31 marzo 2014

RON MILLER (ILUSTRANDO EL UNIVERSO)

J.J.D.R.
Dibujar el universo tratando de sentir las lejanas nebulosas, el misterioso e ignoto agujero negro, las moribundas estrellas solitarias, las cercanas galaxias, los planetas gaseosos o las bellas lunas del sistema solar. Ver, sin abrir los ojos, el contorno de Júpiter y los anillos de Saturno y acabar delineando con firme pulso la magia que representa la Nube de Oort, allá, en la última frontera de nuestro universo más inmediato.
Dibujar e ilustrar lo que no se puede ver a simple vista, todo lo que la ciencia muestra cada día con gran resolución es la pasión y la vida de un gran artista, un hombre que abrió el camino que nos lleva de su mano y sus dibujos hasta los confines más lejanos de nuestro cosmos.



Ron Miller nació el 8 de mayo de 1947 en Minneapolis (EE.UU.). Toda su vida está íntimamente ligada a la ilustración científica, de cuya profesionalidad y talento nos hemos beneficiado todos aquellos que disfrutamos imaginando cómo serán los rincones y senderos que hay fuera de nuestro planeta azul.


Durante seis años trabajó como diseñador comercial. Ocupa el puesto de director de arte del Museo Nacional del Aire y el Espacio en el Planetarium Albert Einstein en Washington D.C., donde decidirá emplearse por libre y trabajar a tiempo completo ilustrando, documentando y escribiendo sobre el espacio exterior.
En poco tiempo revistas científicas como Smithsonian, Analógica, Bitácora, Reader Digest, Historia Natural o National Geographic ilustran sus páginas con los trabajos de Miller.


A parte de escritor -más de cuarenta libros a sus espaldas-  Ron Miller es un experto en la obra de Julio Verne habiendo traducido sus más importantes obras. Por ello Walt Disney Imagineering en su plataforma comercial de Disneyland Paris lo contrató como colaborador por sus conocimientos sobre el autor francés.
Su trabajo como dibujante de la famosa película Dune le granjeó grandes elogios. Otros éxitos taquilleros como Total Recall pusieron en solfa su gran habilidad para plasmar paisajes de ficción.

RON MILLER
Muchas de sus obras se encuentran en colecciones privadas y algunas ilustraciones están expuestas en el museo Smitsonian o el museo Pushkin. Ha sido galardonado con premios de prestigio y nominado para el premio de la Federación Astronáutica Internacional.
Ron Miller es considerado un experto en materia astronáutica y sus ilustraciones son manejadas por los grandes expertos en la materia como elemento indispensable en documentación científica.

Foto www. gran-angular.net
La Unión Soviética le invitó a los actos de homenaje de los treinta años del lanzamiento del Sputnik. Y es que Miller, no sólo ha sabido captar y delinear los contornos de mil mundos lejanos, sino que la carrera espacial y sus momentos álgidos e históricos, también compones una buena parte de su prolífera obra.
Más de setenta y cinco obras y ciento cuarenta y dos publicaciones en seis idiomas, se encuentran repartidas en cerca de 16.977 bibliotecas del mundo. Entre sus obras escritas destacan títulos como Estrellas y Planetas (1987), Viajes extraordinarios (1994), Arte digital (2007) o una de sus últimas publicaciones Exploración a Marte (2013).



Actualmente es miembro de la Academia Internacional de Astronomía y da conferencias sobre la materia por todo el mundo.
La obra de Ron Miller es extensa y repleta de diversos campos científicos diferentes, haciéndose complicado resumir su talento y sus dotes como ilustrador en tan pocos renglones. Su pasión sigue latente hoy día y su imaginario y su experiencia científica aún ha de regalarnos la onírica imagen de un millón de distantes mundos más allá de nuestras fronteras estelares.

Aportes y Datos:
Página oficial Ron Miller
http://www.black-cat-studios.com/
Wikipedia
http://en.wikipedia.org/wiki/Ron_Miller_(artist_and_author)





27 marzo 2014

LA MARIPOSA ATLAS

J.J.D.R.
Planea a baja altura mostrando con sutil elegancia un paraíso de colores en sus esbeltas alas. Es enorme, la más grande y voluminosa dentro del reino de las mariposas, alado gigante que cuando surca el cielo, más parece pájaro que mariposa.

