17 agosto 2021

LA FLOR DEL BESO

J.J.D.R.

Lanza su beso al cielo. Besa la brisa. Besa los tallos verdes de los húmedos juncos ribereños, y el sol ofrece su mejilla para recibir su aliento florido. Con sus pétalos carmesí, ávidos de ofrecer sus besos, nace la flor en una templada madrugada para besar el mundo…, para ofrecer sus labios transparentes y sedosos a las melíferas alforjas que portan los sembradores de vida.


LA FLOR DEL BESO (Foto www.infojardin.com)

La “flor del beso de Mocóa” o “labios de novia” es una flor que pertenece a la especie Psychotria elata, género de planta con flores que pertenece al orden de las gentianales de la familia de las Rubiaceae.
Esta maravillosa flor crece al amparo y cobijo que alberga la sombra de los árboles de los bosques húmedos tropicales y en las proximidades de ríos, manantiales y arroyos. Esta bella y curiosa especie se extiende por las selvas de Colombia, Ecuador, Costa Rica y Panamá desde el nivel del mar hasta los dos mil metros de altitud. Bianualmente nacen estos arbustos o pequeñas herbáceas en estado salvaje mostrando una hoja ancha y alargada que pueden llegar a alcanzar hasta los ocho metros de altura. 

SEDUCTURA

La peculiaridad de esta especie se encuentra en las estructuras que conforman sus flores, concretamente las brácteas en desarrollo que después formarán una corona que protegerá las pequeñas florecillas de color blanco que, tras crecer cuidadosamente protegidas en su interior, serán después el alimento predilecto de múltiples mariposas y una legión de coloridos colibríes.




La belleza exquisita de esta flor se encuentra en serio peligro de extinción debido a la devastadora desforestación que sufren las selvas donde crecen silvestres.
Pareidolia natural o efímera y salvaje forma de seducir al cielo engalanado de guirnaldas en la noche prematura; la Psychotria elata existe para exhibirse, nace para ser observada, y crece para regalar el perfume delicioso de sus besos…, naturales besos desprendidos gota a gota desde el corazón de Gaia.

REPOSICIÓN ENTRADA ANTIGUA


Aportes y Datos:
Jardiland
http://www.jardiland.es/blog/
Flora bloginicio
http://flora.bloginicio.com/psychotria-elata-flor-del-beso-de-mocoa-o-labios-de-novia


06 agosto 2021

CUEVA DE LAS MANOS

J.J.D.R.

Manos desnudas. Huellas indelebles de humanos antiguos. Signos remotos que nos hablan de una herencia olvidada, oración de peripecias y designios vividos por nuestros ancestros que impregnaron sobre la oscura y agrietada piel rocosa de una caverna solitaria, la génesis de su identidad, la impronta de su individualidad, el sello grupal de su estirpe pintado con las palmas de las manos, cual leyenda escrita en la roca que dijera…


CUEVA DE LAS MANOS Foto patrimoniosdelahumanidad.com

“fuimos y somos aquellos hombres, mujeres y niños, que anduvimos tras la búsqueda de nuestro sitio en este planeta, y aquí, bajo la luz que desprende la diosa luna y que ilumina esta apartada cueva, quisimos dejar un mensaje de nuestro paso por éste efímero a la vez que maravilloso encuentro con la vida, para que sirva de conciliación con nuestras deidades, con nuestros miedos, con nuestras alegrías y preocupaciones. ¡He aquí nuestras manos! Seña de eternidad, grito de esperanza deseoso de ser oído por el tiempo, para que nuestras almas no caigan en las garras del olvido eterno”


Foto www.lugaresdeviajes.com

Nueve mil años después, las manos de aquellos antiguos humanos siguen siendo visibles en la pared de la cueva. Manos pequeñas y grandes, de hombres y mujeres, pintadas en rojo, en añil, en ocres y amarillos, que nos hablan de su existencia, de su paso por este planeta; pentagramas místicos sellados en la roca antigua, partitura y música que son plenamente una oda al comienzo humano, casi como el delirio y el reto artístico de unos hombres y mujeres que desearon señalar la primera identidad de su pueblo.
Las pinturas rupestres de la Cueva de las manos son las huellas más antiguas halladas hasta la fecha de pueblos sudamericanos.


RÍO PINTURAS Foto www.cuevadelasmanos.org

La cueva está situada en el área alta del río Pinturas, en el noroeste de la estepa Santacruceña. La región, anclada bajo el áspero clima patagónico, es una abrupta estepa que forma parte del Parque Nacional Perito Moreno, cuyas tierras son un hervidero de yacimientos arqueológicos y paleontológicos, desveladores de un tiempo en el que la zona era climatológicamente más condescendiente para con la vida de lo que lo es hoy.




