18 febrero 2021

CITARUM (EL RÍO DE LA DESOLACIÓN)

 

J.J.D.R.

En un tiempo lejano la mansedumbre de la corriente del Citarum domeñaba la tierra y, entre sus arremolinados islotes y discontinuos meandros, la fértil simiente de vida de su cauce terminaba abrazando el mar sin preámbulos ni condiciones; descargando su caudal de vida como siempre hizo desde su nacimiento fruto del constante cambio de la naturaleza y su entorno a través del tiempo. En un tiempo lejano había agua en este río. Y en éste río, también en un tiempo ya lejano, hubo vida bajo sus aguas y ésas aguas también fueron sembradoras de vida.


Foto ambientum.com

Hoy en día el río Citarum es un vertedero de inmundicia. Es el cubo de la basura de poblaciones enteras que arremolinadas en su márgenes desde un día sin fin, iniciaron el proceso acelerado de convertir sus aguas en un vómito de pestilencia que a diario riega el destino y la vida de niños, mujeres y hombres; siendo mudo testigo del declive y el ocaso de la razón humana. Sólo hay basura en sus márgenes y, en las aguas de su cauce, de trémulo tránsito y negro presagio es imposible lavar nada, pues la consciencia, el orgullo o la propia vergüenza, quedaron sumergidas y atrapadas hace años en el fangoso y mortal lecho fluvial de este río desolado por la inacción humana.


VERTIDOS TÓXICOS Foto ecotextiles.com

Durante trescientos kilómetros el río Citarum recorre la región de Java Occidental en Indonesia, el cuarto país más poblado del mundo con alrededor de 277 millones de personas. La creciente e imparable industrialización de la región en las últimas décadas tiene como telón de fondo la proliferación de cientos, miles de fábricas, sobre todo aquellas dedicadas a la fabricación textil, cuyos vertidos tóxicos son arrojados a diario sin ningún control en el cauce del río. Las acuciantes denuncias interpuestas desde hace años por diferentes Organizaciones No Gubernamentales, han hecho que estos vertidos sean menos impactantes en las zonas limítrofes a su capital Yakarta, donde el Citarum ha mejorado su cauce y recuperado notablemente su higiene natural e incluso la vida, tan propia de un río, se ha restablecido y los peces vuelven a sentir que allí pueden respirar. No pasa lo mismo en cuanto se aleja uno de la capital. En entonces donde tras cruzar una línea imaginaria que separa dos mundos totalmente distintos, el río se convierte en una enorme prisión donde la vida queda recluida a la mínima expresión apelmazada y oprimida entre toneladas de basura e inmundicias.




Foto ecologiaverde.com

Numerosas poblaciones han crecido en los márgenes del río. Es cierto que pocas opciones les han dado para poder evitar la situación en la que ahora viven. Son gente muy humilde que hacinados y sin apenas recursos sobreviven a duras penas entre la miseria que, abrazada a sus moradas, hace mucho les quitó incluso la libertad de poder soñar con un amanecer de aire limpio y agua clara.


Foto oceanplasticleanup.com


Millones de personas viven en infraviviendas construidas en las riberas del Citarum y a lo largo de toda su Cuenca hidrográfica. Los grandes acuerdos gubernamentales, esos que fueron firmados por valor de más de 500 millones de dólares y fueron avalados por el Banco Asiático de Desarrollo en el año 2008, no han servido para modificar en modo alguno la mísera vida de estas personas. Lejos de la capital la vida parece tener un precio y un valor diferente. Y el río se muere junto a sus pobladores, en una muerte desagradablemente lenta.