MARIPOSA ATLAS ( Foto www.lepidoptera.pro)
Su nombre científico es Attacus Atlas y pertenece al orden de los lepidópteros ditrisio de la familia de las Saturniidae. Para poder disfrutar con la observación de tan magnífica mariposa es necesario hallarse en los bosques tropicales del sur de China, en territorios del archipiélago malayo, o en la sorprendente Indonesia.
La mariposa Attacus Atlas es la más grande del mundo, aunque en realidad no es una mariposa sino un satúrnido (Polilla), en la que el área total de sus alas es de 400 centímetros cúbicos y una envergadura de 25 a 30 centímetros, siendo las hembras de mayor tamaño.

Foto www.telegraph.co.uk
Entre la especie de los Lepidópteros la más grande de todas es conocida como diablo blanco (Thysania agrippina). En sus enormes alas delanteras y traseras de color marrón, negro, matices rojizos y adornados con líneas púrpuras, blancas y rosas, destacan los dibujos que parecen representar en sus extremos la cabeza de una serpiente como aviso disuasorio ante posibles depredadores. Por ello, esta hermosa mariposa también es conocida en ciertos lugares como (cabeza de serpiente).
La mariposa hembra segrega unas feromonas que atraen a los machos hasta en un radio de un kilómetro de distancia. Una vez ha sido fecundada, deposita sus huevos en el envés de las hojas donde tardarán 14 días en eclosionar.

DETALLE DEL ALA SIMULANDO LA CABEZA DE UN OFIDIO

Cuando está en su fase larval ingiere gran cantidad de plantas del tipo Calabura muntingia, o la Annona murricata, fabricándose una crisálida de hojas secas de un tamaño de hasta doce centímetros, de la que tras la metamorfosis eclosionará un mes más tarde como mariposa.

Foto www.lapatilla.com
Su ciclo de vida es a penas de cuatro a cinco días que invierte exclusivamente en reproducirse. Todo el alimento que necesita ha sido ingerido en su fase como larva y cuando eclosiona su boca está sellada y no puede comer nada.
La seda que produce es un hilo discontinuo de gran durabilidad, por lo que en lugares como India, donde se le llama fagara, es cultivada para producir un tejido parecido a la lana de color tostado. En Taiwán, por otra parte, utilizan sus crisálidas para la elaboración de carteras y otros objetos.

Foto www.bubuleps.com
Su gigantismo es absoluto. Su belleza descomunal. Y en el reino de las mariposas, la Attacus Atlas es la reina de los insectos, planeando majestuosa entre los bajos montes y los juncales ribereños del sudeste asiático.

Aporte y Datos:
Wikipedia
http://es.wikipedia.org/wiki/Attacus_atlas
Enimal
http://www.enimal.org/la-mariposa-atlas-la-mas-grande-del-mundo-2/
Enciclopedia animales virtual
http://enciclopediadeanimalesvirtual.blogspot.com.es/2010/08/mariposa-atlas_23.html

22 marzo 2014

LOS TANA TORAJA (A CUESTAS CON LA MUERTE)

J.J.D.R.
A cuestas con la muerte toda una vida, cargando con el peso entregado por la parca, transformado en polvo y huesos, recuerdos arrinconados en el fondo de un armario con ruedas. Obvio es que todos llevamos la carga de nuestra propia muerte desde el día que nacemos, pero en un rincón de nuestro planeta, en procesión y posesión del ritual mortuorio que rige su cultura, los Tana Toraja cargan con sus muertos a cuestas hasta que logran rendirle el tributo necesario que conforme el cobijo eterno del difunto en el más allá como dictan las normas estrictas impuestas por sus ancestros.

POBLADO TORAJA
Imbuidos por una telaraña espesa de bosques infranqueables y quebradas rocosas que guardan el aliento del bambú cuando roza el viento entre los barrancos y valles, las montañas de Sulawesi ocultan el secreto de la jungla milenaria, de la misma manera que el viejo chamán anhela esconder cierto brebaje oportuno que sabe revitaliza y da la vida.