La gruta en la que dejaron su impronta estos humanos ancestrales tiene una profundidad de veinticuatro metros, quince de ancho y diez de altura, y se encuentra a 88 metros sobre el nivel del río en una pared de unos 600 metros. Sus paredes están ilustradas no solo por manos, sino que hay pinturas que muestran figuras geométricas y abstractas, y numerosas siluetas de animales representativas de la caza en la zona, realizadas con gran talento, utilizando los relieves de la propia pared para hacer florecer el volumen de las imágenes. Se han hallado entre fogones intermitentes en el suelo de la cueva, numerosos huesos y pieles de animales. Se ha determinado que los grupos que vivieron en la cueva estaban compuestos por alrededor de 25 a 30 individuos que se alimentaban del huanaco, animal del cual aprovechaban todo, desde su piel para vestir, hasta los tendones para fabricar cordajes. Variaban su dieta con plantas comestibles y pescaban percas y cazaban chinchillones (Vizcacha), zorros, tuco-tucos, como también marisqueaban en busca de caracoles acuáticos y otros moluscos.


MANOS DE UNA ÉPOCA REMOTA

Estos cazadores recolectores de la Patagonia, vivieron en este lugar alrededor del 13.ooo y el 9.500 a. C. En la época en la que vivieron en esta región, hoy día paraje inhóspito y desapacible, fue una gran estepa transitada por numerosas especies animales que eran piezas imprescindibles de caza.


Foto www.worldraider.com

Las pinturas de las manos fueron realizadas utilizando tintes obtenidos de diferentes minerales, como la natrojarosita para el color ocre amarillo, terra verde para el color verde, hematita para el rojo, caliza para el blanco, y manganeso y carbón vegetal para el negro, que eran molidos con morteros de piedra hasta que se conseguía una pasta densa y uniforme. También utilizaban frutos, vegetales, y la sangre y la grasa de los animales para elaborar los tintes. Las pinturas rupestres de las manos se realizaron con una técnica que se denomina estarcido, consistente en usar la mano como plantilla y pulverizar sobre ella la pintura, agarrando con la boca un pequeño y delgado hueso de de animal a modo de aerógrafo.  Para las líneas más delicadas que se pueden apreciar en figuras ovoides y geométricas, usaron pelos de huanaco y fibras vegetales como pincel. En la cueva se han catalogado 829 pinturas de manos, algunas de ellas superpuestas entre sí. Hay manos de niños, de hombres y mujeres, y la teoría más aceptada sobre el significado que pudo tener para aquellos pueblos primitivos, tiene a la magia y la espiritualidad como telón de fondo.


ENTRADA A LA CUEVA

La cueva de las manos fue descubierta el 18 de abril de 1941 por el salesiano Alberto M. de Agostini, quien detalló las pinturas rupestres en su libro Los Andes (1950), tras hallarlas en una de sus expediciones por tierras de la Patagonia. Viajeros como el Inglés Murtess, primer blanco que recorrió el río pinturas en 1881, o el compañero de aventuras del afamado expedicionario Perito Francisco P. Moreno quién estuvo en la región por el año 1904, estuvieron cerca de la cueva aunque el honor de su descubrimiento obvió su paso por aquellas difíciles tierras.


Foto www.panoramio.com

Dese su descubrimiento, la cueva de las manos está en constante proceso de preservación y estudio científico, siendo constantes los aportes que arqueología y antropología han sumado ya a la importante base histórica que nos legaron los primitivos habitantes de esta región patagónica.


Foto www.mediodia.org

La cueva de las manos está dentro de los límites del Parque Nacional Perito Moreno, y desde el año 1999, pertenece a la exclusiva lista de lugares patrimonio de la Humanidad designados por la UNESCO.
La cueva de las manos atesora un legado que hemos de saber cuidar y preservar. Actos vandálicos, como pintadas en la cueva, y la afluencia excesiva de turistas, han puesto de manifiesto a las autoridades argentinas, la necesidad de tomar medidas que salvaguarden un lugar que es parte importante de la historia, no sólo de la región patagónica y por ende de Argentina, sino de la propia historia de nuestra especie humana.

REPOSICIÓN ENTRADA ANTIGUA

Aportes y Datos:
Patagonia.com.ar
http://www.patagonia.com.ar/circuitos/587_Cueva+de+las+Manos%3A+un+Patrimonio+Cultural+de+la+Humanidad.html
Cueva de las manos
http://cuevadelasmanos.org/
UNESCO
http://whc.unesco.org/es/list/936
Wikipedia
http://es.wikipedia.org/wiki/Cueva_de_las_Manos






ENTRADA RECIENTE

MANTIS ORQUÍDEA

  J.J.D.R. Alada dama de la húmeda selva. En sus patas terciopelo, rosados pétalos florecidos para el engaño. Sortilegio sutil el que pose...