31 mayo 2020

ROY CLEVELAND SULLIVAN (EL PARARRAYOS HUMANO)

J.J.D.R.


Muy a su pesar, Roy Cleveland Sullivan, pasó a la historia por ser la persona sobre la que más rayos eléctricos han caído y sobrevivió para poder contarlo. Está claro que este récord, el cual está reflejado en el famoso libro Guinness, no fue de grato recuerdo en vida para el desafortunado Roy, ya que tanto física como mentalmente, la fama de su infortunio fue una pesada carga con la que tuvo que lidiar durante toda su vida.


Foto www.espiegel.del

Nació en el Condado de Greene en Virginia un 7 de febrero de 1912. Desde muy joven comenzó a trabajar como guardabosques en el Parque Nacional de Shenandoah (Virginia), entre las montañas Blue Ridge, las colinas Riedmont y la vista diaria de la cumbre del Hawksbill con sus 4051 metros de altura. Sin duda un paraje de excepcional belleza. Pero su vida cambió para siempre en el año 1942 cuando fue alcanzado por un rayo mientras estaba en lo alto de la caseta de vigilancia del parque, la cual al ser de reciente construcción, no contaba aún con sistema de pararrayos. El rayo eléctrico le entró a través de la pierna derecha y salió por un pie dejándole un doloroso agujero como recuerdo. Aquel incidente fue un augurio de buena fortuna en aquel entonces,  ya que pocos son los afortunados que han logrado sobrevivir al impacto directo de un rayo y lograr contarlo.


Roy Cleveland Sullivan 

Antes de continuar con lo que aconteció a Roy Sullivan poco después, permitidme algún aporte técnico que seguro nos ayuda a entender mejor esta insólita historia. Según fuentes consultadas, sobre el planeta se desarrollan al día unas 40.000 tormentas eléctricas capaces de descargar más de un centenar de rayos por segundo, siendo la intensidad de cada uno de estos rayos de 20.000 amperios, unos 100 millones de voltios de potencia. Vamos, que un rayo te deja frito en un segundo. Eso sí, las posibilidades de que esto ocurra, son muy inferiores a que te pueda tocar la primitiva.


Foto www.insidenova.com

Ahora continuemos con Roy. Habían pasado 27 años desde el terrible acontecimiento vivido en la torre de vigilancia y aquel día de 1969 el guardabosque conducía su camioneta por un sendero del parque cuando se desató una tormenta. En cuestión de segundos el cielo comenzó a iluminarse y un rayo impactó contra un árbol y de rebote entró por la ventanilla del vehículo impactando sobre la cabeza de Roy Sullivan quemándole las cejas, chamuscándole el pelo y haciendo que la camioneta quedar apenas a unos metros de caer por un precipicio. Un año después, en julio 1970, volvió a ocurrir. En esta ocasión estaba en un espacio abierto y notó el cambio en el tiempo y cómo la tormenta comenzaba a tomar forma. Precavido, dado sus antecedentes, corrió a refugiarse en su camioneta. Pasado un tiempo, cuando creyó que ya la tormenta había pasado salió fuera del vehículo y en ése preciso momento un nuevo rayo le golpeó en un hombro causándole quemaduras. No podía ser casualidad. Algo había en su anatomía, en su físico, en todo él mismo, que atraía aquellos condenados rayos. Y un miedo terrible a la muerte que parecía acecharle comenzó a asediarle cada día.


Foto www.pressreader.com

El guardabosque, el hombre capaz de sobrevivir hasta en tres ocasiones al impacto de un rayo, ya era famoso en la región, aunque supongo que en días de tormenta nadie quería acompañarlo. Llegó el día 16 de abril de 1972 y un nuevo rayo le cayó encima cuando estaba tranquilamente en su oficina del parque. De nuevo su pelo quedó chamuscado, y desde aquel instante, siempre se acompañó de una cantimplora por si acaso. El 7 de agosto de 1973 otro rayo le alcanzó cuando conducía y la cantimplora le ayudó a apagar las llamas de su cabello y su pierna. De nuevo el 5 de junio 1976, fiel a su cita con la potencia eléctrica de la naturaleza, un rayo le golpeó el tobillo cuando trataba de huir de la tormenta corriendo campo a través. Su último impacto lo recibió el 25 de junio de 1977 mientras pescaba. En esta ocasión el rayo le entró por la cabeza, le atravesó cabeza y estómago y le salió por una pierna, causándole importantes daños y siendo hospitalizado por ello. Cuando salió del hospital su vida ya no sería nunca igual. Se volvió irascible y evitaba a la gente, pues sentía que le veían como un bicho raro.


Foto www.historydaily.org

El hombre que había sobrevivido al impacto directo de hasta siete rayos, en 1983 y como consecuencia de un desengaño sentimental, se descerrajó un disparo con su escopeta a la edad de 71 años. El qué o el por qué su cuerpo funcionaba como un imán para las tormentas eléctricas es un gran misterio. Y no fue el único.Y, aunque no en la medida y frecuencia en al que tuvo que medirse Roy Sullivan en vida, si me gustaría mencionar otros dos casos muy populares por lo insólito de las circunstancias que los acompañaron.


Foto www.mx.toluma.com

Cercano al más alto escalafón de este extraño pódium de impactos de rayos está el cubano Jorge Marquez, quien en un periodo de dos años recibió el impacto de hasta cinco rayos, todos ellos en un perímetro muy cerca de su vivienda. Por último, y no por ello menos impactante, nunca mejor dicho, está el afamado caso del Mayor Summerford, oficial del ejército inglés que recibió tres impactos directos, siendo el último el que le postró en cama dejándolo totalmente paralizado. Dos años después del desastroso incidente fallecería. Lo más curioso, y no menos terrible, fue que cuatro años después de haber fallecido, un rayo cayó sobre su lápida partiéndola por la mitad.


