28 junio 2020

LAS MOMIAS VIVIENTES DE YAMAGATA (SOKUSHINBUTSU)

J.J.D.R.


Sentado frente al mundo, encajonado y bajo tierra, su mente se detuvo justo en la frontera que divide la realidad consciente de la luz que ilumina el subconsciente más abstracto y desconocido. Frente a sí mismo, no sabemos si llegó a reconocerse, pues la luz del infinito percibía con claridad sus pensamientos, pero su cuerpo físico, ése cascaron debilitado y carcomido que tenia delante, ahora solo era una fina capa de piel arrugada y cosida a sus huesos que nada tenía que ver con un cuerpo humano. Se había hecho enterrar con una fina caña de bambú que sostenía en su boca y cuando la luz del universo se abrió ante él con la lucidez de un dios viviente, exhaló por última vez el poco aire que le quedaba en los pulmones y se dejó llevar por la primera brisa de la mañana. Su cuerpo quedó allí, en aquel cajón de madera en la misma posición del loto en la que llevaba años, tan seco y arrugado, que los huesos afloraban entre los pliegues de su manto ritual como exequias de su plegaria infinita.


Foto www.estalte.com
Foto www.slate.com

Sobre la prefectura de Yamagata se dice que es la gran desconocida de Japón, su región más misteriosa y oculta, una de las más hermosas, mítica y espiritual; ya que en su seno geográfico se hallan la cumbres de tres de sus montañas sagradas, Haguro, Sassan y Yudono, en Dewa Sanzan, ruta de santidad y peregrinación desde tiempos remotos donde arcaicos senderos se pierden entre la espesa bruma y el silencio. Sobre las cumbres y valles de esta región de enorme belleza prosperó alrededor del siglo XII un ritual tan extraño como macabro dentro de la escuela budista Shingom, procedimiento por el cual los pocos monjes que decidían voluntariamente alcanzar la divina luz espiritual, se sometían a un proceso de momificación en vida denominado Sokushinbutsu, cuya traducción explica de forma tácita cual era su objetivo final “alcanzar la Budeidad en vida” o lo que es lo mismo, convertirse en un “Buda viviente”.


Foto www.travel.gaijinpot.com

Para lograr su objetivo los monjes se preparaban durante un largo periodo de ayuno y abstinencia hasta alcanzar la delgada línea que separa la vida de la muerte. No se hacían notar. No hablaban sobre ello. Y solían elegir los más recónditos y aislados rincones de valles o colinas para plegarse ante la oración profunda y mimetizarse con la propia naturaleza que les rodeaba, dedicándose al ascetismo más absoluto y a trabajar para el bien de la comunidad como objetivo prioritario, aunque durante su camino de dolor y transición hasta alcanzar el Tushita “Tierra Pura”, el sufrimiento fuese como el aire que entra en los pulmones y se adhiere a cada poro de la fina piel de estos monjes en busca de la redención de la especie humana a cambio del sufrimiento propio más absoluto. Para lograr el culmen final, la luz divina o Nirvana, el cuerpo físico no podía desaparecer, por lo tanto debía transformarse, cambiar, pasar de fase a través de la fe absoluta en la transcendencia divina y el fluir de las almas hasta alcanzar la momificación del cuerpo.


Templo de Yamadera Foto www.tohokuandtokyo.org

Lograr tan enorme sacrificio no era objetivo fácil. Y no todos los que se obstinaron en alcanzar el Sokushinbutsu lo lograron. Los monjes comenzaban con una estricta dieta consistente en semillas y frutos secos, nada de cereales ni granos, que duraba justo mil días. A esta dieta se la conocía como “mokujikigyo” cuya traducción es algo así como la disciplina de comer árboles, ya que ingerían también cortezas de árboles y las espinas de algunos pinos silvestres. Durante este primer periodo multiplicaban sus tareas de ayuda y trabajo en las comunidades realizando como norma general los trabajos más duros, así como el cuidado de enfermos o ancianos. Una vez finalizado el primer periodo, comenzaba otra etapa más dura consistente en pasar otros mil días de ayuno tan solo alimentándose de semillas. El cuerpo comenzaba a desecarse poco a poco. La estricta dieta hacía que la piel se pegase al hueso y la grasa y el agua desapareciera del cuerpo, evitando con ello la reproducción de bacterias que a la postre pudieran causar la putrefacción del cuerpo y con ello poner fin a su objetivo de alcanzar la momificación. Aquellos hombres debían de sufrir toda clase de dolores y continuos espasmos. A su extrema dieta solo sumaban la ingesta de un brebaje preparado con la corteza de un árbol “Urushi” capacitado con toxicidades químicas que provocaban vómitos constantes y que les ayudaba a expulsar líquidos y fluidos del cuerpo favoreciendo la desecación del mismo, y agua salinizada procedente del manantial sagrado del monte Yudono, cuyos niveles de arsénico son casi mortales y que bebían durante cien días. El sufrimiento debía de ser continuo, el dolor insoportable.