CEMENTERIO TORAJA
La espesa selva que rodea las montañas de la que fue conocida como isla Célebes-,hoy día Sulawesi y una de las cinco islas más grandes de Indonesia-, es el hogar de los Tana Toraja. Un poblado Toraja es reconocible fácilmente por sus viviendas llamadas Tongkonan, estructuras que se elevan sobre grandes pilares de madera bellamente talladas y de vivos colores que culmina en una techumbre que a simple vista parece emular la cuerna de un búfalo (animal sagrado para esta etnia Indonesia). Por lo tanto, desde una leve altura, es posible distinguir en la lejanía un poblado Toraja gracias a las puntiagudas bigas curvadas de sus techos de madera, inalterables entre la maleza que gobierna los húmedos valles de Sulawesi. 


Arquitectura tan particular, obedece al hecho de evitar en lo posible las grandes precipitaciones de la región, además de servirse de sus cuatro enormes pilares para eludir la incómoda visita de animales inesperados como las enormes ratas que pululan por la zona. También se dice que la tradición de construir los Tongkonan, viene legado por la impresión que causó en el pueblo Toraja contemplar la llegada de los primeros barcos a sus costas procedentes de ultramar, queriendo con ello emulara la geometría de los cascos de los navíos en los tejados de sus casas. También se dice que se debe a la intención de revestir sus hogares con la forma que posee- como ya comenté anteriormente- la prominente cuerna del búfalo, su Tótem sagrado. Sea como fuere, dado de que hablamos de un pueblo cuya tradición oral se pierde en los albores del tiempo, lo esencial es contemplar la belleza arquitectónica de sus poblados.


La Tierra de los reyes celestiales, así llaman a Sulawesi, es un enorme paraíso de grandes contrastes. Los pequeños poblados Toraja se diseminan entre espectaculares terrazas de arroz incrustadas en verdes valles protegidos por farallones vertiginosos que gobiernan el cercano cielo. Al entrar en un poblado Toraja se puede distinguir a la clase alta de la tribu por los peldaños que hay en sus viviendas así como por el número de cuernos de búfalo que decoren sus fachadas. A más escaleras, mayor poder económico de la familia. A mayor número de cuernos de búfalo, mayor será la posibilidad de dar un buen entierro digno a sus fallecidos. Y es que, de los Tana Toraja, si hay algo más allá del estilismo de sus viviendas que les diferencia del resto, es el estrecho vínculo que les une con la muerte durante toda su vida. 

ENTERRAMIENTO TÍPICO TORAJA (Foto es.fotopedia.com)
El mayor reto de un Toraja, y por ende en ocasiones su peor pesadilla, es rendir tributo a sus difuntos como marcan las normas de sus antiguos rituales. Atados a lo que a nuestros ojos puede parecer un contrato ineludible con la parca, han de ofrecer a sus congéneres fallecidos el mejor y más auténtico viaje hacia el más allá, en el cual no pueden faltar grandes y opulentos banquetes ofrecidos a los familiares que han de incluir la matanza de un buen número de cabezas de búfalos y otros animales. Fácil es entender que para aquellas familias poderosas económicamente este asunto no ofrezca mayor problema, pero para la gran mayoría de los Toraja significa ahorrar durante toda la vida para tal menester o bien endeudarse llegado el momento aún en detrimento de su bienestar social.

CEREMONIA RITUAL (Foto www.orientecelebes.com)
Acaecido el hecho luctuoso en el seno de una familia, si el dinero no les llega para sufragar los gastos de la ceremonia, venden posesiones como tierras o ganado, y se endeudan durante años, incluso durante varias décadas, por lo que el gobierno Indonesio viendo como muchas familias terminaban arruinadas, convenció a los Toraja de la necesidad de variar la cifra mínima de cabezas de ganado estipuladas para el sacrificio, ya  que un búfalo cuesta alrededor de 2500 euros, y 25.000 si el ejemplar es albino.

CUERNOS DE BÚFALO DECORANDO LA FACHADA DE UNA CASA
La ceremonia comienza tiempo después del fallecimiento. El cuerpo permanece en la vivienda de la familia donde ha sido conservado con flores y hierbas especiales que han sido inyectadas en el cadáver. Pero si la familia no dispone de dinero, el cuerpo puede pasar años e incluso décadas junto a la familia como si nunca hubiera muerto, cuidando con esmero de mantenerlo conservado en perfecto estado. Los niños que fallecen antes de que les hayan salido los dientes, son enterrados dentro del tronco de un árbol, porque entienden que aún pertenecen a la naturaleza y el alma del pequeño utilizará el tronco como cápsula que le llevará hasta el firmamento.

