Mostrando entradas con la etiqueta MEDICINA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta MEDICINA. Mostrar todas las entradas

30 octubre 2014

FEDOR JEFTICHEW Y STEPHAN BIBROWSKY

J.J.D.R
Fedor Jeftichew nació en San Petersburgo (Rusia) en el año 1868. Al igual que su padre Adrián, Fedor vino al mundo con todo su cuerpo cubierto de una espesa capa de pelo que a ojos de la gente de la época, lo convertía en una rara especie alejado de cualquier parecido con la raza humana. Como tiempo atrás hubo de hacer su padre, desde muy pequeño tuvo que afrontar la condición de sentir la mirada ajena posada en su físico y escuchar uno y mil insultos de personas de toda condición que lo veían como un bicho raro.

FEDOR JEFTICHEW JO-JO Foto en.wikipedia.org
Guiado de la mano de su padre, desde muy pequeño comenzó a trabajar en espectáculos circenses único espacio que les garantizaba un plato de comida y algo de sustento a cambio de mostrar al público la extraña y difícilmente comprensible fisonomía que la naturaleza les había otorgado. Viajan por Europa, concretamente a Francia, donde trabajó en un circo francés durante dos años. De regreso a San Petersburgo su padre fallece súbitamente y se queda totalmente desamparado, ajeno a cuál será su porvenir y que le demandará el futuro. Poco tiempo después Theodore Lent, propietario de un museo de cera en la ciudad, se fija en él y le ofrece un escueto salario a cambio de exhibir su cuerpo en su negocio. Aquí pasaría un corto periodo de tiempo, tras el cual se marcha de viaje a Londres donde un agente que trabajaba para el afamado Circo Barnum & Bailey se fija en él y le ofrece viajar a Estados Unidos y unirse al espectáculo creado por el ilustre y gran estafador Phineas Taylor Barnum. 

CARTEL ANUNCIADOR Foto www.arts-books.com
Tras aceptar la oferta, el joven Fedor se instala en el circo Barnum como parte integrante del esperpéntico y humillante espectáculo circense, donde bajo el nombre artístico de Jo-Jo niño cara de perro, sería humillado hasta la saciedad. Para que la historia del niño perro calase en la gente, Phineas Taylor inventó una historia con la que daba entrada al joven Fedor en el escenario. Sobre las tablas, se escenificaba una cacería tras la cual el padre del joven salvaje había sido abatido e incluso se contaba que Fedor pertenecía a un clan salvaje compuesto de muchos miembros iguales que él. Mientras duraba el lamentable espectáculo, el joven Fedor que por aquella época tan sólo contaba con 16 años de edad, era obligado a emitir extraños gruñidos y ladridos teniendo en todo momento que comportarse como si fuese un auténtico animal, para gloria y beneficio del gran circo Barnum, donde cualquier persona aquejada de alguna deformidad era perfecta para hacer ganar unos dólares a unos pocos miserables sin escrúpulos. 

CIRCO BARNUM &BAILEY (1915) Foto www.flickrhivermind.net
Fedor pasó casi toda su vida arropado por una espesa capa de humillación y dolor. A los ojos del público que se agolpaba para ver su extraño cuerpo, sólo fue un engendro difícil de catalogar al que disfrutaban viendo realizar extraños movimientos y ruidos. Lo que ignoraban aquellos hombres y mujeres que acudían a ver “al hombre caniche” –así fue presentado en Estados Unidos y Europa-, era que bajo la enigmática apariencia de aquel hombre se hallaba un ser humano que hablaba varios idiomas (ruso, alemán e inglés) y que seguro hubiese deseado poder sentirse, tan sólo durante un instante de su vida, alguien normal. Fedor Jeftichev murió de neumonía el 31 de enero de 1904 en la ciudad griega de Salónica.
El circo Barnum & Bailey giraba en torno a un púbico ávido de regocijarse ante lo extraño, ante hombres y mujeres que habían nacido con malformaciones y que eran presentados como bestias moldeadas por el mismo demonio.