Foto www.actualidad.ort.com


A tres metros bajo tierra habían colocado una cámara de piedra rodeada y rellena de carbón. En aquella cámara era introducida la caja de pino donde el monje vestido con sus mejores galas tradicionales y en la posición de loto se encaminaba a su destino tan sólo acompañado de una pequeña caña de bambú para seguir respirando dentro de la caja y una sencilla y pequeña campanilla.


Foto www.random-times.com

Desde ése momento cada día se le preguntaba al monje si seguía con vida. El sonido de la campanilla servía de contestación y así hasta que un día quién preguntaba no obtenía respuesta. En ese momento se abría la cámara y tras quitar al moje su caña de bambú se cerraba de nuevo durante otros mil días. Al concluir este periodo decisivo se abría el féretro para comprobar si el monje había conseguido alcanzar el Nirvana. Si no era así y el cuerpo aparecía en descomposición se sacaba el cuerpo y se volvía a enterrar con todos los honores. Para aquellos que habían logrado momificar su cuerpo en vida, se les  trataba desde entonces como Budas vivientes y eran llevados a un lugar honorífico del templo para poder ser venerados como auténticos dioses benefactores. En la prefectura de Yamagata el éxito de los rituales Sokushinbutsu fue muy elevado y por ello en sus maravillosos templos se pueden visitar y contemplar un buen número de estos monjes momificados.


Foto www.digitalmx.net

Una tradición muy antigua y reverenciada cuenta como el moje Kukai, erudito, poeta, estudioso artista japonés y fundador de la escuela budista Shingon, a pesar de que según las fuentes habría muerto en el año 835; según una biografía hallada en el s. XI no fue así, sino que entró en un estado completo de meditación al que se conoce como nyujo y del que saldrá pasado cinco mil millones de años para guiar a un grupo determinado de elegidos hasta alcanzar el Nirvana. Mientras llega tan preciso momento, mencionado en esta biografía, el cuerpo del afamado y venerado monje se encuentra en un mausoleo conocido como Kobo Daishi Gobyo en el cementerio de Okunoim, justo en la cima y en lo profundo del monte Koya Okoyasan.


Foto www.penn.museum

Esta antigua tradición fue descubierta para occidente por un grupo de investigadores en 1960. En el transcurso de un viaje por la región de Yamagata se pidieron los permisos necesarios para realizar algunos estudios sobre varias momias que llamaron la atención de los científicos. Los datos reportados por dichos estudios reflejaron la increíble conservación de los órganos internos de los cuerpos y cómo la momificación de los mismos había comenzado antes de la propia muerte. En 1996 un coleccionista privado adquirió una estatua de un buda sedente cuya antigüedad dataron en más de 1000 años.


Foto www.ihistoriaarte.com

En unos trabajos realizados de restauración se descubrió que en el interior de dicha estatua se hallaba el cuerpo de un monje en posición de loto. Dicha estatua, que hoy de encuentra en el Museo de Historia Natural de Budapest, fue estudiada a fondo por un equipo de radiólogos en 2013, realizándose sobre ella distintos análisis de tomografía computerizada que revelaron tanto la piel como los músculos del difunto estaban en perfecto estado de conservación, no así los órganos internos que habían sido extraídos y remplazados por papel. Se calcula que el fallecimiento ocurrió alrededor del año 1100 d.C y que la identidad del monje podría ser la del maestro budista Liuquan.