Aportes y Datos:

El tiempo

https://www.tiempo.com/noticias/ciencia/el-hombre-que-sobrevivio-a-siete-rayos.html

Wikipedia

https://www.tiempo.com/noticias/ciencia/el-hombre-que-sobrevivio-a-siete-rayos.html


 

 

 

 

 

 

 

 


21 mayo 2020

NENÚFAR GIGANTE (VICTORIA AMAZÓNICA)


J.J.D.R.

A vista de pájaro parecen enormes lunares que motean las aguas poco profundas de ríos y humedales. A medida que nos acercamos, comienza a perfilarse la esférica silueta de multitud de hojas de un verde brillante flotando sobre el agua, hojas enormes como parasoles caídos del cielo y vueltos del revés.

Nenúfar Gigante o Victoria amazónica
Existen decenas de nombres para denominar al nenúfar gigante o Victoria amazónica. En los países de donde es originaria como son Bolivia, Brasil, Venezuela, Perú, Colombia o Paraguay  se la conoce como abatigú, agoapé, aguapé, hoja del sol, iguapé, irupé, maíz de agua, marurú, ninfa real,  plato de agua, loto gigante, o lirio de agua gigante, llegando a ser tan popular que en Guyana es la flor nacional y está representada en su escudo de armas. Como se puede comprobar son muchos nombres para denominar a una planta fascinante, un gigante entre las especies vegetales, la victoria regia que todo jardín victoriano quería y necesitaba tener para ser considerado exótico y digno de admiración.

Foto www.aviatur.com
Pertenece a la clase de las Magnoliopsidas, del orden de las Nymphaedes y el género Victoria. El Nenúfar gigante es la mayor planta acuática del mundo. Un coloso de las aguas poco profundas de afluentes, pantanos, y regiones acuíferas del Amazonas cuyas hojas circulares pueden alcanzar más de un metro de diámetro. También pueden soportar, gracias a las enormes ramificaciones nerviosas que están sujetas a tallos que alcanzan los ocho metros de largo bajo la superficie, pueden soportar gracias a esta magnífica tecnología natural los 40 kilos de peso sobre ellas, lo que las convierte en autenticas hamacas flotantes para muchas aves migratorias y mamíferos de pequeño y mediano porte que las utilizan para descansar o transportarse por los humedales.

Foto www.makemone.ru
La hoja de la planta termina en un reborde grueso que puede alcanzar los 20 centímetros de altura. Toda la planta está cubierta de un tejido espinoso que la resguarda de depredadores, menos en la superficie, pues ésta queda despejada como una pista de aterrizaje. Su entramado de nervios, forman una característica malla capaz de absorber la tensión que soporta la hoja en la superficie gracias a que su tejido está lleno de aire, lo que la capacita para ordenar el peso que soporta y desplazarlo por toda su superficie optimizando su esfuerzo.


Su flor naciente es blanca, es hermosa, mide alrededor de 40 centímetros y desprende una agradable fragancia a albaricoque que lo inunda todo. Durante su época de floración, determinada entre primeros de marzo y hasta llegado el mes de julio, esta coqueta flor se encarga de hipnotizar a sus mejores aliados, los escarabajos de la especie Cyclocephala Castanea. Como en una cita romántica, la flor se abre en su primera noche de floración con su estigma femenino maduro y aprisiona a los escarabajos en un abrazo nocturno. Durante la segunda cita, en la siguiente noche de floración, la flor se vuelve rosada y masculina, sus enteras han madurado y producen polen para ser fecundadas. Los escarabajos serán lo porteadores de la simiente floral, encargados de esparcir en sus alforjas las semillas de la flor por los humedales amazónicos.

Foto www.commons.wikimedia.org
Pasadas las dos noches de fecundación, la flor se cierra definitivamente y se hunde bajo el agua para madurar sus semillas que son del tamaño de un guisante, y en número de más de una centena, serán esparcidas cuando lleguen las inundaciones estacionales. La planta dará un fruto parecido a una baya, el cual es comestible y conocido como maíz de agua.  Esta regia planta y emblema de Gaia, tiene un periodo de vida de cinco años.

Foto www.mmviatges.com
Para los nativos de las regiones donde crece de manera salvaje, el nenúfar gigante tiene numerosas capacidades y aprovechamientos, como servirse de la sustancia que desprenden sus raíces para hacer tintes o tostar sus semillas comestibles, que al ser calentadas explotan y saltan como palomitas de maíz, y que son ricas en almidón.

Foto www.peruitalia.com
Fue el naturalista, zoólogo, botánico y geólogo checo Tadeo Henke quien se quedó impresionado ante la grandeza de esta planta en una de las expediciones que realizó a Bolivia en el año 1801, pero a parte de algunas notas no publicó sobre ella nada concreto. Parecido fue lo que ocurrió con Aimé Bonpland, perteneciente al grupo de viajeros y científicos que acompañaban a Alexander Von Humboldt y que pudo observarla también en 1819. Finalmente fue Eduard Friedrich  Poeppis, explorador y botánico alemán quien publicó el primer trabajo conocido sobre la planta en el año 1832, e incluso la recolectó y viajó con ella hasta Europa.

Foto www.succulentavenue.com
En plena época Victoriana los denominados Kew Gardem a las afueras de Londres acaparaba la atención de un público ávido de conocer nuevas especies exóticas y representativas de rincones lejanos. La aparición en estos hermosos jardines del nenúfar gigante fue un éxito apabullante.