Foto laguiadelvaron.com


Se calcula que día a día más de 35, 5 millones de toneladas de desechos humanos y alrededor de 56 toneladas de desperdicio agropecuarios son vertidos al río, más unas 340 toneladas de desechos líquidos en los que predomina el mercurio, el hierro, plomo y azufre, o el manganeso. Los análisis de aguas realizados muestran unos resultados escalofriantes. El Citarum está considerado el río más contaminado del mundo. Sus niveles de sustancias tóxicas superan en más de mil veces los valores de seguridad máximos indicados en zonas como Europa. Ni que decir tiene que estos efluvios y vapores son mortales para la población, en  donde enfermedades como la tuberculosis, neumonías, bronquitis y enfermedades cutáneas son el principal causante de mortalidad en la región, en la cual se mantienen unos índices muy elevados de mortalidad infantil. Cerca de 30 millones de personas se levantan a diario y contemplan en su horizonte más cercano, bajo sus pies, por encima de sus cabezas, la mugre de su mundo comiéndose su futuro y como les aplasta poco a poco como un eterno tsunami imparable. Como ya digo, ahora poco pueden hacer, y ni tan siquiera sé si en algún momento tuvieron opción de hacer algo, pero el no disponer de alcantarillado ni recogida de residuos, les ha llevado a una situación en la que la viven rodeados de una miseria que simplemente  duele contemplar. Muchos de ellos trabajan en esas fábricas. Ya ni siquiera se afanan en buscar peces en el río. Les es más rentable nadar entre la basura y recoger aquello que les puede interesar para venderlo, lo que les puede generar unos dos o tres euros semanales.


Foto bongabay.com.id


Otro de los grandes problemas de salud son los derivados de la inhalación de humos por la quema constante de basura, que en muchos casos, provocadas por los niños a modo de juego cotidiano. El agua está cerca. De vez en cuando se deja ver entre las olas de desechos y basura. Ése agua sirve también para lavar sus ropas, sus enseres de cocina e incluso para su consumo. Es difícil imaginar que se pueda vivir así. Y es doloroso aceptar que en pleno siglo XXI aún haya seres humanos subsistiendo en condiciones tan lamentables.


Foto libertadigital.com


Ciwalenke, Cipatik, Babakan o Majalaya, son algunas de las localidades que vieron cómo la industrialización sin control desarrollada en la década de los años ochenta, les dejó un poso permanente de desolación en sus vidas. Nada es normal en estos senderos indonesios. No hay peces. Apenas hay fauna silvestre y no hay rastro del vergel de flora que otrora tiñera de color y perfumara atardeceres. Fauna y flora casi extintas. Algunas especies endémicas desaparecieron. La escena diaria es un desastre ecológico irreparable. Un edema en el corazón de Gaia, como un alfiler hiriente que emponzoña una de sus venas y por ende un manantial de vida.


Foto ecologiaverde.com


¿De verdad no es posible reconducir esta situación? Jamás podré entender que éste sea el presente y el futuro para tantas generaciones. 

Como un fugaz delirio, hace tiempo pensaba de tanto en tanto y llevado por algunos flashes repentinos de la actualidad, que la evolución social humana había llegado a su tope existencial. Como ya les digo, eran pensamientos fugaces que entendía como el reflejo de mí juventud y la falta de experiencia en la vida. Hoy día estoy convencido de ello. Miro a mí alrededor y lo que veo es una enorme falta de humanidad y una involución social y ética que, como la naturaleza viva del cauce del río Citarum, se diluye sin más en aras de la podredumbre mientras se contempla el desastre sin hacer absolutamente nada por remediarlo.

Ayer ya era tarde…hoy sólo es vacío.


Aportes y Datos:

La Vanguardia

https://www.lavanguardia.com/natural/20170922/431454810138/rio-contaminado-citarum-indonesia-basura-quimicos-toxico-salud.html

Wikipedia

https://es.wikipedia.org/wiki/R%C3%ADo_Citarum

El País

https://elpais.com/elpais/2021/01/29/album/1611933758_287335.html

Ecured

https://www.ecured.cu/R%C3%ADo_Citarum


09 febrero 2021

CRÁTER DE BATAGAIKA (LA PUERTA SIBERIANA AL INFRAMUNDO)

 

J.J.D.R.

Se hunde la tierra y el velo de un ignoto pasado aparece iluminado por la luz del presente. Tras el desplome de enormes laderas de tierra helada se ha formado un gigantesco y profundo cráter que se arrastra metro a metro desgarrando la terrera piel siberiana con demoledor resultado. Antiguos vestigios aparecen atrapados entre las paredes de hielo y barro en lo que parece un conjuro milenario en el cual, el tiempo y el cambio climático en un extraño sortilegio, nos cuenta cómo fue la tierra hace millones de años.


