11 septiembre 2020

LOS SAVANTS (EL PODER DE LA MENTE)

 J.J.D.R.


El síndrome se Savant o “síndrome del sabio” constituye para la ciencia un  gran enigma dentro del propio misterio que es la comprensión del funcionamiento del cerebro humano. Las capacidades de los individuos afectados por síndrome de savant transcienden la frontera entre lo supremo y la genialidad para cualquier mente normal. La ciencia no cesa de plantearse muchas dudas sobre los mecanismos que rigen nuestro intelecto. Aún estamos en pañales en cuanto al conocimiento y comprensión del extenso universo de conexiones que  tenemos los humanos. Los savants, seres extraordinarios cuyas capacidades sobresalen por encima de  cualquier ser humano corriente, demuestran que la naturaleza de nuestro cerebro es en su origen una máquina de procesamiento de dimensiones incalculable. Estos genios, que padecen por norma general múltiples discapacidades físicas y mentales, poseen increíbles habilidades multidisciplinares que son capaces de llevar a cabo sin apenas esfuerzo, como el cálculo matemático complejo, ser músicos excelentes con oído absoluto y portentos en el manejo de instrumentos musicales, así como capaces de memorizar enormes cantidades de datos o poseer memoria eidética, lo que les proporciona la posibilidad de  reproducir al detalle paisajes complejos o escenas previamente visualizadas. 

Foto amnioapps.com

Stephan Wiltshire posee esta capacidad de plasmar hasta el más mínimo detalle cualquier paisaje previamente visualizado. Nació en Londres en 1974. A los tres años fue diagnosticado de autismo y no comenzó a hablar hasta los nueve años de edad, lo que no impidió que desde muy pequeño demostrase capacidades superiores para el dibujo y la pintura, instrumento que utilizó para establecer una comunicación especial con el mundo que le rodeaba. Con tan solo 13 años publicó su primer libro de ilustraciones.

Stephen Wiltshire Foto albertosoler.es

Desde la ventana del cuarto de su hermana mayor, dibujó con el máximo detalle cada uno de los edificios y calles que desde aquel lugar mágico podía ver. Sus excelentes pictogramas le hicieron famoso, al punto de llevarle ante las cámaras de televisión en un programa llamado “sabios” donde la temática era llevar ilustrados y genios prematuros en múltiples materias. Su capacidad de memorización parece sacada de una película de ficción y no hay detalle de edificio o calle que pase inadvertido en sus grandes murales. Hoy día sus dibujos panorámicos son muy cotizados e incluso tiene lista de espera de varios meses para poder reservar una de sus obras. Ha viajado por todo el mundo y tras un breve espacio de tiempo necesario para visualizar la zona que quiere dibujar, tras llegar a su estudio y colocarse sus cascos y subir el volumen de la música; esquinas, ladrillos, terrazas, áticos y ventanas, comienzan a delinearse en negro sobre blanco para deleite de quien lo observa.

Ciudad del Vaticano

Es algo mágico, increíble, pues parece que su cerebro volcase sobre el panel en blanco, de más de cinco metros de longitud, la información obtenida previamente y comprimida en un archivo cuyo almacenamiento en este caso a modo de USB fuese una parte de su cerebro. Stephan es conocido como la “cámara humana” y gracias a su extraordinaria virtud, ciudades como Venecia, Sídney, Nueva York o Londres  han sido fotografiadas mentalmente  y luego retratadas, hasta el punto que el aeropuerto de Heathrow, su ciudad natal, recibe diariamente a miles de viajeros de todo el mundo con un pictograma suyo. Su caso, por su excepcionalidad, fue estudiado por el prestigioso neurólogo Oliver Sacks quien lo incluyó en el capítulo de prodigios en su libro “Un antropólogo en Marte”.


Foto posta.com.mx

Darold Treffert es uno de los mayores especialistas en la epidemiología de los trastornos del espectro autista y el síndrome de savant, y en su tesis define estos extraordinarios casos como “un estado patológico según el cual algunas personas con desordenes mentales y pese a sus discapacidades físicas, mentales o motrices, poseen una sorprendente habilidad o habilidades mentales específicas”. 


Foto peoplepill.com

Prácticamente el cincuenta por ciento de los casos de savant tienen autismo, mientras que uno de cada diez autistas posee o muestran este tipo de habilidades o capacidades extraordinarias. Los casos de savant son un gran misterio para la ciencia. Aunque hay indicios y estudios específicos sobre su desarrollo, aún se perfila lejano un horizonte en el cual se pueda establecer una causa efecto sobre este síndrome y poder descifrar qué hace que se abran vías de expresiones tan específicas e inusuales en cerebros dañados que a su vez muestran síntomas de ineficacia en áreas básicas y esencial.