Foto www.kew.org
Su gran tamaño y su difícil adaptación y crecimiento fuera de su ámbito natural, lo convirtieron rápidamente en un ejemplar codiciado por todo aquel que quisiera presumir de tener un jardín de época en condiciones. Una de las fotografías que es todo un icono es al que realizó Joseph Paxton a su hija Annie sentada sobre una enorme hoja de nenúfar en medio de un estanque y que fue publicada el 17 de noviembre de 1849 por Ilustrated London News.

Foto www.racingnelliebly.com
El Sr. Paxton había quedado tan prendado de las cualidades de esta planta que diseñó la construcción del Palacio de Cristal en base a las poderosas ramificaciones nerviosas que posee esta planta y que hacen que pueda soportar tanto peso. Aquel proyecto se llevó a cavo y el Palacio de Cristal fue inaugurado a tiempo para la Exposición Universal de Londres del año 1851, y por cuyo trabajo con el metal y el acero el Sr. Paxton fue nombrado nada más y nada menos que caballero. 
Nombramiento que habría de agradecer a la Biomimética, “aplicación a la tecnología de las estructuras o mecanismos biológicos que son capaces de funcionar en la naturaleza por su selección natural”.

Foto www.galiciangarden.com
Sea cual sea el nombre que queramos poner a los caprichos de la naturaleza, lo cierto es que siempre es posible que lo inimaginable se convierta en realidad. Podemos llamarlo Biomimética, podemos especular con proporciones áureas que todo lo define y tratar de verlo reflejado en cada hoja, árbol o en las espirales que aparecen dibujadas en el  caparazón de un caracol. En definitiva, en todo aquello que se nos antoje. Pero en la realidad, en ésa a veces incomoda verdad por desconocida, Gaia es quien mantiene vivo y en movimiento con parámetros que sólo ella controla todo lo que nos rodea…y bajo ese control, nacen y crecen los nenúfares gigantes que flotan sobre las aguas tranquilas del Amazonas.


Aportes y Datos:

Fichas Infojardín
Wikipedia
https://elembrujodegaia.blogspot.com/2020/04/nenufar-gigante-victoria-amazonica.html
Plantas y Hongos
Consejos para mi huerto
Succulentavenue


17 mayo 2020

LA ISLA DE LAS MUÑECAS DE XOCHIMILCO

J.J.D.R.


Apenas a veinte kilómetros de Ciudad de México un laberinto de canales navegables se extiende alrededor de doscientos kilómetros cuadrados de espacio protegido natural; un oasis vegetal que fue y sigue siendo un rincón emblemático repleto de ancestrales tradiciones y colmado de leyendas e historias curiosas. Se llama Xochimilco y su halo de misterio cubre tanto su perímetro como las numerosas y pequeñas islas que salpican su acuífera extensión. En una de estas pequeñas islas, a hora y media del embarcadero de Cuemanco, vivió en total soledad durante veinticinco años Julián Santana Barrena, vecino del barrio de Asunción y propietario de una chinampa. Las Chinampas, que son Patrimonio Cultural por la UNESCO desde 1987, son balsas flotantes de caña cubiertas de tierra en donde desde tiempos muy antiguos se recolecta verdura, maíz y flores.

Foto www.revistaiman.es

La terrible historia que contó durante años Julián Santana tuvo como origen el islote perdido en lo profundo de la laguna de Teshuilo que albergaba su pequeña vivienda. La pesadilla del humilde Julián comenzó allá en la década de los años cincuenta cuando apareció el cuerpo de una niña que se había ahogado tras quedar atrapada entre los enormes lirios enmarañados de la orilla. Aquel traumático suceso recorrió como la pólvora la región, y el lamento profundo de dicha pérdida fue algo irreparable. Para Julián, la pesadilla no había hecho más que comenzar.


Foto www.laverdadnoticias.com

Poco tiempo después del desgraciado accidente Julián comenzó a sentir extraños sonidos cuya procedencia no supo definir pero que poco a poco fueron arrastrándole hacia una profunda angustia. Un día sí y otro también, aquellos desagradables lamentos, como gritos sofocados de una niña, le acompañaban durante casi toda la jornada, haciéndose aún más audibles cuando la noche hacia acto de presencia y los canales dormían arropados por un mudo manto de oscuridad. En ocasiones, según siempre testimonio del propio Julián, los lamentos surgían desde algún punto de la orilla de la isla. Cuando se acercaba a investigar, podía percibir la extraña sensación de que era observado entre las ramas de los árboles o incluso tras las ventanas de su propia vivienda. Un buen día, en el mismo lugar donde fue hallado el cuerpo sin vida de la pequeña, encontró una muñeca flotando en el agua.

Foto www.supercuirioso.com


Aquel descubrimiento macabro Julián lo interpretó como un signo de advertencia y un reclamo por parte de la difunta de que utilizara aquella muñeca como símbolo y homenaje hacia su espíritu. De esta manera, quizás honrando su memoria a través de la muñeca desaparecieran los fenómenos extraños que a todas horas podía sentir y que parecían tenerle a él como único testigo y desafortunado protagonista.

Foto www.20minutos.es

Lamentablemente los fenómenos inexplicables no desaparecerían nunca. Pero para Julián, adornar la isla con muñecas le ayudó a conciliar el sueño y sentía que espantaba la presencia de aquellos espíritus molestos. Por ello, comenzó a recoger muñecas que la gente arrojaba a los canales. En poco tiempo el número de muñecas colgadas en las ramas de los árboles o alrededor de su casa fue en aumento y llamaron la atención de la gente, que se acercaban en sus trajineras y preguntaban el motivo de aquella extraña afición. Cuando el boca a boca puso en órbita las extrañas experiencias que Julián contaba tener a diario, tuvo como resultado el incremento de gente que se acercaba y le traía más muñecas cuyo final siempre era el mismo, terminar decorando algún punto del islote.