Foto www.recreoviral.com

Con la llegada en 1868 de la restauración del emperador Meiji se prohibió tajantemente estos rituales ordenando que se parasen incluso aquellos que ya estaban en proceso. Pero lejos de ser determinante, son varios los monjes que incluso décadas después de este decreto imperial, murieron momificados tal y como les indicaba su arraigada creencia y su poderosa fe.


Foto www.facebook.com

Es difícil hacerse una idea de hasta qué punto la fe puede ser combustible inagotable para el ser humano y necesario en ocasiones para llevar a cabo hazañas del orden de lo increíble e inalcanzable. El poder de la mente, la sugestión infinita, el adentrarse en ése universo abstracto y paralelo que no entendemos pero cuya existencia es tan palpable como visible a ojos de aquellos que logran traspasar el umbral de lo racional, es también reflejo de las poderosas facultades que tiene el ser humano para alcanzar determinados objetivos. En estas líneas y de manera resumida, vemos como esa fe exacerbada llevada al extremo más infinito de su condición, fue el combustible utilizado por un reducido número de monjes asiáticos en su particular búsqueda del Nirvana, aunque para llegar a alcanzarlo tuvieran que convertirse en auténticas momias… aún con el corazón palpitando por la vida.

Aportes y datos:

National Geographic (Artículo de Carme Mayans)

https://historia.nationalgeographic.com.es/a/monjes-que-se-automomificaron-vida_13641

Japón Secreto

https://japon-secreto.com/momias-de-japon-vivas-sokushinbutsu-monjes-budismo/

Wikipedia

https://es.wikipedia.org/wiki/Sokushinbutsu



 


 

 

 

 


19 junio 2020

EL PÁRAMO DE LAS TINAJAS


J.J.D.R.

Grises y enormes tinajas de piedra salpican el páramo de Xieng Kovang y surgen del terreno como sembradas por gigantes en una época ya perdida en el recuerdo infinito del tiempo. El silencio evoca ecos de misterio en la cordillera Annamita, principal cadena montañosa de Indochina y allí, en sus páramos del norte, la ciencia y los investigadores se toparon con un misterio de entre 1500 y 2000 años de antigüedad, justo el tiempo que se ha calculado tienen estos misteriosos recipientes.

Foto www.muyhistoria.es

Hasta la fecha han sido descubiertas miles de estas extrañas vasijas repartidas por distintos lugares de Laos. Se han contabilizado más de 400 localizaciones distintas que se extienden por todo el país siendo el conocido como Páramo de las Tinajas el más popular de todos ellos por el gran número de vasijas halladas en esta ubicación concreta. En fechas recientes, concretamente en mayo del año 2019, cazadores que supuestamente rastreaban la pista de unos tigres, informaron de hasta 15 nuevos asentamientos arqueológicos y la presencia de numerosas vasijas, que por lo general parecen seguir un patrón previamente establecido por sus creadores.

es.wikipedia.org

Se han realizado numerosos estudios arqueológicos desde que la arqueóloga francesa Madeleine Colani las redescubriese para la gran mayoría del mundo en 1930. Desde aquella fecha los expertos están aún lejos de poder dilucidar el significado de estos extraños recipientes y sobre todo quienes los hicieron y con qué propósito.

www.reydekish.com

La mayoría de estas vasijas miden entre uno y tres metros de altura y pesan de una a seis toneladas. Un gran número de ellas están hechas de granito pero también las hay realizadas en arenisca y roca sedimentaria o un conglomerado de coral calcificado. Es curioso que una buena parte de estas vasijas aún conserve su tapa y, aquellas en las que no aparecen, el surco o marca de haberla tenido quedaron impresos, así como grabados cuyo significado se desconoce.

www.muyhistoria.es

Todo apunta a que la gran mayoría de las vasijas, sobre todo las más grandes y pesadas, fueron talladas en cantera y luego trasladadas hasta cada asentamiento, aunque se desconoce cómo lograron desplazarlas y qué pretendían con ello.
Variadas son las hipótesis planteadas. Quizás la que más se puede ajustar a una posible realidad histórica es la que indica que pudiera tratarse de elementos con algún significado ritual funerario, habiéndose hallado en algunas ubicaciones cercanas a estas vasijas o jarras restos humanos, algunos de los cuales aparecen calcinados.