Foto elconfidencial.com

La Tundra se extiende más allá de los límites del horizonte bajo el gélido y mortal yugo que impone un clima inhóspito en este rincón del mundo donde los páramos desiertos y la soledad de los abruptos y salvajes valles, gobiernan la vida de los pocos habitantes que pueblan  estas regiones de la Siberia oriental. En la República de Sajá, a unos 10 kilómetros al sudeste de la olvidada localidad de Batagai, los Yakutian apenas se acercan a una inmensa y creciente hondonada que como un reptil herido llegado del mismísimo  jurásico parece reptar, y en su lento desplazamiento, desgarra la tierra haciendo que la tundra emita un frío y agónico lamento que los Yakutian interpretan como el rugido de las bestias que guardan el inframundo. Ése rugido arcaico y desgarrador, es para ellos la verdadera puerta hacia los confines del infierno.


Foto lanacion.com.ar


El cambio climático, ése asunto del que aún hoy día muchos reniegan y otros tantos ignoran, ha generado en el suelo de la Tundra siberiana un cambio drástico y dramático en muy poco tiempo. Enormes placas descongeladas de permafrost de alrededor de 200.000 años de antigüedad se derrumban por el sobrecalentamiento y también por la debilitación del terreno debido a la deforestación de grandes extensiones de tierra.


Foto m.elsalvador.com


No sólo asusta el aullido de la tierra cuando estas enormes masas de terreno de desploman y asustan a los habitantes de la región en kilómetros a la redonda, sino que la escala y magnitud del cráter aumenta cada año y son los propios científicos quienes se muestran preocupados por tan drásticos cambios sufridos en el terreno. Se conoce el origen geológico del cráter desde los años 60, y hasta la fecha de hoy no ha cesado de crecer, alcanzando los 2 kilómetros de longitud y en sus rincones más profundos los 150 metros.


Foto rosario.com


El cráter de BatagaiKa crece a un ritmo frenético, tanto que, en la última década, hubo periodos en los que creció hasta 30 metros anuales. Las inusuales altas temperaturas registradas en Siberia están provocando la continua descongelación de una gruesa capa de permafrost  dejando a la vista los restos perfectamente conservados de mamuts, caballos, alces, renos y bisontes de una antigüedad de alrededor de 4500 años. Para la ciencia es como poder rescatar del remoto pasado escenas de hace milenios que quedaron en una pausa perpetua, lo que equivale a poder comprender cómo y en qué condiciones se desenvolvió la fauna y la vida silvestre autóctona de la región.


Foto revistaque.com


Desde el aire el cráter de Batagaika es como un enorme reptil buscando su guarida a través del suelo o como la huella dejada por un enorme artefacto tras un aterrizaje forzoso. El cráter no cesa de crecer y preocupa que de la misma manera y en diferentes lugares de Siberia este suceso se esté repitiendo. En pocos años, creo que ya de forma irremediable, el calentamiento global y sus consecuencias serán el foco de atención mundial, pues de sus efectos inmediatos dependerá cada día nuestra propia supervivencia.


Aportes y Datos:

El confidencial

https://www.elconfidencial.com/tecnologia/ciencia/2019-10-15/puerta-infierno-crater-batagaika-agujero-permafrost-cambio-climatico-497_2283256/

https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2017-03-01/crater-siberia-no-para-de-crecer-puerta-inframundo_1340321/

Muy Interesante

https://www.muyinteresante.es/naturaleza/articulo/la-puerta-al-inframundo-de-siberia-sigue-haciendose-mas-grande-231519728967

Wikipedia

https://es.wikipedia.org/wiki/Cr%C3%A1ter_de_Batagaika

BBC

https://www.bbc.com/mundo/noticias-54065682

02 febrero 2021

CONO DE ARITA

 J.J.D.R.

Nada es comparable con la magnificencia que impregna Gaia en cada uno de sus diseños naturales. Orfebre sin parangón de paisajes irrepetibles siembra iconos de grandeza en los lugares más insospechados de su arcaico reino de belleza, en donde su ignota obsesión por decorar con joyas imborrables cada metro cúbico de su taller monumental en ocasiones, recurre para saciar su voluntad creacionista, a lo más abrupto y salvaje de sus entrañas, lugar este en el cual se forjan los cimientos de nuestro planeta y por ende los ladrillos del universo.