Tras la muerte de Fedor, el hueco en el espectáculo de “Freaks o circo de los horrores” estuvo vacio un tiempo, hasta que lo ocupó Stephan Bibroswky, quién bajo el nombre Lionel “cara de león”, viajó por medio mundo mostrando su particular fisonomía.

BARNUM & BAILEY Foto www.antiquetrader.com
Stephan Bibrowsky nació en la localidad de Bielsk muy cerca de Plock (Polonia) en el año 1891. Su madre al ver el aspecto de su hijo quedó horrorizada y comenzó a repudiarlo de inmediato. El cuerpo de su hijo estaba completamente cubierto de pelo. La gente comenzó a maldecir aquel nacimiento diciendo que la madre había practicado bestialismo. La familia huyó aterrorizada de su pueblo, pero allí donde se alojaban, terminaban siendo señalados como indeseables. Sthephan tenía seis hermanos, todos ellos perfectamente normales, lo que sirvió para que la madre fuese señalada aún con mayor crudeza. Ella, para tratar de dar una explicación plausible ante un fenómeno que hasta la época la ciencia no sabía identificar, urdió una increíble historia en la que explicaba como un león trató salvajemente de matar a su marido cuando ella estaba embarazada y por este motivo el pequeño nació estigmatizado bajo el aspecto de una fiera.

STEPHAN BIBROWSKY Foto www.supercurioso.com
Como es lógico suponer, aquella historia no surtió efecto alguno, y la familia hubo de andar de aquí para allá eludiendo los dimes y diretes de la gente. Pero pronto supieron sacar provecho de la enfermedad de su pequeño y sacarle algo de dinero exhibiéndolo en el Panoptikum de Berlín - un parque de atracciones famoso en la época- con tan sólo cuatro años de edad. Poco tiempo después es descubierto por un agente del circo Barnum llamado Meyer que de inmediato se interesa por hacerse con sus servicios y la familia decide entregárselo sin objeción alguna. 


El tal Meyer sería a fin de cuentas de gran influencia positiva en la vida de Stephan, cultivándolo en la literatura y las artes, consiguiendo que aprendiese hasta cinco idiomas y dotándolo de gran habilidad para tratar cortésmente con la gente así como que desarrollara una habilidad especial para la magia. Con diez años de edad aterriza en EE.UU y comienza su andadura en el circo Barnum. Su buen hacer sobre el escenario, radiante con su larga y rubia melena leonina cubriendo toda su faz, le ayuda pronto a hacerse un hueco entre los numerosos espectáculos del afamado circo. Narran las crónicas de la época que tenía un don especial para la oratoria, guiando con sus gráciles movimientos al público hasta terminar sorprendiéndolos con sus trucos de magia o alguna acrobacia especial.

Foto www.tumblr.com
Viajó por medio mundo con el espectáculo circense, hasta que definitivamente termina afincado en el parque de atracciones de Coney Island en EE.UU. recibiendo un buen jornal que le sirvió para vivir desahogadamente. Su último viaje lo llevó hasta tierras berlinesas, donde falleció de un infarto en 1932 a la edad de 41años.

Foto www.supercurioso.es
Tanto Stephan Bibrowski como Fedor Jaftichew padecían una enfermedad conocida como hipertricosis o hirsutismo, un extraño síndrome relacionado con la aparición masiva de bello en todo el cuerpo a excepción de las palmas de las manos y las plantas de los pies. La ciencia lograba finalmente poner nombre a una enfermedad que afectaba raramente a hombres y también a mujeres, como fue el caso de la célebre mexicana Julieta Pastrana que trabajó también en los escenarios del circo Barnum y viajó por el mundo exhibiendo su físico. Esta enfermedad no constituye riesgo alguno y, a excepción del aspecto que desarrollan los afectados, una vida plena y normal es totalmente posible.