www.travelingeast.com

También se halló una construcción que parece ser una especie de horno rudimentario de piedra en una localización cercana a uno de estos grupos de vasijas lo que podría sugerir como apunta la arqueóloga francesa Colani, que fueran urnas en las que depositarían los restos humanos tras realizar la cremación.
 De igual manera, otra hipótesis basada en su característico alineamiento y extensión por todo el país, sugiere la posibilidad de que estas vasijas fueran utilizadas como reservas de agua para los viajeros que fuera de época de monzones se hallaran en ruta hacia el norte del país, concretamente hacia la India y se sirvieran de ellas para paliar le escasez del elemento esencial en época de sequía.

spanish.china.org.cn

Conflictos armados en el siglo XX como la guerra de Vietnam dejaron su inefable huella en todo Laos y en sus fronteras adyacentes. Como muestra de la miseria humana, aún son muchos los enclaves arqueológicos que conviven con el oxidado metal y la basura militar, y cientos de hoyos que dejaron las explosiones de bombas de racimo lanzadas por el ejército estadounidense aún son visibles, siendo recomendable no adentrarse fuera de los caminos delimitados para evitar tropezar con algún artefacto sin estallar. Este hecho es una de las razones por las que la UNESCO mantiene sus dudas respecto de añadir estos parajes en su lista de Lugares Patrimonio de la Humanidad, hasta que cualquier resto de tan mísera época desaparezca por completo. Actualmente no todos los enclaves arqueológicos están abiertos al público.

www.acgdrone.com

Un manto de verde musgo y hojarasca recae sobre la base de las enormes vasijas. Como un enorme almacén de cerámica al aire libre, el páramo y la llanura laosiana esconde el significado ocultó entre sus ovoides paredes de piedra y bajo la bruma del tiempo, y a pesar de muchos intentos, la respuesta a innumerables incógnitas aún hoy día languidece en brazos del misterio.

Aportes y Datos:
Muy Historia
Europa Press
Wikipedia






14 junio 2020

SANTUARIO DE LUCIÉRNAGAS DE NANACAMILPA


J.J.D.R.

Estremece la oscuridad y el silencio del húmedo bosque. Apenas la luz de la luna aclara pequeños rincones de la espesura dejando que sean visibles detalles de hojas y ramas que ávidas de sed beben el agua acumulada por la persistente llovizna. En un instante, en tan solo un momento y como marcado por un calendario natural y misterioso oculto por Gaia, el bosque comienza a iluminarse con centelleantes burbujas de luz que parpadean y se hacen enseguida con el gobierno de las tinieblas iluminando la noche con un fulgor hipnótico. Cientos de vejigas de luz brillante revolotean sincronizando la luz que desprenden sus abdómenes tratando de impresionar a las hembras de su especie que esperando en el suelo, observan el maravilloso espectáculo con la calma tensa de quien ha de elegir pareja entre miles de individuos que luchan por sembrar con su luz futuras generaciones de nuevas luciérnagas.

Foto www.viajebonitomx.com

Estamos en el Santuario de las luciérnagas de Nanacamilpa, lugar en el cual se da cita uno de los espectáculos más bellos que nos puede mostrar Gaia y que comienza cuando el sol se pone y la oscuridad se adueña de cada centímetro del bosque. Ubicado en el municipio de Nanacamilpa en el Estado de Tlaxcala, México; éste hermoso espacio natural conformado por más de 200 hectáreas de terreno es el lugar elegido por millones de luciérnagas para reproducirse después de exhibir sus atributos lumínicos en una frenética lucha por buscar pareja. Esto ocurre cada año en época de lluvia, desde junio hasta aproximadamente la primera semana de agosto, y dado que las luciérnagas adoran los climas húmedos, encontraron en esta Reserva Natural un espacio protegido de gran valor para su especie.