Foto www.mas-mexico.com.mx

Cerca de 1500 muñecas pueblan la isla. Muchas, la gran mayoría, están deformadas. Algunas muestran su vacío interior, están sucias o quemadas, podridas otras, y la mayoría tienen un color oscuro y macilento. Las que más llaman la atención son aquellas incompletas. Esas a las que les falta una pierna, un brazo o parte de la cabeza pero que a pesar de ello siguen manteniendo los ojos fijos en aquel que las observa con terrorífico desdén, empaladas en picas de madera, atadas o colgadas de cuerdas suspendidas entre los ramales de los árboles o desperdigadas por el suelo o los arbustos que rodean la isla. La colección de muñecas de Julián Santana se hizo popular en Xochimilco y en todo México. Muchos comenzaron a decir que fue él mismo quien inventó la historia de la niña para darse popularidad. Pero lo que vino a acontecer después dejó mucho por escribir y más tinta en el tintero.

Foto www.maspormas.com

Estaba Julián pescando en los canales cercanos a la isla un día del año 2001. No estaba solo, sino que le acompañaba su sobrino, quien fue quien narró lo que ése día sucedió de manera trágica. Cuenta el sobrino que su tío Julián le confesó en aquella jornada cómo desde hacía mucho tiempo una misteriosa sirena le llamaba desde las profundidades del canal. Le dijo que a todas horas, aquel ser extraño le pedía que se fuese con él y que más que una petición parecía una obligación. Cuenta el sobrino que se alejó durante un rato para controlar el ganado que había dejado pastando en un prado cercano, y cuando regresó, halló a su tío flotando el agua ahogado. La autopsia realizada al cuerpo de Julián dictaminó que falleció a causa de un infarto fulminante.


Foto www.horrorbox.ex

Coincidencia o no, leyenda urbana o misterioso infortunio, el caso es que Julián fue a ahogarse en el mismo lugar en el que años antes apareció muerta la pequeña niña, y el mismo sitio en el que fue a recoger la primera de sus muñecas, aquella que halló flotando en el agua.

Foto www.lasexta.com

Desde hace años la isla de las muñecas es un lugar que gusta de ser visitado por turistas y curiosos amantes de lo insólito. Incluso algunos les rinden culto o les llevan ofrendas y cambian sus vestidos. No todos los remeros de trajineras se atreven a acercarse al islote, pues para muchos los malos augurios y la superstición les mantiene alejados, pero siempre hay guías que aprovechan las mil y una posibilidades que ofrecen los rincones de Xochimilco para acercar a los atrevidos a pisar la isla de las muñecas como complemento a los parajes de extraordinaria belleza que son el primer reclamo de estos lares.

Foto www.ancient-origins.es

Lo más extraño y paradójico de este caso es que pese a haber fallecido los protagonistas de esta terrible historia, son muchos los visitantes que afirman sin reparos que han visto con sus propios ojos como las muñecas les han seguido con la mirada volteando sus cabezas, como movieron sus cuerpos con extraños escorzos mientras seguían colgadas de las ramas de los árboles a su paso, o como los gritos y lamentos, susurros abstractos y terroríficos que mortificaron en vida a Julián, son amplificados cuando el silencio nocturno llega a la isla haciendo tan notoria su presencia que no hay quien se atreva a quedarse en este pedazo de terruño sin que la sangre se hiele en un instante.


Aportes y Datos:

La Razón

https://www.larazon.es/historia/20200113/j72745usbrhn5cccgdnf6lee7q.html

Wikipedia

https://es.wikipedia.org/wiki/Isla_de_las_mu%C3%B1ecas

La Vanguardia

https://www.lavanguardia.com/cribeo/cultura/20181207/47430967631/te-contamos-la-historia-de-la-inquietante-isla-de-las-munecas-en-mexico.html


 


14 mayo 2020

LUCÍA ZÁRATE


J.J.D.R.

Nacieron tan pequeños, tan frágiles, que sus cuerpos podían acurrucarse entre los pliegues de la palma de una mano. Parecía imposible que pudieran sobrevivir. Nadie apostó por ellos. Son un caso perdido… decían. Y ni siquiera hubo una lejana suposición. Nadie se planteó la posibilidad, aunque fuera  remota, que del interior de tan diminutos cuerpos prendiese la llama del poder más absoluto, ése que todo lo puede, y fuera capaz de regar con su sabia primordial cada segundo, cada minuto, el día a día de aquellos cuerpos diminutos iluminando los ojos de Lucía y Manuel con el color del mundo… llenándolos de vida.

Lucía Zárate y Tomasa su madre, Foto www.maxdemx.com

Enanismo Primordial osteodisplásico microcefálico tipo II ó (MOPD II) si utilizamos su acrónimo; fue lo que le diagnosticaron a Lucía Zárate y a su hermano gemelo Manuel cuando un 2 de enero de 1864 nacieron con apenas 17 cm de longitud en un rancho de Lomas de San Rafael cerca de Barra de Chacalacas en Cempoala, Veracruz, en México. No fueron los primeros hijos de Fermín Zárate y su esposa Tomasa Licoma. Sus hermanos habían nacido y crecido con normalidad. Según se cuenta, Tomasa algo presentía, y presentía que algo no marchaba bien en aquel embarazo en el que apenas había síntomas de crecimiento. Cuando nacieron los gemelos, tan diminutos y frágiles, las esperanzas de que pudieran salir adelante fueron escasas. Sus cuerpos eran proporcionados, simétricos, sin deformidades. Poco más crecieron, sólo la nariz creció de forma normal. Y narran que Tomasa, los cargaba de un lado a otro de la finca en los bolsillos de su delantal de faena. Lucía y su gemelo Manuel crecieron al ritmo que marcó su especial aritmética natural hasta cumplir los 7 años de edad, momento en el que dejaron de crecer. No avanzaron mucho, quedándose en unos escasos 50 centímetros de longitud. De Lucía se sabe, por un estudio que posteriormente se publicaría 1894 en la revista Strand que al año de vida su cuerpo estaba totalmente desarrollado.