TAU TAU
Los tau tau son figuras de madera que suelen vestir ropas del difunto, también joyas e incluso el propio pelo del cadáver, y son regalo frecuente entre los miembros de la comunidad. Es muy curioso observar cómo encima de los sepulcros aparecen estas tallas de madera en balconadas de madera como si fuesen los difuntos observando pasar la vida.

Foto www.common.wikipedia.org
Una vez comienza la ceremonia ritual, que suele durar varios días, no se parará de sacrificar búfalos y cerdos, siendo la comida y la bebida dispensada en grandes cantidades y los hombres danzarán en su ritual llamado Mabadong, para que el muerto se sienta agradecido y pueda conseguir unirse a sus antepasados para desde allí cuidar de los suyos. Los familiares llegan desde innumerables aldeas perdidas en la selva. Cuando ocurre un fallecimiento en épocas de lluvias, debido al aislamiento que sufren muchas aldeas, la ceremonia se retrasará mucho más tiempo a la esperar que llegue el mayor número de familiares. Entre danzas y entrega de presentes-por norma general tabaco y licores, el centro del poblado se convierte en un auténtico festival de sangre, una orgía contundente de hematíes y vísceras, espectáculo macabro y desagradable donde los cuerpos de los enormes búfalos son despellejados y cocinados a la vista de todo el mundo.

ENTERRAMIENTO EN EL TRONCO DE UN ÁRBOL
Entre el clamor de las plañideras la comitiva termina por fin dando sepultura al cuerpo. Los difuntos son enterrados en nichos horadados en la pared de acantilados, como el que se encuentra en la localidad de Rantepao, o en pequeñas cavernas resguardadas entre una alfombra de huesos, tallas de madera (tau tau), y todo tipo de enseres que pertenecieron al fallecido. Finalmente los Toraja encuentran el sendero que los llevará hasta “puya” su cielo y lugar de descanso eterno.


Aún mucho más dramático y macabro resulta la tradición que lleva a cavo una rama de la etnia Toraja que vive en el área de Mamasa, los Toraja Mamasa. En un ritual conocido como Manene, cada tres años y en pleno agosto, los cadáveres son sacados de sus tumbas, son lavados, peinados, vestidos con ropas nuevas y después de supuestamente haber sido resucitados, regresan con ellos acompañados por todos sus descendientes y familiares hasta su aldea de nacimiento.

DE PASEO CON LOS FAMILIARES FALLECIDOS (Foto www.elnuevodia.com)

ACICALANDO A SUS DIFUNTOS


Aplacado por un océano vegetal, entre onduladas y simétricas terrazas de arroz y bajo un cielo que cambia de aspecto permanentemente, el pueblo Toraja rinde homenaje constante a la muerte, adornando hasta el infinito sus plegarias dirigidas a su panteón celestial, para que el sendero hasta el ocaso sea lo más plácido posible y los difuntos recién llegados se acuerden de ellos y velen por sus terrenales vidas.

Aportes y Datos:
Ocholeguas
http://www.ocholeguas.com/2009/07/16/asia/1247737311.html
Viajar por libre
http://www.viajaporlibre.com/blog/viajes-indonesia-sulawesi-tana-toraja/
Wikipedia
http://en.wikipedia.org/wiki/Toraja










18 marzo 2014

EDWARD MORDRAKE

J.J.D.R.
Muero por ver tu rostro. Anhelo mirarte a los ojos y a través de ellos descubrir la verdad que encierran tus lamentos. Quisiera ahogar tus risas, acallar tus susurros, amordazar tu siniestro aliento sobre mi desnudo cuello.
Más no puedo. Y mi vida, contigo a cuestas, es un auténtico infierno.
Deseo que tras mi muerte, arrancada seas de mí ser para que ardas en lo más profundo del infierno.
Cuando conocí la historia de Edward Mordrake me quedé perplejo. Tras leer numerosos artículos y buscar información sobre su trágica experiencia de vida, me percaté del hecho de que leyenda y realidad podían ir perfectamente de la mano en muchos aspectos de su incierta biografía. No obstante, tal circunstancia no consiguió aplacar mi asombro y curiosidad inicial y terminé descubriendo una historia llena de tintes trágicos y oscuros, repleta de desesperación, con grandes dosis de dramatismo y melancolía, que bien podría haber servido de argumento para un relato del fantástico e inigualable Edgar Alan Poe.