Foto www.losmundosdemexico.com

El Santuario de las luciérnagas está abierto al público de forma oficiosa desde 2011, pero numerosas familias llevaban mucho tiempo reclamando a las autoridades que otorgasen al santuario la categoría de espacio protegido consciente de la importancia ecológica del lugar. De conseguirlo se encargaron los impulsores de Piedra Canteada, primer centro turístico ecológico y sostenible de la zona, que con su esfuerzo y visión de futuro lograron poner en el mapa éste reducto de exótica naturaleza. Hoy en día dan trabajo permanente a más de 40 personas y más de un centenar en época de reproducción de las luciérnagas. Alrededor del Santuario se han demarcado un total de 26 centros de avistamiento a los cuales se accede acompañado de un guía especializado. Los avistamientos de luciérnagas suelen durar de una a dos horas y es esencial mantenerse en silencio en todo momento para no perturbar la sincronización luminiscente de estos singulares insectos.

Foto www.instazu.com

Hay cerca de dos mil especies de luciérnagas conocidas. La ciencia es conocedora de cómo estos coleópteros de la familia de los lampíridos son capaces de generar luz con los órganos lumínicos que tienen bajo el abdomen. Se sabe que al absorber el oxígeno éste se mezcla dentro las células específicas con una sustancia denominada luciferina con la cual reacciona produciendo luz sin generación de calor. Pero a su vez, la ciencia aún desconoce cuáles son los mecanismos que ésta especie ha desarrollado para poder controlar a su antojo éste proceso y ser capaz de encender y apagar la luz a su antojo. Como apunte curioso, son los machos quienes revolotean con sus luces intermitentes y de un brillo específico en cada especie llamando la atención con sus señales ópticas, mientras las hembras observan el espectáculo desde el suelo, lugar en el que pondrán sus huevos y de los que saldrán a la postre sus larvas o gusanos de luz.

Foto www.lagaceta.com.ar 

Es importante conocer estos detalles para entender la importancia de no salirse de los senderos marcados en el Santuario. El suelo que se pisa puede estar sembrado de huevos o larvas, y por ello es esencial seguir las pautas de los guías que conocen a la perfección el terreno. No se permite el uso de móviles y la toma de fotografías sólo está permitida para aquellos que dispongan de equipos profesionales debido a las condiciones especiales de baja luminosidad que se da en los avistamientos.

Foto www.deviajeenviaje.com

Todo es silencio…, y como en un sueño parapetado por un cielo de brillantes estrellas, un hipnótico zumbido de luz parpadeante rasgó el verde manto del bosque e iluminó el escenario nocturno. Acto seguido…Gaia comenzó a interpretar una de sus escenografías naturales más bellas.

Aportes y Datos:
Verne. El País
Turismo Tlaxcala
Wikipedia
Piedra Canteada
National Geographic











07 junio 2020

CHARLES C. EBBETS (UN FOTÓGRAFO DE ALTURA)

J.J.D.R.


Hay escenas que tenemos grabadas en la memoria y por ello son consideradas icono de nuestra historia y memoria colectiva. En el caso de este humilde aporte histórico, me centraré en una fotografía que por su difusión y lo representativo de la escena que captó, se convirtió tiempo después en un emblema de la construcción de los grandes rascacielos que ocuparían el horizonte futuro de las enormes urbes mundiales. Y es que, seguramente, en cuanto alguien piense en los obreros que construyeron esas moles de hierro que hoy no dejan apenas ver el sol en lugares como Manhattan, les vendrá a la memoria un buen número de hombres comiendo tranquilamente sobre una estrecha viga de acero a cientos de metros de altura.  


Almuerzo en lo alto de un rascacielos Foto www.cadadiaunfotografo.com

Aquella mítica instantánea fue tomada por el fotógrafo Charle C. Ebbets desde la planta 69 del edificio GE de Rockefeller Center en construcción en aquel momento. La fotografía inmortalizó la tensa tranquilidad de los obreros que en su ardua labor diaria se enfrentaban a un trabajo que no les ofrecía ninguna seguridad, pero al que se aferraban como único sustento como sus muslos apretaban aquella maciza viga de acero, sin tambalearse lo más mínimo para evitar terminar como un tatuaje sobre el asfalto neoyorquino.


Descansando en las alturas

Charles Clyde Ebbets nació en Gadsden Alabama en 1905. Hijo de Samuel y Minnie Ebbet, con tan solo ocho años, se las arregló para cargar en la cuenta de sus padres el coste de una cámara de fotos de la que se había encaprichado. Capricho infantil o revelación de su afán por la fotografía, lo cierto es que su carrera como fotógrafo comenzó en los años veinte del pasado siglo y le condujo a obtener relevancia en los círculos periodísticos de la época. Comenzó trabajando en San Petersburgo, Florida, realizando trabajos esporádicos.