Foto es.wikipedia.org

Como era de esperar los gemelos se hicieron populares de inmediato. Todo el mundo quería conocer a los pequeños Zárate. Y de ser afamados y visitados por vecinos de las localidades cercanas al “rancho del niño”, pasaron a recorrer México tras ser presentados en sociedad por Teodoro Dehesa, quién a la postre sería Gobernador de Veracruz. Éste personaje se encargó de convencer a los padres y hacerles ver que detrás de aquella historia familiar podía haber un futuro negocio. La gente quería conocer a los gemelos. Por qué no sacar beneficio de ello. Desde aquel momento la vida de los pequeños Manuel y Lucía cambió para siempre.

Foto www.cuantarazon.com

En aquella primera etapa en el mundo del espectáculo como protagonistas de un miniaturizado teatro los gemelos fueron exhibidos por todo el país. Lucía gustaba de bailar y realizar acrobacias, lo que hacía que el público gozase con sus contorsiones y coreografías. A tanto llegó la afamada reputación de los gemelos que sus padres decidieron viajar a Estados Unidos lugar donde éste tipo de espectáculos estaban muy demandados por el público. Justo ése año de 1876 se conmemoraba el  centenario de la ciudad de Filadelfia y se celebraría una gran Exposición Universal de gran impacto social y cultural. No había mejor momento para darse a conocer. Es en éste periodo cuando fallece su hermano gemelo Manuel, hecho que sumirá en la tristeza a Lucía hasta sus últimos días.
El éxito de Lucía Zárate en Estados Unidos fue grandioso. Todos los agentes artísticos del momento, esos que buscaban incasablemente rarezas humanas en cada rincón del mundo para poder exhibirlas en los tan demandados espectáculos freakes, quedaron impresionados con la pequeña mexicana y se peleaban por ofrecerle el mejor contrato. Fermín y Tomasa dispusieron que fuera el Sr. Fran Uffner quien se encargase de buscar la mejor conveniencia para Lucía, y de inmediato llegó a un acuerdo con en el mejor circo del momento…el circo Barnum.

Foto www.wellcomecollection.org

Desde aquel momento Lucia Zárate se convertiría en una celebridad en la gran urbe y una estrella mediática para el espectáculo Barnum. Cuentan que la pequeña Lucía gustaba vestir con hermosos trajes y lucir bonitas joyas. Sus ganancias fueron suntuosas, pues llegó a ganar más de setecientos dólares semanales, una gran suma para la época. A cualquier rincón a donde se desplazara siempre iba acompañada por sus padres, algún hermano, un traductor y una ayudante que atendía cualquier capricho que tuviera que, por lo que se dice, no eran pocos. En el circo Barnum ya actuaba Francis Joseph Flynn bajo el seudónimo de General Mite. Nacido en Nueva York en 1864, padecía también enanismo y apenas superaba en 8 centímetros a Lucía. Juntos formaron pareja artística y, para dar mayor relevancia a sus diminutas longitudes, en mitad de su espectáculo que consistía en reproducir escenas de la vida cotidiana aparecía Chang, gigante chino de más de dos metro de altura que interactuaba con ellos de manera grotesca. Según se ha escrito, y en esto hay disparidad de argumentos dependiendo de la fuente consultada, Lucía Zárate y Francis Joseph se enamoraron y mantuvieron una relación sentimental, aunque a mi parecer esto no dejaría de ser más que otra fórmula sensacionalista de publicitar a la pareja como centro del espectáculo circense Barnum.

Foto www.aminoapps.com

Tras cuatro años de triunfo total en Estados Unidos, incluso The Washington Post la calificaría como la “Maravillosa enana mexicana”, Lucía y su séquito viajó a Europa siendo recibida por la nobleza, llegando a estar en presencia de la reina Victoria de Inglaterra y hasta por el Zar de Rusia. Su fama aumentaba y su diminuta apariencia se agrandaba en las portadas de revistas y folletines de la época. Después de su exitosa gira europea regreso a Estados Unidos y rompió su contrato con el circo Barnum en 1884. Desde aquel momento montaría su propia compañía y trabajaría de manera independiente. En el año 1890, cuando viajaba con destino a Nevada, su tren quedó aislado bajo un manto de nieve debido a un terrible temporal. Estuvieron aislados 15 días entre bajísimas temperaturas en las montañas heladas de Sierra Nevada. Lucía Zárate ó la “mexicana liliputiense” como era mundialmente conocida, moría de hipotermia el 28 de enero a la edad de 26 años.

Foto www.maxdemx.com

Con el pequeño féretro a cuestas los padres de Lucía se dirigieron de regreso a la frontera mexicana. Regresaban a su hogar, tras años de ausencia. Al llegar a dicha frontera, se toparon con el típico comandante de guardia que quería lucrarse de aquella situación. Se percató del pequeño ataúd y tras averiguar que se trataba de Lucía Zárate extorsionó a su padre. Mientras que éste negociaba una cantidad con aquel miserable, una multitud se arremolino junto al féretro de Lucia y consiguieron destaparlo quedando su pequeño cadáver expuesto ante la multitud. La pobre no dejó de ser observada ni obtuvo descanso ni después de muerta.

Foto www.es.historia.com

No hay una sola fotografía de Lucía Zárate sonriendo. Se quejaba de que la gente se le acercaba y algunos la pellizcaban para cerciorarse que realmente fuese humana. Dado el grado de ignorancia y estupidez de algunos, no me extraña que su vida,-al margen de que tuviera mayor fortuna que otros en su misma situación-, fuera un calvario. Nadie puede ser feliz cuando estás bajo una permanente lupa de asombro, lástima, miedo o incluso repulsión, y menos aún cuando es tu propia familia quien promociona y vende tu imagen, tu libertad y hasta tus propios sentimientos.