Todo lo que a continuación narraré está basado en supuestos, pues no existe hasta la fecha ningún documento, acta de nacimiento o defunción, que certifique la realidad absoluta de Edward Mordrake. Por tanto, existe la posibilidad de que muchos hechos relatados hayan sido adornados con el paso del tiempo pero, como en toda leyenda, cabe la posibilidad de que esta curiosa historia existan posos de auténtica realidad.
Para situar en el tiempo al personaje y su entorno, digamos que Edward Mordrake nació alrededor de 1887 en el seno de una familia de la alta nobleza. De su madre se dice que fue la condesa de Darlington y su padre fue Sir William Pitt Mordrake, dueños de grandes y productivas fincas de cereales y ganado, y propietarios de un fabuloso castillo al sur de Portsmouth en el condado de Hampshire (Ingalterra). Allí la condesa pario un varón, el cual vino al mundo con una extraña deformidad en la parte trasera de su cráneo. Se cuenta que Sir William Pitt, tras ver cómo de la cabeza de su pequeño hijo asomaba una abominable cara, estalló en cólera y renegó del pequeño dispuesto a no permitir que su apellido se viese manchado por tan siniestra circunstancia.


Pese a los pensamientos y actitud de su padre el joven Edward fue creciendo a la vez que se percataba de que era un muchacho diferente al resto. La extraña cara parapetada en su nuca crecía con él y se dibujaba como un rostro ya perfectamente formado que comenzó a susurrarle por las noches no dejándole dormir.
Pasaron los años y Edward terminó hundiéndose en una profunda depresión. Había tenido el tiempo suficiente para asimilar que su vida nunca sería normal. Y aborreciendo su propio aspecto y asumiendo la imposibilidad de disfrutar de compañía alguna, se aisló del mundo en su castillo no dejando que nadie le viera, ni siquiera su propia familia. De él cuentan que poseía brillantes actitudes para con las letras y que pasaba las horas acariciando notas en su violín, aprovechando las horas en las que sentía que su rostro gemelo no le atormentaba.

EDWARD MORDRAKE
Su extraña deformación terminó convirtiéndose en un auténtico rostro que medía cada uno de sus movimientos y, que por momentos, parecía tener vida propia. Narran que la extraña faz que colgada de la nuca del pobre Edward aparentaba más edad, que no podía comer, pero que sí la vieron reír y hasta llorar y, aunque nunca se la oyó hablar en voz alta, el desdichado Edward juraba no poder dormir presa de los susurros aberrantes que le profería su condenado rostro parásito al que hacía referencia en femenino como su gemela diabólica:
“Que nunca duerme, pero que me habla de tales cosas de las que solo se oyen en el infierno. La imaginación no puede concebir las tentaciones espantosas en las que me envuelve. Por alguna imperdonable maldad de mis antepasados estoy cosido a este demonio-porque estoy seguro que es un demonio-. Yo ruego y suplico para que lo eliminéis del mundo aunque yo muera” (Cartas de Mordrake).



Edward suplicó a sus padres que buscasen remedio en la medicina. Estaba dispuesto a enfrentarse con su muerte antes de seguir un día más conviviendo con aquella pesadilla colgada de su cabeza. Sus padres hablaron con los doctores Manvers y Bridgewater, que al unísono desestimaron la cirugía, sabedores de que el proceso quirúrgico acabaría con la vida del muchacho. La decisión estaba tomada. Ambos padres le comunicaron a Edward que no se arriesgarían a poner su vida en juego sin ninguna garantía de éxito.
Tras conocer que debería vivir con su diabólica gemela a cuestas toda la vida, decidió poner fin de inmediato a su tormento y, según apuntan unas versiones envenenándose o como citan otros pegándole un tiro entre los ojos a su gemela diabólica, el desdichado de Edward Mordrake acabó con su vida a los 23 años de edad. De esta forma la faz inquieta y diabólica que le susurraba por las noches calló finalmente y el joven Edward al fin pudo descansar en paz.
En una carta dirigida a sus padres dejó escrito como último y póstumo deseo que le arrancarán de su cabeza aquel rostro infernal y que su cuerpo fuese depositado a las afueras del cementerio en tierra baldía, para que nadie nunca pudiese encontrar su cuerpo y perturbar su descanso eterno.