Foto 12min.com

Los savants son capaces de realizar complejos cálculo matemáticos sin problema. Su capacidad de calcular distancias espaciales es maravillosa, pudiendo realizar con total exactitud el cálculo entre varios puntos con apenas margen de error y sin ayuda de ningún instrumento. Pueden memorizar calendarios enteros y citar eventos de cada fecha sin dificultad. El cálculo de operaciones con números primos y decimales de PI son tareas que realizan de manera instantánea, así como la división de números de más de cien decimales.


Foto arumacom.au

Kim Peek era capaz de recordar el 90 por ciento de los cerca de 12.000 libros que había leído. Su capacidad lectora no tenía parangón, capaz de leer simultáneamente dos páginas en tan sólo ocho segundos, usando un ojo para cada página y memorizaba todo un ejemplar en una hora. A pesar de tan elevado derroche de memoria, y de ser conocido como Kimputer haciendo un  juego de palabras con su nombre, Kim Peek apenas llegaba a tener un 73 por ciento de cociente intelectual. En su caso no era autista, pero nació con macrocefalia, daño permanente en el cerebelo y agnesia del cuerpo calloso, que es la desconexión nerviosa entre ambos hemisferios del cerebro. Pero nada de esto le impedía procesar con sumo detalle todo detalle mapas y callejeros en su totalidad y era capaz de establecer rutas sin problemas, por lo que también fue conocido como el GPS humano.


Kin Peek Foto elmundo.es

Sus extraordinarias habilidades abarcaban muchas materias. En el campo de la música, era capaz de reconocer cualquier nota musical y describir el autor de la melodía con apenas unos acordes. En definitiva era un enorme depósito de datos pero sin capacidad de comprensión o interpretación de los mismos, como si de un USB de almacenaje humano se tratase. Murió en 2009 a los 58 años de edad de un paro cardíaco. Su vida y sus capacidades sirvieron como argumento para el guión cinematográfico de Rain Man interpretado de manera magistral por Dustin Hoffman.


Kin Peek

En algún caso los números toman forma e incluso los cálculos numéricos complejos se convierten en paisajes. Así asegura que le pasa en su vida diaria Daniel Tammet, quien aparte de savant sufre síndrome de asperger, sinestesia y epilepsia, lo que no constituye un problema para que en su cabeza los problemas matemáticos sean dioramas de colores y formas que surgen de su mente sin dificultad alguna. Cada número que visualiza toma vida propia, con su forma y silueta, y su mundo mental se transforma en una gran película que él traduce e identifica incluso como números feos como en el caso del número 289 o guapos como el 333 y muy bello como sería PI, del cual incluso ha plasmado pintando en cuadros. Los números son su mundo. Capaz de memorizar el número PI con 22.514 dígitos en una semana y luego recitarlo en cinco horas consecutivas. 


Daniel Tammet Foto mundoaspergen.com

Daniel se hizo muy popular por otra de sus grandes aficiones, aprender idiomas. Y contra más complejo mejor, le gustan los retos. Como argumento para un documental llamado Bainman, se comprometió a aprender en el plazo de una semana el islandés, uno de los idiomas más complejos. Ganó el reto de manera suficiente y sin complejos, ya que se atrevió a ser entrevistado en este idioma y quedó claro que su islandés era más que correcto. Además del islandés, habla inglés, estonio, alemán, lituano, rumano, estonio, finlandés e incluso el esperanto.


Foto actualidadrt.com

Cualquier disciplina artística conocida tiene un savant como protagonista. La lista es larga y muy interesante, y por ello concluiré con un pequeño aporte sobre Alonzo Clemons, quien tiene la maravillosa habilidad de esculpir cualquier tipo de animal en barro con tan sólo haberlo visualizado brevemente. Sus obras son muy cotizadas, alcanzado precios que oscilan los 45.000 dólares en el mercado. En apenas una hora esculpe sus figuras de pequeño tamaño, pero ha llegado a recrear caballos a tamaño natural.