Aportes y Datos:
El País
Libro, El amor Terruño
Autor, Julio Platas Domínguez
El pensante
Wikipedia









07 mayo 2020

LAS MÉDULAS


J.J.D.R.

Sólo el paso del tiempo fue capaz de cerrar las heridas abiertas en un abrupto y escarpado rincón de la comarca del Bierzo. Ha sido necesario el paso de las estaciones durante siglos para ver como Gaia era capaz de rellenar los huecos dejados por el ser humano en su paisaje. Los árboles han crecido, y la vida salvaje se abre camino entre las vertientes y los barrancos de tierra roja que antaño fueron sumideros fluviales y lavaderos de oro, el metal más preciado por el ser humano y que en las Médulas tuvo una importancia capital para el imperio romano.

Foto www.viajes.nationalgeographic.com.es
Las Médulas están ubicadas en un paraje sobrecogedor de la comarca del Bierzo en la provincia de  León, rozando el valle del río Sil y al noroeste de los montes Aquilanos. Paradójicamente, la belleza paisajística de éste rincón castellanoleonés, es el resultado de una trágica transformación del terreno por parte del ser humano en época antigua, cuando el descubrimiento de metales preciosos como la plata y el oro en el corazón de sus montañas hizo que el imperio romano voltease hasta el último grano de piedra en búsqueda del codiciado metal aurífero.

OCTAVIO AUGUSTO
Algunos estudios aluden al origen etimológico del nombre de Médulas haciendo referencia a la costumbre de amontonar en grandes túmulos la paja recolectada por los lugareños en la región del Bierzo y que llaman meda, o “medar” de amontonar. Otros estudios indican sobre la posibilidad de que venga de la palabra “metalla” de metales, pero la que considero más adecuada, es aquella que reseña que los romanos denominaron a esta zona como Medulas en honor del Mons Medulius (Monte Medulio), lugar en el que se llevó a cavo la última batalla de las guerras cántabras y que originaría el final de la conquista en estas tierras por parte de los generales al mando de Augusto allá por el año 25 a.C.

Foto www.regiocantabrorum.es
Cuentan las crónicas que los romanos se percataron de que las tribus astures tenían en posesión grandes cantidades de joyas de oro y plata, y que gustaban presumir alardeando del magnífico detalle y la finura en sus trabajos de orfebrería. Una vez se fue avanzando en la conquista de los abruptos territorios de los astures, se fue ampliando la búsqueda de las zonas donde podrían hallarse los filones y yacimientos auríferos de la región. Fue cuestión de tiempo que tras derrotar a los últimos guerreros astures los romanos localizasen un importante yacimiento en una montaña conocida como Teleno, y delimitasen la zona y sus 2188 metros de altitud para proceder a la extracción del oro. Desde los comienzos de la extracción de oro en la mina de las Médulas, los ingenieros romanos se percataron del importante volumen que podrían obtener de aquella explotación y se dispusieron extraer su oro con un método denominado “Ruina Montium”, derrumbe de los montes, que viene a definir a la perfección lo que realizaron en la zona. El mecanismo en teoría es bastante sencillo, pero no en la práctica como ya veremos. Se despejaba la montaña y sus laderas de toda vegetación.

Foto www.infobierzo.com
Un enorme conglomerado de canales en pendiente fue construido alrededor de la montaña con el propósito de embalsar toda el agua posible en lo más elevado del terreno. En la parte más alta de la montaña se mantenía controlado el embalse mediante compuertas. Cuando la represa se abría, el agua discurría con toda su fuerza canal abajo hasta alcanzar los denominados lavaderos. En su precipitada caída, el agua desgarraba con su fuerza las laderas de la montaña desgajando poco a poco su silueta. En los enormes lavaderos se filtraba todo el material y se separaba el metal dorado y el agua volvía a discurrir hasta el río Sil por desagües bien delimitados.

Foto www.diariodelviajero.com
Como decía anteriormente, sobre el papel resulta fácil de proyectar, pero ejecutarlo, y más en las proporciones que aquí lo hicieron los romanos, fue una obra de ingeniería de proporciones titánicas, pues en las zonas que el terreno no hacía posible canalizar el agua en su superficie, había que excavar y sobre todo perforar porciones enormes de roca granítica, siendo lo más costoso económicamente de todo el proyecto. Todo el entramado de canales construidos llegó a sumar más de 300 kilómetros de longitud, con canales que median 1,28 metros de anchura y hasta 90 centímetros de profundidad. La explotación de la mina comenzó en época de Octavio Augusto, como ya anotamos anteriormente, alrededor del 26 a.C. Contamos con detalles escritos de la mano del historiador Plinio el viejo, quien fue administrador de la mina. Sobre la productividad de las Médulas, cifró en 20.000 libras anuales la cantidad de oro extraída. Traducido a kilogramos, la  cantidad nada desdeñable de 1.635.000 kg, aunque estudios modernos, llevados a cavo en relación con la cantidad de tierra removida, estiman que las cantidades recolectadas estarían por debajo de estos números. De igual manera, Plinio cuenta que trabajaron en la mina unos 60.000 obreros, mientras que actualmente esa cifra se estima entre los 10.000 y los 20.000 mil obreros, estudios referidos como ya he comentado en base al terreno removido, y que según cita el profesor y arqueólogo Antonio García Bellido se movieron cerca de los 500 millones de metros cúbicos.