La trágica y triste historia de Edward Mordrake fue argumento musical de Tom Waits “Poor Edward” en su ópera Alice, y también para Erling Wold bajo el título “Mordrake”.
Se me hace desconcertante no hallar ningún escrito sobre hecho tan relevante, máxime teniendo en cuenta – de ser cierta- la posición de nobleza que supuestamente poseían los padres de Edward, dando por hecho que la alta burguesía inglesa, así como los escritores del momento, ante tan dramática historia lo más evidente es que se hubiesen hecho eco de ella.
En cuanto a si es posible nacer y desarrollar un rostro gemelo, la medicina lo afirma con contundencia. A este fenómeno muy poco habitual se lo conoce como Diprosopus o Diprosopia, y es una enfermedad congénita que deriva en una duplicación parcial o total de la cara en la cabeza del individuo afectado. 

PASCUAL PINON

Otro caso popular de dicha afectación lo sufrió Pascual Pinón, sobre el que no me extenderé para contar más adelante su historia, o el más reciente caso de la niña Lali Singh (Saini Sunpura Sohanpur, poblado cerca de Delhi, año 2008), a quién le crecieron dos pares de ojos, dos narices, dos bocas, y que fue vista como la reencarnación de la diosa Durga poseedora de tres ojos.
La historia de Edward Mordrake, sea leyenda o realidad edulcorada por tradición oral y el paso del tiempo, de lo que no cabe duda es que narra una historia de brutal dramatismo y aún más trágico destino en el que su protagonista, no pudo disfrutar nunca de su propia soledad, siempre vigilado por su pérfida gemela diabólica.

Aportes y Datos:
Curiosidadsq
http://www.curiosidadsq.com/2013/01/Edward-Mordrake-dos-rostros.html
Wikipedia
http://es.wikipedia.org/wiki/Edward_Mordake











15 marzo 2014

EUCALIPTO ARCOÍRIS

J.J.D.R.
Y la lluvia cesó. Y el sol se dejó ver entre el roto de una nube filtrando un haz de luz clara y brillante.
Entonces sucedió.
En un comienzo, cuando el eterno cielo que cubre nuestro mundo deseaba colorear la tierra, emergió en el horizonte la geometría diluida en colores suaves a modo de versos recitados con sutil cadencia, que fueron germinando en amarillos, verdes, azules, rojos y violetas… hasta que nuestro mundo fue luminiscente bajo el mayor arcoíris que jamás pigmentó el firmamento.
Pero Gaia, en su osado y grandioso plan arquitectónico- natural, quiso plasmar aquel primer arcoíris perfecto sobre un ser vivo para dejar constancia en la tierra de su gran poder.

HERMOSO EJEMPLAR DE EUCALIPTO ARCOÍRIS (Foto www. medioambiente.org)
Para tan bello homenaje a sí misma, sabedora de su poder universal, eligió el sedoso y elegante tronco de un solitario eucalipto dejando, a una señal mágica de su todopoderoso dedo imperativo, la belleza de un arcoíris tatuado en su cuerpo de madera. 
Desde entonces, en ciertos lugares del mundo, el arcoíris no sólo luce en el firmamento sino que a ras de tierra está grabado de manera indeleble sobre un hermoso ser vivo llamado eucalipto arcoíris.
Este bello ejemplar de Eucalyptus deglupta es la única especie del género eucalipto que crece en el hemisferio norte, siendo sus áreas de distribución el sur de Filipinas, donde se le conoce como bagras, Papúa Nueva Guinea, llamado kamarere, y conocido como leda en Sulawesi territorio de los singulares Tana toraja de Indonesia.
De todos los eucaliptos, el arcoíris posee la corteza más delgada y por lo tanto la más sensible, por ello el fuego es su mayor enemigo.