Foto 387salta.com.ar


El Cono de Arita es algo así como una obra inconclusa, pero a su vez, es un tótem natural de perfección absoluta. Lo que emergió como un volcán sin remordimiento ni freno, en un instante, cuando las calderas de su interior fustigaba el espacio y el tiempo con sus terribles gases haciendo que el silencio mudase en un grito desgarrador, su furia se diseminó en una algarabía difusa al implosionar sobre sí mismo y quedar como el retrato de un difunto volcán que quiso gobernar y no pudo, naciendo sin la fortaleza necesaria para alzarse como un gigante. Pese a ello, Gaia quiso proporcionarle la oportunidad de ser algo más que una simple montaña perdida u oculta entre otras tantas y olvidada por siempre, y decidió que aquel fracaso ocurriese en un enorme salar, sobre una gigantesca planicie plateada donde la soledad de este volcán interruptus lo convirtiera en un eterno centinela de los prístinos cielos de la Puna Salteña.


Foto destimap.com


El Cono de Arita está ubicado en el Salar de Arizaro, un extenso Salar del centro de la Puna de Atacama en la provincia de Salta en Argentina. Es casi con rotundidad la geoforma o silueta cónica natural más perfecta que se conoce. Su forma piramidal alcanza los 200 metros sobre el nivel del salar que en su conjunto alcanza sobre el nivel del mar los 3689 msnm.


Foto saltasoy.m.ar


Lo más característico del Cono de Arita es su solitaria belleza. Bajo una techumbre de estrellas en noches iluminadas, o bajo cielos despejados en pleno día, sobre un horizonte de claridad magnética en donde se proyecta como en un prisma sobre la sal negra de la tierra, este Tótem único y especial, sombrea con sus paredes rectilíneas un paisaje que sin su presencia sería turísticamente menos sugerente y atractivo. Pero su silueta es todo un espejismo fascinante en estos horizontes llanos y secos y Cono Arita es desde tiempos ignotos lugar de culto ancestral, centro ceremonial preincaico y hoy día emblema natural para los amantes de esas pinceladas de arte que nos regla la Pachamama y que esparce por intrincados y ocultos rincones.


Foto guillegiangante.com


El salar de Arizaro es el tercer salar más grande del mundo tras el de Uyuni en Bolivia y el de Atacama en Chile. También, además de un enorme salar, es un importante yacimiento mineral y metalífero, del que se extrae cobre, ónix, hierro y mármol. La mejor época para disfrutar con la majestuosidad del Cono de Arita y su enigmático entorno es otoño o primavera, ya que fuera de estas épocas las lluvias convierten los caminos y senderos en intransitables barrizales que complican la travesía e itinerarios del extenso salar. La ruta propicia es la 51 que se encamina desde Salta hasta San Antonio de los cobres, para luego tomar la ruta 27 hacia la localidad de Tolar Grande.


 

Foto perroudjp.ch

Ante un sutil llanto de lava y tras ser doblegado por su impotencia eruptiva, Gaia se apiadó de la silueta inacabada del Cono Arita, y embelleció sus contornos para que por siempre fuese contemplado no como un fracaso sino como un triunfo de solitaria belleza que rompe con la rutina de espacios mudos y horizontes apagados.


Aportes y Datos:

Evaneos

https://www.evaneos.es/argentina/viajes/destinos/6048-cono-de-arita/

Wikipedia

https://es.wikipedia.org/wiki/Salar_de_Arizaro

Voy de Viaje

https://www.voydeviaje.com.ar/argentina/que-no-lo-conocias-el-cono-de-arita-una-piramide-perfecta-en-salta

ENTRADA RECIENTE

MEMBRÁCIDO BRASILEÑO (APUNTES SOBRE EL INSECTO MÁS EXTRAÑO DEL MUNDO)

  J.J.D.R. Al abrigo del húmedo y espeso bosque amazónico, escondido bajo una enorme hoja con forma de Pamela, un diminuto y extraño ser m...