Foto www.acaademiaplay.es
Durante más de un siglo las Médulas fueron el filón aurífero más productivo del imperio romano, siendo a  su vez, la mayor y más grande mina de oro a cielo abierto del mundo. Tratar de calcular los pingües beneficios que las Médulas otorgaron al imperio romano es tarea casi imposible. Más de un siglo de explotación sirvió para enriquecer las arcas de un imperio que devoraba lingotes de oro y plata en cantidades industriales.

Foto www.lanuevacronica.com
Cuando la explotación aurífera llegó a su fin en el siglo III d.C. el paisaje en la zona nada tenía que ver con el original. Pese a que los romanos plantaron un buen número de castaños para que la producción de madera y su fruto pudieran contribuir a la escasez de alimento en las aldeas cercanas, lo cierto es que lo que dejaron tras su marcha fue un terreno desolado que a hasta hoy día sigue en pleno proceso de regeneración. Fue tal la cantidad de tierra removida y trasladada, que el actual lago Carrucedo que está muy cerca de las Médulas, se creó por el cumulo de materia retirada de la montaña y que fue a depositarse al final del valle, siendo hoy en día un humedal de gran importancia ecológica. Toda la zona ha experimentado un cambio radical. La vida salvaje volvió a las Médulas. Corzos y jabalíes, junto con gatos monteses y más de un centenar de especie de aves, regresaron a estos terruños leoneses, haciendo que la vida en el horizonte de las Médulas cambiase radicalmente.

Castaños centenarios
Bajo el cielo del Bierzo las Médulas motea el paisaje con el contraste de lomas de tierra roja y vegetación de brillante verde. Llegado el atardecer o en la alborada, se acentúa el matiz de las tonalidades pardo rojizas, siendo una bella característica de este hermoso rincón leonés. Las Médulas, gracias a sus yacimientos arqueológicos, fue nombrado Bien de Interés Cultural en 1996, pasando a ser constituido como Monumento Natural en 2002 y Espacio Cultural en el año 2010. Pero sin duda su galardón honorífico de mayor relevancia fue el otorgado por la UNESCO en 1997, cuando fue inscrito en la lista de Patrimonio De la Humanidad, a pesar de la oposición de países como Alemania, Finlandia y Tailandia, quienes argumentaron en contra de esta nominación que las Médulas son el producto de la acción terrible del ser humano al destruir un espacio natural, y que con su nombramiento no se estaba dando ejemplo ecológico a las generaciones futuras. 

Foto www.hoteles.com
Son varias las rutas que circundan las Médulas con diferentes niveles y distancias. La mayor de ellas es conocida como Perimetral e inicia su recorrido en el lago Carrucedo hasta alcanzar los 14 kilómetros y medio de distancia. Lo que permite recorrer los puntos más importantes de la mina. Las valiñas, lago sumidos, los conventos y la ruta de los poblados son otras sendas que llevan a diferentes rincones de la Médulas. En todas estas rutas se puede apreciar el radical cambio medioambiental experimentado en este rincón del mundo. Robles por doquier y densos bosques de castaños centenarios-de hasta 600 años de antigüedad- son la seña de identidad de un espacio natural que, pese a haber sufrido un cambio brutal durante siglos, es un ejemplo de cómo Gaia modela la tierra, y donde el hombre es capaz de causar daño, la madre Tierra hace que la vida se abra camino de nuevo.

Foto www.nosgustaleon.com
Fue mi padre quien me habló hace años de este mágico lugar. En uno de sus numerosos viajes, tuvo la oportunidad de dejarse guiar por la curiosidad y adentrarse en este maravilloso espacio natural. Siempre me ha dicho que lo que más le impresionó cuando transitaba sólo por los caminos de roja tierra y quebrados senderos, fue el silencio que experimentó, que incluso en algún tramo llegó a causarle cierto recelo y algo de inquietud.


Foto www.lavanguardia.com
La luz de sol decadente que incide sobre paredes y piedra devuelve un tenue brillo nacarado que suaviza la escena. El sol comienza a dejarse caer sobre el horizonte y desde el mirador de Orellana el paisaje de las Médulas muestra en todo su conjunto la terrible herida abierta por el ser humano en la tierra, a la par que nos enseña la majestuosa respuesta de Gaia ante nuestra tremenda codicia y soberbia.

Aportes y Datos:
Patrimonio Castilla y León
La Vanguardia
Wikipedia






05 mayo 2020

TIPPI DEGRÉ (UNA INFANCIA DE PELÍCULA)


J.J.D.R.

La infancia de Tippi Degré fue una aventura constante. Durante sus primeros diez años de vida la pequeña tuvo como compañeros de juegos a leopardos, suricatos, monos, elefantes, leones y un etcétera de animales que aunque acostumbrados a la presencia humana, hubieran podido hacer mucho daño o acabar en un suspiro con la vida de una indefensa pequeña de melena rubia que corría junto a ellos sin miedo alguno. La estampa de Tippi Degré sobre la enorme trompa de un gigantesco elefante fue portada en numerosas revistas y dio la vuelta al mundo, y fue precisamente el público ávido de curiosidad quien comenzó a preguntarse quién era ésa pequeña de melena rubia que como Mowgli en el libro de la selva crecía indiferente a cualquier peligro y viviendo a diario una aventura digna de película de Disney.

Foto www.cientounviajes.com
Tippi Benjamine Okanti Degré nació en Windhoek (Namibia) un 4 de junio de 1990. Sus padres, Silvie Robert y Alain Degré, afamados fotógrafos y cineastas franceses, ambos especializados documentalistas de la vida silvestre y el mundo animal, se afincaron en Namibia para elaborar una serie de trabajos documentales sobre la etnografía y fauna africana, sobre todo de la región del Kalahari, lugar sobre el publicarían un magnífico libro tiempo después. Sobre este trasfondo de vida personal y profesional nació  su hija Tippi, quien dará sus primeros pasos rodeada de animales salvajes y recibiendo las enseñanzas milenarias de tribus tan arcaicas y profundas como los bosquimanos y los himba, de quienes aprendió su idioma así como su  alimentación de supervivencia y a comprender y sentir el estrecho vínculo que une a estos pueblos con su entorno.