No se me ocurre mayor tortura que la de someter a un ser humano desde la infancia más temprana a vejaciones y humillaciones respecto a su físico. A la memoria me vienen decenas de cuentos y leyendas cuyo trasfondo gira en torno a personajes cuyas capacidades físicas diferían mucho de la normalidad. Hombres lobo, sirenas y sirénidos, cíclopes y duendes... posiblemente son signos inequívocos de la presencia de humanos con deficiencias genéticas vistos por la gente como seres de un mundo ajeno al nuestro y convertidos con el tiempo en seres mitológicos y legendarios.
Stephan Bibrowski y Fedor Jeftichew son ejemplo de vidas paralelas con diferente desarrollo. Pero ambos tuvieron la oportunidad de conocer de cerca la cara más horrible del ser humano, esa que suele mostrarse en forma de mueca irrisoria colmada de ignorancia.
La ignorancia es el peor enemigo del ser humano.
La grandeza, así como la belleza y lo sublime, no se encuentra dentro del mísero e ínfimo cascarón que es nuestro cuerpo; sino en los confines eternos de nuestra alma humana.

Aportes y Datos:
Wikipedia
http://en.wikipedia.org/wiki/Stephan_Bibrowski
http://en.wikipedia.org/wiki/Fedor_Jeftichew
Hipertricosis
http://hipertricosis.com/
Querer la libertad
http://quererlalibertad.wordpress.com/2013/10/01/stephan-bibrowski-apodado-por-los-que-hacian-negocio-con-el-lionel-el-hombre-con-rostro-del-leon/
Supercurioso
http://supercurioso.es/el-hombre-leon-stephan-bibrowsky/
Sentado frente al mundo
http://www.sentadofrentealmundo.com/2012/11/el-hombre-que-nacio-con-cabeza-de-leon.html

11 junio 2014

PIE DE TRINCHERA (EL ENEMIGO OCULTO)

J.J.D.R.
Una nube de grisáceo polvo cubre con opacidad persistente el campo de batalla. Bajo el estéril y frío terreno, dos fronteras paralelas,- ciudades subterráneas repletas de galerías estrechas y mortíferas en las que refugiarse del enfermo y cruel delirio de la guerra-, fueron cavadas con pico y pala y se convirtieron en la delgada línea que separaba la vida de la muerte para un soldado.

TRINCHERAS DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL
Las trincheras se convirtieron en el hogar duradero de cientos de miles de hombres en el transcurso de ambas guerras mundiales. Hogar de muerte y desolación, en los que muros de barro y piedra impregnados de sangre, fueron el hábitat diario de la soldadesca que defendía sus vidas de los ataques enemigos. Estas improvisadas galerías fueron construidas para asegurar el refugio y resguardo de la tropas y su posicionamiento frente al enemigo. Aunque, si bien, en los dos grandes conflictos mundiales, fueron usadas de forma ininterrumpida, el origen inicial y estratégico de estas galerías fue diseñado por Napoleón en 1812 cuando sus tropas fueron asediadas en su retirada de Rusia.

REVISANDO LA APARICIÓN DEL PIE DE TRINCHERA Foto www.elafter.com
Los frentes del norte de Europa fueron con seguridad los lugares en donde las trincheras se convirtieron en auténticas ratoneras humanas. Los soldados podían pasar meses de larga espera a escasos metros de la trinchera enemiga. Alzar la cabeza por encima de una línea imaginaria que pasaba a escasos centímetros del casco, suponía aventurarse a ser alcanzado por los francotiradores que durante horas interminables, esperaban un descuido para dar muerte a su enemigo. De vez en cuando las trincheras se agitaban con el bombardeo aéreo. Entonces, las galerías se convertían en un lodazal en el cual la sangre llegaba a los tobillos y el aire se convertía en un manto espeso de pólvora y fuego.