Foto www.caminoverde.com.ouy
Su hoja es perenne y crecen hasta los 12 centímetros. No tolera la sombra y se deleita bronceándose con los rayos del sol, creciendo tan veloz que hay ejemplares que han logrado alturas de 50 metros en tan sólo dos décadas. Su hermoso tatuaje es debido al oscurecimiento del verde interior del tronco al mudar su corteza anualmente apareciendo con la edad todo tipo de tonalidades que abarcan una amplia gama de colores como el púrpura, el granate, azules, amarillos, naranjas o rosas. Su bella estampa lo ha llevado a situarse entre los árboles más considerados en jardines botánicos.



Su acelerado crecimiento lo expone a ser muy preciado para la producción de papel. Como no podía ser de otra manera, terminamos siendo nosotros los humanos y no el fuego, quienes nos atribuyamos el merito de ser su peor pesadilla.

Gaia cerró sus ojos y soñó un aro iris en su mente. Cuando los abrió de nuevo, contempló orgullosa su obra y dejó que el pequeño colibrí que le sirvió de pincel, revolotease agitando sus alas un millón de veces junto a tan hermoso árbol antes de regresar a su lugar de origen.

Aportes y Datos:
Medioambienteorg
http://www.medioambiente.org/2012/03/eucalipto-arcoiris-el-arbol-mas.html
Verdeden
http://www.verdeden.com/PLOG/

10 marzo 2014

EL BOSQUE DE PIEDRA DE SHILIN YI

J.J.D.R.
Parte en dos el horizonte un paisaje de grises y extrañas formaciones rocosas. Como afilados dientes de una enorme boca posada en la tierra, moles pétreas en su migración al cielo, componen una de las formaciones más curiosas de nuestro planeta, el conocido como “bosque de piedra”.

BOSQUE DE PIEDRA (Foto www.pinterest.com)
Tan singular formación natural está ubicada en el condado autónomo de Shilin Yin en la provincia de Yunnan a unos 120 kilómetros de su capital provincial Kunming en la zona meridional de la Republica Popular de China.

Foto one-vibration.com
El bosque de piedra de Shilin se formó hace alrededor de 280 millones de años.  Estas formaciones son denominadas Kársticas, y se producen por la meteorización química de rocas con grandes cantidades de minerales solubles. La acción constante del agua, tanto subterránea como superficial, unida a los movimientos sísmicos y la erosión del viento, actuaron sobre la piedra caliza de Shilin Yin decorando la región con mayúsculos pináculos de piedra que se aprietan unos con otros y parecen conformar un espeso bosque.


Tanto el bosque de piedra de Shilin Yi como la pequeña aldea cercana de Suogeyi son lugares protegidos y pertenecen a la afamada lista de la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.
Son en total 350 kilómetros de gran belleza que pueden ser visitados siguiendo los cientos de senderos que discurren por el territorio. La zona está dividida en siete áreas compuestas por los bosques de piedra mayor y menor, el bosque de piedra Naigu, lago Chang (Largo), lago Yue (Lago de la luna), la cueva de Zhiyum, y las cascadas Dadie y la cueva Qifeng.
A lo largo de paraje tan dinámico, los saltos de agua, las simas naturales y una gran cantidad de cuevas y cataratas, sorprenden al viajero que se adentra en el bosque de piedra.

Foto es. wikipedia.org
El lugar es un reclamo turístico de gran interés y es visitado anualmente por gran cantidad de gente que llega a colapsar los principales senderos con una auténtica marea humana.


Por doquier, el verde vegetal de la floresta junto al ocre y gris de la roca, cual óleos imperfectos, son mezclados por Gaia en su paleta natural con gran harmonía y riqueza estética, dibujando sobre la retorcida piel asiática un abrupto e impecable lienzo de incalculable belleza.

Aportes y Datos:
Wikipedia
http://es.wikipedia.org/wiki/Karst_de_Shilin
Veo Verde
http://www.veoverde.com/2013/01/shilin-un-magico-bosque-de-piedra-en-china/


05 marzo 2014

LAS ESFERAS DE MOERAKI

J.J.D.R.
Sobre la arena de la playa de Koekohe en Moeraki al norte de Dunedin (Nueva Zelanda), enormes esferas aparecen varadas mientras otras se pueden ver emergiendo de los acantilados como huevos recién paridos por la propia montaña.
Moeraki significa día de sueño, y, como en un sueño, contemplando tan enigmáticas esferas, podríamos pensar que al despertarnos lo hubiésemos hecho en pleno jurásico y estuviésemos contemplando los huevos de los extintos dinosaurios.
Esferas rocosas hay de diferentes tamaños habiéndose hallado desde minúsculas formaciones hasta las más llamativas que pueden alcanzar 2,2 metros de diámetro y un peso de siete toneladas.