Alonzo Clemons Foto look4war.com.uk

¿Qué hace que nuestro cerebro pueda ser capaz de tales hazañas? ¿Es realmente la desconexión de ambos hemisferios cerebrales y su capacidad de trabajar de forma independiente lo que hace que los afectados por síndrome de Savant posean habilidades tan extraordinarias? ¿Podría entonces el ser humano en un futuro, quizás no tan lejano, ser capaz de ordenar al cerebro cuando utilizar un hemisferio u otro o ambos de manera simultánea e independiente a voluntad propia? Si tenemos en cuenta que el hemisferio derecho es el encargado de proporcionarnos las emociones, la visualización espacial y la intuición, y el izquierdo nuestro pensamiento lógico, la comprensión numérica y el razonamiento intelectual, poder trabajar de manera independiente y ser consciente de ello haría que la especie humana avanzase evolutivamente a pasos agigantados. Quizás nuestra evolución, la cual está aún en pañales, alcance esos máximos intelectuales en siglos venideros, siempre y cuando no terminemos desapareciendo por nuestra incapacidad de evolucionar socialmente y de manera global.

 

Foto lamenteesmaravillosa.com


Tan inabarcable e inmenso es nuestro cerebro que apenas hemos logrado rascar en la capa más superficial de la enmarañada madeja de conexiones neuronales que poseemos. Según cálculos realizados por expertos, la sala de control de nuestra fisiología almacena más de 80 mil millones de neuronas con sus consiguientes conexiones entre las distintas partes esenciales del cerebro, convirtiéndolo en un complejo universo en sí mismo y en un estelar  misterio para la ciencia. La mirada precisa a la par que indiscreta del telescopio espacial Hubble en lo más profundo de nuestro cosmos, descubrió para la ciencia, la tecnología y la perspectiva humana, un paralelismo increíble entre las infinitas galaxias y constelaciones que existen en el cosmos y el desconocido mundo de conexiones neuronales, sustancia gris, tejido nervioso y neurotransmisores que alberga nuestro cerebro. 


imagen de red de neuronas / imagen red cósmica galaxias  

Apreciar simultáneamente estas dos instantáneas le deja a uno perplejo, y a mí, al menos, me hace meditar sobre qué porcentaje de nuestro ser es realmente polvo estelar y cuánto a su vez forma parte de un diseño biológico natural y rocambolesco de proporción indescifrable; o si por el contrario, formamos parte de un primigenio ingenio estructurado por una entidad o entidades que no alcanzamos entender, ver, oír y ni tan siquiera imaginar. 


Aportes y Datos:

National Geographic

https://www.nationalgeographic.es/ciencia/stephen-wiltshire-el-artista-que-es-capaz-de-dibujar-una-ciudad-entera-de-memoria

Centro de psicología Alberto Soler

https://www.albertosoler.es/que-es-el-sindrome-del-savant/

Psyciencia

https://www.psyciencia.com/el-sindrome-de-savant-o-sindrome-del-sabio/

Wikipedia

https://es.wikipedia.org/wiki/S%C3%ADndrome_del_sabio

Wikipedia

https://es.wikipedia.org/wiki/Stephen_Wiltshire



 

5 comentarios:

  1. Tan maravilloso, complejo e inabarcable como el universo exterior, la mente humana constituye en sí, otro enigmático universo que nos sorprende y estimula a seguir comprendiéndolo. Excelente articulo, como ya es costumbre. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. maravillosa entrada que va mas allá de lo cotidiano
    Y tiene la magia de las imágenes
    con palabras encendidas de la realidad del universo

    ResponderEliminar
  3. Es todo un misterio el funcionamiento del cerebro y lograr que cada hemisferio actue de forma independiente; seria muy dificil lograr ese objetivo.
    Extraordinario ese escultor Alonzo Clemons; hace maravillas.
    Muy interesante esta entrada Jorge!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. pero que entrada mas interesante!!! y realmente el cerebro humano es una maquinaria imposible de descifrar!!tanto por su complejidad como por el potencial tremendo que abarca... y asi tenemos a tantos genios conocidos y otros que no, pero que han desarrollado cosas increíbles en los distintos campos, investigación, ciencia, medicina, tecnología, musica...ufff imposible de hacer una lista.... Gracias or este gran aporte!! Te dejo un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  5. Amigo Jorge, cuánto tiempo sin leerte y que sorpresa encontrar a estas personas de las que jamás oí hablar, si a los autistas, pero nada más.
    Es interesante leer la facultad de estas personas para hacer cosas que la mayoría no puede, debe ser difícil vivir con sabios cada día, y parece que todo está dentro de la normalidad para su día a día.
    Gracias por seguir informándonos de seres y lugares maravillosos, todo sigue igual pero mejorado. Un abrazo.

    ResponderEliminar

ENTRADA RECIENTE

LOS SAVANTS (EL PODER DE LA MENTE)

  J.J.D.R. El síndrome se Savant o “síndrome del sabio” constituye para la ciencia un  gran enigma dentro del propio misterio que es la co...