Foto www.familiasenruta.com
Los lugares elegidos por sus padres para vivir y poder criar con seguridad a su hija fueron enormes fincas particulares en las que sus propietarios conservacionistas, mantenían y cuidaban diferentes especies de animales que en su mayoría habían quedado huérfanas. Con muchos de estos individuos se crió Tippi, pasando de tomar ella su biberón a dárselo a una cría de leopardo al que llamaban J&B, capaz de aparentar ser un frágil gatito o mostrarse en cuestión de segundos como el más fiero de los felinos. Los genes de cada especie son los que son. Un día, según cuenta la protagonista de esta historia, J&B atacó inesperadamente al hijo de un cuidador del parque hiriéndolo de mala manera. Ella que estaba muy cerca, se acercó al animal y con un golpe seco en el hocico consiguió que el felino se marchara de inmediato, consiguiendo que el ataque no fuese letal.

Foto subida de la red
Éste era el día a día de Tippi. Éste su mundo, que podía pasar de llevarse un susto de muerte a estar recostada y retozando junto a Mufasa, un cachorro de león con el que gustaba jugar. Un caso similar fue el de su entrañable amigo Abu. Cuando la mayoría de niñas de su edad jugaban con muñecas o con otros niños, la pequeña Tippi se colgaba de la trompa de un enorme y magnífico ejemplar de elefante llamado Abu. Entre ambos existió una gran complicidad, un enorme cariño. Abu trabajó en el circo y fue una estrella de películas y anuncios publicitarios. Su perfecta estampa le sirvió para ganarse un merecido descanso en una de estas reservas africanas y consentía que la diminuta cría humana le rodeara con sus brazos y utilizara de balancín su enorme trompa.

Foto www.treedom.net
Tippi no tuvo lo que se dice una infancia al uso. Y según el cristal con el que queramos ver su historia, podemos opinar que fue una temeridad total por parte de sus padres dejar que se criase así, o por el contrario pensar que fue un gran regalo y una experiencia única e irrepetible, una infancia difícilmente superable. Fue herida en diversas ocasiones, recordando como la más dolorosa una vez que un grupo de suricatos casi le arrancan la nariz o aquella ocasión en la que un mono cabreado le agarró su melena rubia y se llevó un buen puñado de cabello brillante como recuerdo en medio de los gritos de dolor de la pequeña.

Foto www.caglobalind.com
Cuentan sus padres que en ningún momento la pequeña estuvo desprotegida. Siempre había un plan establecido para su seguridad. Pero si bien en un hogar convencional ocurren cosas, cómo era posible sustraer a una niña inquieta correteando por aquellos terruños a los pies de mandíbulas y garras sin que le afectara lo más mínimo. Casi parece un milagro que no sufriera un mayor daño. Para su madre aquella época fue magnífica, manifestando en repetidas ocasiones que “mi decisión de criarla  en el desierto africano fue una de las mejores decisiones que he tomado y no me arrepiento de ello”.


Foto www.vaiu.com
Durante aquella década atípica para Tippi sus padres firmaron varios acuerdos profesionales en los que su hija sería la principal protagonista de varios documentales titulados Tippi alrededor del mundo. En ellos aparecía rodeada diariamente de animales, en lugares y entornos idílicos y semisalvajes, y recorrió el África austral descubriendo la magia de cada rincón de un continente exuberante y único. Una vez que Tippi creció y fue consciente de muchas situaciones vividas, también reconocido que en ocasiones sus días se volvían tediosos al pasar demasiadas horas seguidas delante de las cámaras grabando una escena tras otra. Es posible que no todo fuese de color de rosa.

Foto www.rebloggy.com
Cuando Tippi cumplió diez años la familia se trasladó a Madagascar durante un tiempo para continuar grabando documentales y posteriormente se afincaron definitivamente en París. Fue el final de una época maravillosa. Nada más llegar a Francia sus padres se separaron tras 25 años de matrimonio. De repente, para la pequeña niña de cabellos rubios, su mundo se transformó por completo y su vida cambió en un instante. El colegio le parecía una estupidez y no conseguía relacionarse con otros niños. Prácticamente no consiguió superar cursos académicos y terminó por estudiar en casa. Supongo que cada día la imagen de Abu, J&B y un sinfín de recuerdos junto a sus amigos bosquimanos en el continente africano, sería como un aullido desesperado en su mente, cuando viéndose rodeada de calles estrechas y gente por todos lados, sintiese que le habían robado su verdadera libertad.

Foto decopeques.com
Tippi Degré consiguió terminar sus estudios en artes escénicas. Hoy día trata de ganarse la vida con lo que más le gusta, documentar la vida silvestre. Su sueño es, según cuenta, poder regresar una y otra vez a África y ser capaz de rodar el gran documental que sueña y tiene en mente sobre la naturaleza y la vida en el gran continente negro. Hasta entonces, mientras añora los atardeceres del Kalahari, en su mente tiene la fortuna de poder rasgar y hacer que imágenes y recuerdos de una infancia alucinante fluyan y salgan a la luz para decirle de viva voz lo inusualmente afortunada que fue por haber gozado en primera persona de una aventura tan mágica y alucinante.

Aportes y Datos:
Verne el País
Vaiu
Tippi org
Wikipedia org

ENTRADA RECIENTE

LAVA AZUL, TRABAJO INFERNAL

J.J.D.R. Una densa nube de color indescriptible cubre el inmenso cráter. Ardientes fumarolas de azufre y corrosivos ácidos desgarran con s...