Foto www.redesdeseguridad.com

Pasado un lustro, trató de encaminar su vida profesional hacia otros ámbitos y logró hacer sus pinitos como actor, trabajó también como piloto, fue luchador y hasta cazador. Después fue el fotógrafo oficial del famoso boxeador Jack Dempsey. Trabajó también de manera independiente y como corresponsal en el Miami Daily News. En 1927 le ofrecieron realizar un documental sobre el trayecto Miami-Tampa patrocinado por la Essex Motor Company. Aquel trabajo le reportó grandes elogios y sus fotografías ocuparon portadas y espacios importantes de periódicos y revistas referentes como The New York Times, Popular Boating, Outdoor Life, Look Magazine, Miami Daily News o National Geographic entre otros.


Charles C. Ebbets Foto www.rubenbaron.es

Sin duda alguna el trabajo que más éxito reportó a Charles C. Ebbets fue el realizado en Manhattan sobre la construcción del conjunto de rascacielos Rockefeller Center. Fue asignado en 1932 como Director fotógrafo para desarrollo del Centro Rockefeller Center. La famosa instantánea fue tomada el día 20 de septiembre de 1932 desde la planta 69 de las 70 que tienen el edificio, pocos meses antes de su finalización. En la escena los protagonistas, como ya hemos contado, son once obreros que almuerzan sentados en una viga en las alturas. La fotografía es mundialmente conocida con el nombre “Lunchtime atop Skycraper”, cuya traducción es “Almuerzo en lo alto de un rascacielos”, y se publicó en el suplemento dominical The New York Herald Tribune el dos de octubre de 1932. Como curiosidad comentar que hasta el año 2003 la autoría de la fotografía no pudo ser confirmada. Durante muchos años se atribuyó a otros fotógrafos e incluso se citaba bajo autor anónimo. Pero después de muchos litigios y una ardua aventura de recopilación e investigación por parte de la hija de Charles y tras la compra por parte de Corbis del archivo documental que pertenecía a Bettman, se logró demostrar la autoría de la instantánea por parte de Charles C. Ebbets. Justo es que el mérito recaiga en aquel que lo merece.


Foto www.fiaf.net

Charles C. Ebbets falleció de cáncer el 14 de julio de 1978. A título póstumo recibió un honorífico homenaje en la Photo East Expo celebrada en 2003 en el Javits Center de New York.


Charles C. Ebbets en los Everglades

Es muy destacable el trabajo fotográfico que realizó sobre los indios Seminola de las regiones vírgenes de los Everglades. Fue considerado, después de muchos años conviviendo directamente con los nativos Seminolas miembro de la tribu, hasta el punto de ser merecedor de grabar en un documental el sagrado rito de la “danza del maíz verde”, siendo el primer blanco en estar presente. Esto ocurrió e 1938 y su trabajo obtuvo una gran repercusión y difusión nacional e internacional.


Mujeres Seminolas

Desde las alturas el sueño americano se diluye en la lejanía en una sombra oscura bajo las botas de los obreros.  A cierta altura, y cuando nada retiene de caer al vacío, más allá de la elástica condición física y una mente privilegiada o totalmente abstraída de emociones, los sueños se atan en corto y se dejan para el almuerzo, que es cuando realmente uno siente que está viviendo en las nubes.


Aportes y Datos:

Cada día un fotógrafo

http://www.cadadiaunfotografo.com/2010/04/charles-c-ebbets.html

Redes de Seguridad

https://www.redesdeseguridad.com/charles-c-ebbets-el-fotografo-de-los-rascacielos/

Wikipedia

https://en.wikipedia.org/wiki/Charles_Clyde_Ebbets

Wikipedia

https://es.wikipedia.org/wiki/Lunch_atop_a_Skyscraper

 

 


ENTRADA RECIENTE

LAVA AZUL, TRABAJO INFERNAL

J.J.D.R. Una densa nube de color indescriptible cubre el inmenso cráter. Ardientes fumarolas de azufre y corrosivos ácidos desgarran con s...