ESFERAS DE MOERAKI (Foto www.vistalamar.es)
Sobre su origen se ha especulado mucho. No es para menos, pues observando su perfecta geometría esférica, sería lógico pensar que fueron talladas a propósito, aunque para la ciencia geológica no son más que formaciones naturales de caprichosa geometría.
De hecho los estudios realizados sobre las rocas sitúan la fecha de la formación de las esferas más grandes en el Pleistoceno, unos cuatro o cinco millones de años atrás en el tiempo. Los estudios realizados detallan que su formación tuvo como origen el lecho marino cercano a la superficie, habiéndose comprobando al analizar el contenido del hierro, magnesio, y los isótopos estables de oxígeno y carbono que contienen las propias rocas. En cuanto a la forma esférica de las piedras, los especialistas determinan que es producto del rozamiento constante de la roca con la arena y el insistente modelado producido por el azote del viento.

Foto fini.lacoktelera.net
El interior de las esferas es hueco y hay numerosas formaciones que aparecen en la playa partidas por la mitad como palpable muestra de hasta qué punto se ha llegado a especular con qué habría dentro de sus redondos estómagos de piedra. Cuando fueron partidas, se pudo comprobar que su interior estaba compuesto de cieno y barro cimentado con una capa de calcita magnética, lo que corroboró las historias que contaban que las piedras poseían la rara facultad de imantar ciertos objetos metálicos.

MUCHAS HAN SIDO ABIERTAS PARA VER SU INTERIOR
La mayoría de las esferas muestran en su parte exterior grietas o surcos denominados “septaria” vistiendo la superficie de la roca de extrañas marcas lineales.
Los maoríes las consideran piedras sagradas y son parte importante de su panteón de ilustres leyendas. La primera persona de la que se tiene constancia que escribió y detalló la existencia de las esferas de Moeraki fue el prestigioso geólogo, médico y paleontólogo Walter Baldock Durrant Mantell, quien se quedó asombrado por tan llamativas formaciones y le dedicó numeroso dibujos en sus cuadernos de nota cuando viajó por toda la costa neozelandesa.


En la actualidad las esferas están protegidas al hallarse dentro de una reserva natural alejando cualquier posibilidad de que algún desaprensivo las pueda destruir impunemente. Algunas rocas permanecen cautivas presas de las fauces de los farallones costeros, y muestran su prominente panza al sol y al desafiante vacio.
Es curioso averiguar qué, esferas como las que se encuentran en las playas de Moeraki, o muy similares en forma y geometría, se han encontrado en un buen número de lugares del globo terráqueo. Bien conocidas y estudiadas son las esferas de Costa Rica, que aunque en éste caso concreto, con total seguridad son de confección humana pese a no conocerse su antigüedad ni quién las produjo, su parecido con las piedras de Moeraki parece ir más allá de una casual coincidencia. También son muy llamativas las esferas encontradas en Zavidovici (Bosnia) o lugares tan distantes como China, Brasil, México o Venezuela, donde la presencia de esferas de piedra es bien conocida desde muy antiguo por sus pobladores.


Sea por conjunción cósmica, capricho natural o deseo humano, lo que nadie puede negar es la atracción enigmática y misteriosa que ejerce la visión de dichas formaciones geométricas en lugares tan dispares como playas, acantilados, crestas montañosas o senderos de verde floresta. Sea por emanación divina, por puro moldeado de la Pachamama, o bien por el culto a las esferas que cada noche iluminan nuestro panteón celeste; las piedras de Moeraki, como sus coetáneas esferas del mundo, son enigma e icono de la belleza oculta que encierra Gaia.

Aportes y Datos:
Wikipedia
http://en.wikipedia.org/wiki/Moeraki_Boulders
Carlos Mesa
http://www.carlosmesa.com/esferas-de-piedra/