foto escapadarural.com


Tratemos de imaginar algo raro, inusual, enigmático, misterioso, causal o simplemente imposible…y en ése mismo instante Gaia, si no está ya realizado lo habrá creado en el acto. En cualquier rincón de nuestro mundo lo imposible puede convertirse en realidad, sólo hay que ser paciente, observar, tener fortuna y viajar o caminar con los ojos bien abiertos.


NOTA:

He de agradecer y dedicar este humilde artículo a Mamen Piriz García seguidora de este espacio y autora de un estupendo blog que sigo desde hace tiempo del Blog Alguien con quien hablar  https://mariacarmenpiriz.blogspot.com/ quien me hizo un apunte sobre un curioso río descubierto en su tierra y que seguro podría interesarme. Estimada Mamen, entiendo que sería sobre esta cueva y este río al cual te referías, y espero que te guste lo descrito. Para mí fue un placer descubrirlo gracias a ti. 


Aportes y Datos:

Sociedad Científica de Aranzadi

http://www.aranzadi.eus/old/karstologia/pdf-s/ALZOLA.pdf

Wikipedia

https://es.wikipedia.org/wiki/Leche_de_luna

Escapada rural

https://www.escapadarural.com/blog/el-extraordinario-rio-de-leche-de-luna-en-el-pais-vasco/

El Mundo

https://www.elmundo.es/papel/historias/2016/02/08/56b876e3268e3e2a358b4663.html

 

 

 

 

 

 

 

36 comentarios:

  1. Alucinante, Jorge. Emociona el conocimiento que descubres, difundes y compartes. Cuánta pasión por adentrarte y revelar misterios (ya no insondables) del natural, fenómenos a todas luces poéticos escondidos o simplemente (tal vez) auto preservándose de la criatura depredadora que domina el mundo. Muchas gracias además por hacer tan didáctico este material y por presentarlo tan bien escrito. Un hallazgo tu blog. Buscaré también el de Mamen Piriz García.

    Abrazo sinceramente agradecido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me siento muy halagado por tus palabras, que tanto agradezco, aunque siento que son excesivas para mi humilde aporte. Me alegra que te gustase. Yo soy el primero que me entusiasmo al descubrir algo tan hermoso y curioso, sobre todo cuando llega de la mano de una seguidora de este espacio.
      Un abrazo amigo.

      Eliminar
  2. Un bello descubrimiento más. ¿Cuántas cosas ignoraremos que existen?
    Cómo siempre, preciosa narrativa del lugar amigo Jorge, mis felicitaciones.
    Un abrazo y buen resto de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias estimado amigo, me alegro que te gustase.
      Una abrazo.

      Eliminar
  3. Uy que impresionante y hermoso río Te mando un beso y gracias por esta impresionante entrada.

    ResponderEliminar
  4. Que emocionante lo que compartes, hay tanto por descubrir que no alcanzaría la vida, el mundo esta lleno de belleza. Un lugar precioso sin duda y leerte e imaginar es un placer. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imposible disfrutar de todo lo que hay por ver y compartir en este mundo, y cuantas cosas habrá aún por descubrir.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. ¿Un río de leche? Wuauuu...esto si que es asombroso, Jorge, y me parece una maravilla de la naturaleza. Un saludo en la distancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así lo denominaron por su apariencia. Algo increíble por su parecido.
      Un fuerte abrazo amiga.

      Eliminar
  6. Hay leyendas presiosas, que se hai ido transmitiendo de generación en generación hasta llegar a nuestros días...conozco algunas y hay otras muchas, como esta, que merece la pena conocer.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre digo que todas las leyendas guardan en su fondo u origen algo de realidad. éste es un buen ejemplo de ello.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola Jorge!
    Vaya, otra de esas sorpresas que siempre nos deparas. Pues creo que nunca había oído hablar de este lugar.
    Siempre un placer visitar tu blog, saludos y feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta curiosidad me llegó a través de una amiga del blog, pues tenía conocimiento de ello al estar próximo a su tierra. Increíble. Un abrazo Fran.

      Eliminar
  8. Este increible planeta nuestro no deja de sorprendernos! Gracias por estos rticulos tan interesantes! Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Ando mal de tiempo, estaré en Madrid estos días, pero no puedo pasar por alto esta maravillosa entrada que más parece de un cuento que real.
    Como una nube, como un cumulonimbo que, con ganas de explorar, se posó un día en la tierra y formó un blanco y espeso río en el que las hadas se venían a bañar. ¡Precioso!
    Mil graciasa por esta interesante entrada que hago extensiva también a Mamen.
    Cariños para compartir. Buen fin de semana.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que tu estancia en Madrid sea agradable. Me alegro que te gustase estimada amiga. Un abrazo y cuídate.