PIE DE TRINCHERA Foto www.elafter.com
Pero un enemigo invisible, y no menos mortal que las propias bombas o los disparos de los fusiles, se hizo notar en los agujeros hechos en la tierra infringiendo grandes daños en las filas de todos los bandos enfrentados. Se le denominó “pie de trinchera” y fue la causa de un número indeterminado de víctimas y mutilados en la guerra.
Las causas de la aparición del pie de trinchera fueron las condiciones de insalubridad que sufrían los hombres. El frío y la humedad humectaban las extremidades inferiores de los soldados y sumado a la falta del equipamiento adecuado fue el caldo de cultivo ideal para su aparición.


El proceso comenzaba con una picazón persistente y la inflamación de los dedos de los pies. La humedad y la falta de transpiración terminaba inflamando los miembros y la piel se volvía roja o azul cuando ya era clara la aparición de la cianosis.
Después era común sentir que, la piel fruto de la humedad, se abriese en heridas que supuraban pus y sangre y los vasos sanguíneos se contrajesen por el frío cuando el oxígeno dejaba de llegar con fluidez a las células. El sudor se convertía en un temible enemigo al no transpirar adecuadamente la piel y se unía el hecho de no poder cambiarse los calcetines mojados por unos secos cada cierto tiempo. Las heridas terminaban convirtiéndose en úlceras sangrantes que maceraban la piel y daban paso a la inevitable gangrena del miembro. Llegado este momento, en el que el soldado ya sufría dolores terribles y fiebres muy altas, tan sólo era efectiva la amputación del miembro afectado. En muchos casos, sobre todo en la primera guerra mundial – se achaca al desconocimiento-, muchos hombres murieron por la extensión gangrenosa por el resto del cuerpo.

Foto www.edsombra.com
Bajo las intensas lluvias las trincheras eran auténticos lodazales inundados en los que había que sobrevivir diariamente. La muerte estaba fuera, apenas a unos pocos metros. Pero también la sentían bajo sus pies fríos y entumecidos. Durante semanas y meses se oían los gritos de dolor en las profundas galerías. Daba lo mismo el color del uniforme que vistiesen, el idioma que hablasen, la bandera que defendiesen, pues el pie de trinchera los tenía acorralados e indefensos. Algunos soldados, no pudiendo soportar el dolor y ante la imposibilidad de cura, terminaban abalanzándose sobre el enemigo en asalto suicida. 


El número de víctimas por causa del pie de trinchera se desconoce. Pero estimaciones hechas al respecto sobre la contienda del ejército británico en 1914 rondan los 20.000 soldados atendidos por esta afectación infecciosa. Para los que lograban superar los momentos más conflictivos de la infección, aún les quedaba un periodo de hasta seis semanas de ardua y dolorosa recuperación, en la que en ningún caso se aseguraba la total recuperación del miembro dañado.

TRINCHERA BRITÁNICA Foto www.clasesdehistoria.com
Bajo la tierra ensangrentada, bañada por esputo, vómito, bilis y nauseabundo dolor, un ínfimo pero letal enemigo guerreó marcando su mortífero terreno frente a los pies indefensos de los humanos. Ante las bombas y el odio derramado en los frentes de batalla, el pie de trinchera se coló como un enemigo inesperado, barriendo extremidades sin compasión entre las unidades beligerantes, que poco pudieron hacer frente a tan temible e invisible enemigo mortal.

Aportes y Datos:
Wikipedia
http://es.wikipedia.org/wiki/Pie_de_trinchera
Exordio.com
http://es.wikipedia.org/wiki/Pie_de_trinchera
Naukas.com
http://naukas.com/2010/09/05/el-pie-de-trinchera/
Esacademic.com
http://www.esacademic.com/dic.nsf/es_mediclopedia/46526/pie









ENTRADA RECIENTE

LAVA AZUL, TRABAJO INFERNAL

J.J.D.R. Una densa nube de color indescriptible cubre el inmenso cráter. Ardientes fumarolas de azufre y corrosivos ácidos desgarran con s...