      Eliminar
  10. siempre me sorprendes con tus ideas y escritos nada sabía y ahora sé más
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que te sorprendió este curioso fenómeno natural. Sin duda Gaia esconde tesoros y sorpresas increíbles.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Me ha gustado saber sobre este río de luna, un fenómeno raro del que jamás he oído.
    Gracias a tu trabajo de divulgación vamos aprendiendo cosas interesantes y aumentando poco a poco nuestro conocimiento del mundo en el que una vida no llega ni para las primeras páginas.
    Un placer, Donato, leer estos textos de lugares inéditos para muchos de nosotros.
    Esperamos por más!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres muy amable Beatriz y agradezco mucho tus palabras. Solo son aportes de un curioso que le atraen desde siempre las curiosidades del mundo y trata de contarlas a su manera. Un abrazo y cuídate.

      Eliminar
  12. Qué maravilla! La leyenda tenía sus visos de realidad. No conocía la existencia de estos ríos de leche de luna. Mil gracias por ilustrarnos y compartir. Me ha encantado!
    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es amiga. Casi siempre, en toda leyenda, hay algo de realidad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Hola Jorge espero que estes muy bien!!
    Estoy sorprendida tanto con la leyenda, como el descubrimiento de estos rios de leche de luna que justifican esa leyenda.
    Hermosas fotografias te felicito a vos y a Mamen tu seguidora por la informacion.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de ver de nuevo tu huella. Me alegro que te gustase. Sin duda es algo maravilloso.
      Un abrazo y espero con ganas tu próxima publicación.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. ¡No lo sabía completamente!
    . Fue un placer leer, saber y aprender. ¡Gaia esconde emocionantes misterios!
    Um excelente relato.
    Buen fin de semana y una semana muy agradable. Abrazos, amigo Jorge.
    ~~~

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado Majo. Son curiosidades que si parecen increíbles.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Jorge, de nuevo me dejas boquiabierto, por lo singular, interesante y poco conocido de este sorprendente lugar, que gracias a ti pones al alcance de todos nosotros.
    Gran trabajo, Jorge...como siempre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si este descubrimiento hubiera ocurrido en cualquier otro lugar del mundo sería portada en revistas y su divulgación sería enorme. No sé porqué no le damos la trascendencia que tiene. Yo agradezco enormemente a Marica Carmen que me hiciera alusión a e ello, pues descubrí un lugar increíble.
      Un abrazo y gracias por tus palabras.

      Eliminar
  16. Jorge muchas gracias por nombrarme. Apenas te di información de este rio en la cueva y tu has conseguido un reportaje magnífico. Es un descubrimiento que a duras pena tuvo una noticia en un telediario y que a mi me llevó a comunicártelo ya que te podría interesar. Nos has dado una información preciosa del lugar y de su entorno. Incluso has nombrado a las lamias y la mitología Vasca. Quien sino lo puede contar, como tu lo sabes hacer de estos misterios, que nos regala la naturaleza. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El agradecido soy yo estimada amiga. Me pusiste sobre una pista que resultó ser un descubrimiento para mí que no olvidaré. Este río subterráneo es todo un prodigio y la pena es que no tenga toda la divulgación que creo se merece, por lo curioso del lugar y la belleza del entorno.
      Mi abrazo.

      Eliminar
  17. La naturaleza es sorprendente... Maravilloso.
    Descubrir un lugar así y no sentirse como en un mundo de fantasía, es simplemente imposible. Aun más cuando conoces las leyendas de lugares similares.
    Sospecho que todas las leyendas y/o mitos son reales, o al menos están basados en lugares y criaturas que posiblemente existan no en su forma fantástica, sino en una más realista... como este "rió de leche".
    Ahora solo falta saber de donde "leches" viene xD

    Saludos y muy buena vibra!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy convencido que en todas las leyendas antiguas hay un poso de realidad, luego distorsionada con el tiempo y con adornos y fantasías. Este lugar en una prueba de que al menos el lugar posible donde se bañaban la lamias existe.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Hola Jorge! siempre que abro la ventana no puedo dejar de acudir a este lugar, miramos al cielo cuando en la tierra que pisamos y el mar que admiramos hay tanto por descubrir... Para mi eres el Indiana Jones que nos dejas a través de tus escritos auténticos tesoros que nos enriquecen intelectualmente y agrandan la imaginación por saber...
    Un afectuoso abrazo virtual

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué alegría amiga Alondra saber de ti. Deseo que estés bien, y mil gracias por tus amables palabras...lo de Indiana Jones me hizo mucha gracia. Quizá, como mucho llegue a tapón, su ayudante.
      Un abrazo y cuídate.

      Eliminar

ENTRADA RECIENTE

ORVIETO Y SU POZO DE SAN PATRICIO

  J.J.D.R. En el centro peninsular de Italia y justo en la región de Umbría, sobre una extensa llanura de la provincia de Terni y entre lo...